domingo, 8 de enero de 2012

El libro rojo del trabajador con contrato basura

Hola amigo, si eres un veterano del mundo del trabajo quizás debas pasar al apartado específico del veterano, pues esta parte la quiero dedicar al novicio, que fijo es el que va a "disfrutar" del contrato "basura", aunque quizás no esté mal que leas esto para corregir errores cometidos.

Como decía: ¡Hola amigo!... ya has terminado los estudios, pocos o muchos, fáciles o difíciles pero de todas formas con mucho esfuerzo y sacrificio.
Te encuentras con los "papeles" en la mano y la sensación de que empiezas una etapa muy esperada, aunque ya estás algo mosqueado pues tus amigos que se anticiparon te habrán contado algo y no sabes si creértelo.

Es hora de poner en práctica  lo que ya aprendiste en sociales con los curriculum vitae (Cosa que de nada vale como mas adelante te darás cuenta).
Se que esperas encontrar un sitio donde poder desarrollar lo aprendido, que en un corto espacio de tiempo ganarás fama y dinero, que por fin te podrás ir de casa o por lo menos tener un piso donde ir con las "pivitas" y los amigos sin el coñazo de los padres que aunque te quieren mucho son un "peñazo".
Por fin  dirás "abur" a los deberes y las tareas y podrás dedicarte bastante tiempo a lo que de verdad te gusta, (por que vosotros al contrario de lo que los viejos creen, si sabéis lo que os gusta y queréis).

Os ponéis a la tarea de rellenar el curriculum vitae con todo cuidado, resaltando todo lo que  creéis que le va a ser de utilidad al empleador (como lo llaman al empresario ahora) esperando que las faltas no sean tenidas en cuenta, y os disponéis a fotocopiarlo y repartirlo como si fuera propaganda de buzoneo (error gordo como mas adelante se demostrará).

Si eres titulado, esperarás encontrar algo al menos relacionado con tus títulos puesto que para eso te has preparado.
Sabes que en el mundo tienes que tener dinero para vivir bien...
...Y es a ello a lo que aspiras.

Si no eres titulado, sabes que lo tienes más difícil y ya vas con la moral mas baja...

Si no te he perdido la pista amigo Paco ya vas por los "tropecientos" curriculum vitae repartidos y te han recibido de todas las maneras, aunque todas te han dejado un mal sabor de boca.

Por fin un día recibes noticias de que se han informado en tu escuela y que pases por una empresa para entregar tu curriculum vitae, (para tu sorpresa en esa empresa ya dejaste tu curriculum y no te llamaron) sin embargo tomas de la mesa de tu cuarto la carpeta que contiene unas docenas de curriculum que te sobraron de la última campaña, y te encaminas a esa empresa con un ejemplar en la carpeta de gomas que todo aspirante que se precie porta en el sobaco.

Ya te veo como entras en el polígono industrial entre una multitud de vehículos, todos con una actividad febril y dando la sensación de que descargan bultos de heroína u otra droga ilegal (por lo clandestino de los movimientos).

Tienes un sabor raro en la boca cuando aprietas el timbre y esperas que te reciban...

No se abre la puerta, por el contrario permanece  cerrada  mientras una cara asoma por un ventana con mirada temerosa.
Una vez que se cerciora de quien eres y que quieres, saldrá a recibirte
Mientras esperabas, has observado como en la empresa anexa las visitas que iban a descargar, llamaban con una contraseña a la cancela o portón metálico, (en todo el polígono, si no es por la presencia de coches aparcados, parecería a algunas horas desierto).

Ya nuestro héroe ha sido aceptado por el "empleador" y le han citado para el lunes próximo a las siete  quince de la mañana.
En casa todo son parabienes y felicitaciones como si le hubiera tocado la lotería...Parece que aunque el contrato es en formación y por lo tanto muy barato, es ó debe ser motivo de felicitación.

Que amplio es el mundo que se abre ante nuestro personaje, que se siente poseedor de todas las esencias de la sabiduría, aunque alguna incertidumbre le pellizca el estómago.

Ese lunes llegó el primero, tuvo que esperar hasta que vino el que tenía la llaves de la puerta para poder entrar, mientras, habían ido llegando los compañeros con mucho sueño encima y pocas ganas de hablar, al contrario que nuestro amigo que ostentaba una "diarrea verbal".

El encargado le presentó a los que serían sus compañeros en un rápido pase e inmediatamente le asignaron las tareas. 

Continuará…

Siguientes partes:  parte I   parte II  y parte III 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *