viernes, 6 de enero de 2012

Cuestiones que a nadie le preocupa


Me ronda la cabeza varias cuestiones todas relacionadas entre sí…
Se agolpan queriendo salir, creándose un “cuello de botella” que me produce una ralentización en la plasmación de mis pensamientos por escrito (tendré que usar herramientas de productividad, me digo a mi mismo).

La crisis y sus efectos colaterales.
Como ya comenté en anteriores intervenciones (el día de la marmota y otras…) nuestro egoísmo personal nos lleva a preocuparnos u ocuparnos de nuestros intereses y los de los demás si ello presupone que nos beneficia…

Lo mismo que cuando sufría mis EREs me encontraba solo con mis compañeros (y no todos) ahora la crisis de los recortes a quien más preocupa es a los “recortados”…

Lo mismo podría decir de los efectos colaterales en las relaciones de pareja que tiene la ley de igualdad con la supresión de presunción de inocencia del hombre… (Que solo les preocupa a los hombres en un proceso de divorcio o de separación…)

Lo mismo digo de los artesanos que se encuentran desarmados con la competencia desleal del mercado de artículos importados de países como China, India etcétera…

Lo mismo que ahora nos preocupamos de los alquileres altos o imposibles y de las hipotecas que no se pueden pagar… (Sin acordarnos que fuimos colaboradores necesarios en ello).

Lo mismo que hasta ahora no se preocupan (nadie) de la demografía, devastada por el aborto, la no protección a la familia… sin caer en la cuenta que es la población la que conforma una sociedad, una nación y por lo tanto un estado…

Si nuestros jóvenes se ven desmotivados por leyes injustas, no equitativas entre las parejas…

Si no tienen trabajo estable y suficientemente remunerado para formar una unidad familiar…

Si no pueden disponer de una vivienda…

¿Cómo piensan los gobernantes que se puede salir para delante como sociedad – nación?

Si las referencias que disponen es que después de 45 años de obligada cotización ven peligrar su jubilación por una sociedad improductiva…

Si las referencias de que disponen, es que si eres un señor importante, hagas los delitos que hagas, solo te harán un juicio mediático y no devuelves lo sustraído de manera artera…

¿Cómo le metemos mano a todo esto?

Todos estos temas son transversales, les afecta a casi todo el mundo, cierto que unas cosas a unos más que a otros… como siempre los más débiles  tienen menos resortes…

Puedo afirmar, que para muchos, ya ha dejado de ser un  problema de derechas e izquierdas…

La corrupción, los mandatos no legitimados ni contrastados internamente (cosa de todos igualmente) son temas recurrentes pero no solucionados y des motivante…

No obstante me sorprende la cantidad de grupos altamente ideologizados que dicen disponer de recetas no contrastadas en muchos casos y en otros claramente contrastadas y rechazables por lo tanto dado el resultado obtenido…

La gran familia que es la nación común tiene los mismos problemas que los que apunté con mi parábola de nación familia y compromiso humano, y las soluciones son muchas veces traumáticas forzosamente…

Luego está la opinión de quien la aplica y de quién es el aplicado…
Pero siempre será traumática…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *