martes, 15 de febrero de 2011

Timeless (los sin tiempo)… de los trabajadores por cuenta propia, (autónomos)

foto: Erik Johansson http://www.alltelleringet.com/


Timeless (los sin tiempo)… de los trabajadores por cuenta propia, (autónomos)
En este caso se juntan todos los males, pero auto mal gestionados…
Nuestro autónomo a modo de agenda, suele tener un billetero atestado de notas y pequeños recortes de papel (que solo él entiende) pero que le sirven de manera fiel y efectiva…
Si se dedica a las reformas, portará un dietario que le vale para todo, se cae de viejo y sobado, pero es su tesoro, a las 200 páginas le ha incrementado múltiples copias y documentos varios imprescindibles para su gestión…En estos últimos tiempos tiene un teléfono móvil que le une a su universo, siempre en la oreja, incluso cuando micciona…
Tampoco tiene tiempo…
Sólo te atiende si le engañas y le dices que le vas a hablar de un negocio, es cuando aprovechas para contarle lo que pretendías, claro que también deberá de ser entre llamada y llamada… su despacho el bar, no por borracho sino como sede social…allí abre y cierra negocio, contrata personal y planifica su vida…
Solo va a su casa a dormir, lleno de problemas y papeles y ciertamente convencido de que todo el universo se ha confabulado para joderlo…
Si es un modesto comerciante, según que actividad sea tiene su particular purgatorio…
Hostelero, generalmente un horario atroz, vive como el comerciante de, para y por el negocio… ¿Es por el mantener el nivel social? No lo creo, ¿por la familia? No lo creo tampoco… mi opinión es que ha entrado en una dinámica infernal de la que hay que tener mucha decisión y desesperación para salir de ella, es como si le hubiesen montado en una bicicleta, le hubieran atado los pies a los pedales y empujado en la marcha, de modo que si deja de pedalear se cae y se parte la cabeza…
Lo mismo que el ejecutivo anterior, sus ganancias no las disfruta… y la misma pregunta ¿Las disfrutará? ¿Sabrá hacerlo?
Una cosa queda clara, son como cajeros automáticos para toda la sociedad, bancos, municipios, comunidades, estado… las reglas a las que está sometido son múltiples y asfixiantes…
No tienen tiempo para nada… ni siquiera para agruparse y manifestarse en reivindicaciones propias a sus intereses, protestan de manera áspera –pero siempre en privado- pues su tiempo no les permite distraerse en otras ocupaciones…
Yo los califico de trabajadores por cuenta propia –pero algunos se han creído la milonga de que son empresarios- lo que les lleva a otro error de importancia suma. Se dicen de derechas muchos de ellos por ser empresarios… es decir han perdido o no han tenido nunca conciencia de clase, con lo que se dá la paradoja de ser victimarios de ellos mismos, -como ellos dicen a menudo, yo me exploto a mi mismo, no tengo jefe- como si eso fuera algo importante y digno de tener en cuenta… hasta que se aperciben con el tiempo que los han engañado…
Ahora tímidamente quieren tener derecho a un subsidio de paro, bien, legítimo si cotizan para ello, pero esa es la paradoja, no se puede ser un desempleado siendo empresario, pues un empresario siempre lo es, tiene actividad o no tiene actividad, pero no está en situación de desempleo.
Retorciendo el lenguaje, los llaman con muy mala intención: “emprendedores”. ¿Por qué ocultar que sean TRABAJADORES, aunque sea por cuenta propia? ¿Es que al emplear una palabra lejana al obrerismo tratan de que no adquieran conciencia social de clase?
Muchos de éstos autónomos –a los que en su momento les fue bien el negocio- se metieron en una segunda vivienda en la sierra, lo mismo que el ejecutivo- Con lo que se pasan el tiempo que le pueden robar a su ocupación principal viajando a la sierra y realizando arreglos a la casa, que habiendo estado a merced de las inclemencias del tiempo atmosférico y obrado la naturaleza en consecuencia, las manualidades nunca le faltan, hasta que termina el fin de semana libre y retornan a su particular purgatorio…
Los habituales vecinos de la sierra –me refiero a los que viven allí de manera permanente- ya saben el protocolo, se comportan como un ejército de ocupación: asalto uniformado de seres armados de pala, rastrillo, segadoras… ellos e insecticidas varios ellas.
Exterminan todo lo que se suponen que aman, es decir la naturaleza…
Pues naturaleza son los pajarillos, las avispas, las feraces plantas silvestres… los simpáticos ratoncillos de campo, las caseras salamandras, los peligrosos escorpiones…
Se quejan de no poder dormir en el amanecer por el estruendo de los pájaros…
Me acuerdo de una deliciosa película española que vi hace muchos años, que si podéis ver os la aconsejo vivamente, nada tiene que ver con la actualidad,-por lo menos la que yo percibo, han entrado en liza los políticos y sus políticas, el mundo globalizado no es el mismo y en cierta forma esta simpática película resulta algo antigua… claro que hablo desde la distancia en el tiempo, pues me gustaría volver a verla- os pego una sinopsis antes de los enlaces:
TÍTULO ORIGINAL Las verdes praderas
AÑO
1979
DURACIÓN
89 min.
PAÍS
[España]
DIRECTOR José Luis Garci
GUIÓN José Luis Garci & José María González Sinde
MÚSICA Ludwig Van Beethoven
FOTOGRAFÍA Fernando Arribas
REPARTO María Casanova, Irene Gutiérrez Caba, Alfredo Landa, Carlos Larrañaga, Ángel Picazo, Cecilia Roth
PRODUCTORA José Luis Tafur P.C.
GÉNERO Drama. Comedia
SINOPSIS José, un ejecutivo de origen humilde, ha alcanzado el éxito dentro de la empresa de publicidad para la que trabaja, gracias a su talento innato para encontrar la frase exacta. Es el paradigma del hombre que se ha hecho a sí mismo y ha convertido en realidad sus sueños de niño: un chalet en la sierra, un coche de lujo... Sin embargo, un fin de semana, en el que esperaba disfrutar de su chalet de la sierra, se convierte en una sucesión de problemas y quebraderos de cabeza que no lo dejan descansar ni un momento. Entonces empieza a cuestionarse su vida y a preguntarse si verdaderamente coincide con sus sueños. (FILMAFFINITY)
En el próximo post sigo con los Timeless de un escalón más bajo en la pirámide patria, los simples obreros…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *