domingo, 8 de enero de 2012

El libro rojo del trabajador con contrato basura cont. I

El gigante con los pies de barro

La nave es mediana y desangelada, de suelo de cemento, fue construida para otros cometidos, menos para alojar personas con trabajo sedentario.
Estas pequeñas empresas son los pies de barro del gigante multinacional...
El gigante se homologa a través de las diversas agencias de calidad, mientras que las reparaciones posventa las encarga a subcontratistas tercermundistas que no están homologados ni nada que se le parezca...
Las condiciones en que se trabaja en esas empresillas es como digo tercermundistas en su trato y en sus prestaciones sociales, incluso me atrevo a pensar que respecto a las cuentas con la Hacienda pública son también tercermundistas...

De todas formas nuestro amigo Paco no se da cuenta de esto, puesto que es su primer contacto con el mundo real del trabajo...
Comienza con la reparación de un equipo de una multinacional de las que es subcontratista su empresilla...
Se siente muy bien y muy importante con esta tarea...
El lugar no es (y de eso si se da cuenta desde el principio) muy cómodo, es verano y el calor es agobiante, pero como no tiene referencias no puede comparar y se cree que todo es igual en todas partes...

Cuando termina la jornada, se va a casa donde cuenta sus experiencias y el calor incómodo que pasa, donde recibe de su padre una "batallita" sobre lo mal que lo ha pasado y ha tenido que aguantar él...

Se suceden las jornadas una tras otra, con un salario ridículo, unas condiciones malas y unos "encargados" catetos integrales...

En esta situación permanecen hasta que un día les reúnen para comentarles que se va a producir la llegada de empleados de la multinacional que vienen para quedarse con ellos...

Hoy se siente bastante mal, pues ha tenido una diarrea...
Dejan de beber el agua del grifo y están con las botellas compradas a precio de estraperlo en el bar...
En la reunión les animan a confraternizar con los empleados de la multinacional...

El desembarco
Hoy han llegado los empleados que nos dijeron...
Son gente vieja, salvo  algunos, aunque todos son de bastante mas edad que nosotros, han ido llegando junto con sus bancos de trabajo y herramientas, algunos son muy diligentes, pero en cambio alguno de ellos parece que porta un cabreo bastante gordo, éste tiene una cara con un gesto duro y no está nada contento con sus jefes, siempre tiene una frase en la boca que suelta constantemente:-¡Esto es un calvario!, por lo que a partir de ahora le llamaré Kalvario...

Verdaderamente me encanta que estén aquí estos de la multinacional, pues tendré la oportunidad de aprender algunas cosas y quizás sirva para salir del tedio que me producen mis compañeros, que me han defraudado en toda la extensión de la palabra, pues parece que han juntado a todos los "moñas" del instituto y me los han puesto a lado...
Además como los de la multinacional tienen sindicatos a lo mejor incluso ganamos algo...

Los empleados de la multinacional han celebrado una asamblea para protestar por las condiciones ambientales en la que se han visto obligados a estar, (que son las mismas que llevamos nosotros aguantando meses) pues parecen que son muy distintas a las que ellos han disfrutado hasta ahora...

Han protestado por el agua que tienen que beber como nosotros del grifo situado en el servicio, han conseguido que el jefe les provea de agua embotellada que uno de los diligentes de sus compañeros va a buscar a un hipermercado.

Ya hemos ganado algo, pues nosotros ya no compramos agua y nos surtimos de la de ellos...

Esto dura poco, pues el rácano del encargadillo de ellos se ha molestado y exige que nosotros compremos también agua, quedando nuestros jefes en compartir los gastos alternando la compra de agua unas veces uno y otra veces otros.
También hemos dejado de barrer nosotros la nave...ahora viene una señora dos veces a la semana y pasa la escoba, por cierto que me ha llamado la atención la acción de Kalvario, que al ver que uno de sus diligentes compañeros ha intentado barrer, le ha prometido meterle la escoba por la nuca si le veía hacerlo...

Cada vez me parece más interesante este Kalvario...

Ha pasado bastante tiempo y la tónica se mantiene...

Kalvario sigue protestando y nosotros iniciamos un acercamiento a tan típico personaje...

Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *