domingo, 25 de diciembre de 2011

La búsqueda de la felicidad


La búsqueda de la felicidad, de la armonía con el entorno y con uno mismo, a veces depende solo de un pequeño y nimio detalle.
He descubierto por un detalle nimio lo que me estaba distorsionando la vida…
Ello me ha llevado a reflexionar y dar con las claves tantas veces perseguidas y no encontradas, aunque estaban delante de mis ojos sin verlas…
El  elemento catalizador ha sido una llave con su cerradura, una simple cerradura de 130 € era el elemento que me faltaba para sentirme bien.

Todo son sensaciones y reacciones bioquímicas.
Uno es libre si se siente libre…
Da igual el estatus social que tengas, el dinero que poseas…
Si estás solo o acompañado, eres o estás como te sientes, como percibas tu estado…
De esto deducimos que es importantísimo el buscar el equilibrio y la armonía con uno mismo.
Control.
Ese es el secreto de todo sentimiento…
Si ejerces el control, si puedes ejercerlo o si al menos lo puedes intentar, en esa medida reforzaras el sentimiento
Una puerta con cerradura controlada por ti…
Un coche aunque tampoco sea tuyo, si lo manejas o lo controlas lo sentirás como si lo poseyeras…
Una vida compartida sin preponderancia de nadie sobre nadie, es equilibrio y control…
Control sobre tu dieta y rutinas…
Control sobre tus posesiones ajustadas a lo que uses y necesites, consiguientemente que sea justificada su posesión… Aquí el minimalismo te va a ayudar grandemente.

Desapego.
Aunque parezca un sentimiento egoísta, no lo es, es pura supervivencia…
Sin el desapego no podremos tener el control sobre casi nada…
El desapego junto a su necesario compañero el apego, forman la pareja que nos dará el equilibrio…

Usando herramientas de productividad
Podemos usar las herramientas de productividad para nuestro propósito, como todo tiene varias utilidades y usos y las herramientas de productividad también.
En una hoja de papel o en el soporte que nos guste, escribamos nuestros propósitos más inmediatos a corto plazo…
Pasado el plazo de ejecución miremos lo logrado, no analicemos las consecuencias, lo logrado (poco o nada), analicemos las causas que nos lo han impedido…
Esto nos dará una idea muy clara de lo que nos lo ha impedido, analicemos si con el desapego lo habríamos evitado.
¿Usando el desapego a “esa” circunstancia habríamos conseguido nuestro propósito?
¿Te marcan la agenda, o la marcas tú?

2 comentarios:

  1. "Uno es libre si se siente libre…"
    ¡Cuánta razón tienes! El cuerpo puede estar limitado por la enfermedad e incluso recluido en una cárcel, pero nada ni nadie puede ponerle cerco a la mente.

    Un saludo y feliz año nuevo.

    ResponderEliminar
  2. Un saludo de buenos deseos también para tí...
    Dicen los versados en el tema, que se podría salir del cuerpo, lo que sería la libertad total el poder hacerlo a voluntad...
    Desde mi poca formación, pero mucha experiencia he aprendido lo que siempre afirmo, nada es aprendido por otros, solo es experiencia propia...Claro que me ayudais bastánte a compreder mis sensaciones y poder diagnosticarlas, es por lo que soy feliz de haberos conocido, a tí en tu magnifico blog Minimo desde donde compruebo mis experiencias y les puedo poner nombre: ver http://www.minimoblog.com/
    Lo dicho un Feliz 2012.

    ResponderEliminar

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *