martes, 9 de noviembre de 2010

En estado de mega tontería



Dice el filósofo de la belleza y de la moda Gilles Lipovestsky en una entrevista que le hace Elena Pita para el Magazine que lo viejo será obsceno, que vamos hacia una sociedad donde se ocultarán los síntomas de vejez…

Habla el filósofo de hipermodernismo… hiper como sinónimo de exceso…

Efectivamente, hasta ahora hemos sido sumergidos en el hipercrédito, hiperconsumo, hipertrabajo, hipercorrupción, hiperparo, hiperhipocresía, hiperpijismo, hipergilipóllas…

Como las crisis del capitalismo son cíclicas… esta burbuja de hiper… ha explosionado…

A los que nos han tirado en marcha del tren del hiper… algunos, yo al menos, no queremos volver a subirnos…

Dice el filósofo (menos mal que estoy seguro de su falta de perspectiva) [que el futuro será capitalista, técnico, mediático, consumista e individualista… y que no existe contramodelo.]

En parte coincido con él… pero solo en parte.

Coincido en que hasta ahora hemos vivido en el placer de la novedad, el frenesí del instante… en el poder de la seducción… La felicidad de la sensación instantánea y de la juventud como valor universal…

Y olvidamos, tratando de dejar atrás que la vejez es un valor en sí y por sí mismo, que es la prueba palpable de que has llegado y has acumulado sabiduría y experiencia…

¿Hay que quemar las obras centenarias y milenarias que nos han legado los antepasados por viejas y caducas?

Si sólo lo joven es meritorio… para qué construir cosas perdurables…

¿Vamos a construir nuestro futuro con enseres IKEA… que no soportan un traslado?

¿No es esto mismo una enorme burbuja?

Yo tengo mi futuro… si es necesario lo construiré con el concurso del que me siga y tampoco quiera volver a subir al tren del que nos han tirado en marcha…

No quiero volver a vivir ese sin vivir, sometido a los hipercréditos, hiperconsumos, hipertrabajos, hiperestress y demás hiper…

Grito mi ansia de LIBERTAD como yo la entiendo...

La libertad es ser quien soy, y no lo que los demás esperan que sea.

Seré libre siempre

Incluye mi libertad el decidir dónde quiero estar en cada momento.

Libertad es pensar lo que pienso y no necesariamente lo que debería sentir lo que otros hubieran sentido, o lo que esperan que yo sienta.

La Libertad es correr los riesgos que yo decida correr, siempre y cuando este dispuesto a afrontar por mi mismo los costos de dicho riesgo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *