jueves, 5 de abril de 2012

Necesitamos una revolución ética.


Hoy  traigo una noticia de un desistimiento en la lucha por vivir que es el suicidio de un anciano al que le habían fallado todos los pilares…

Ha tomado la salida menos idónea, pero realmente intuyo que aunque en su carta acusa a una sociedad, realmente lo que ha causado el drama es el fallo en su propia vida…

Sabemos por la noticia de prensa que había vendido la farmacia que regentaba en 1994, vivía de una pensión que él mismo había pagado "sin ninguna ayuda del Estado".

Es decir que su digna pensión –en propias palabras- la recibía de un plan de pensiones, de unos fondos de inversión que se han ido a la mierda con la crisis…

Es decir que especulaba con  unos valores en bolsa para obtener una renta que le sirviera de pensión…

Podemos decir que  era una persona culta, de posición desahogada en su vida a la que le han fallado sus previsiones y creencias, de ahí la salida traumática.

La población de nuestra nación hecha de menos medidas repetidamente exigidas desde el 15M como el que se pidan responsabilidades penales contra los gestores que han llevado y lleven a la sociedad al caos y la miseria…

Igualmente desea que la historia les guarde amargo recuerdo de sus gestiones, en vez de permitir que se acojan a puestos en consejos de dirección de grandes corporaciones…

Desean romper con el bucle infernal de la especulación, el caos, y beneficio propio a costa de los demás…

Ya algunos hemos realizado la marxista autocrítica, somos culpables todos de haber permitido con nuestra omisión en la acción contra la corrupción, cuando no la abierta colaboración con ella…

Ya es hora de comenzar una revolución ética….

Comenzando por nosotros mismos y extendiéndola a la sociedad como una marea imparable.

Aquí reproduzco la nota de suicidio del anciano griego, en la que cuenta su verdad…pero creo que no fue sincero consigo mismo ni en el último momento…

"The Tsolakoglou government has annihilated all traces for my survival, which was based on a very dignified pension that I alone paid for 35 years with no help from the state. And since my advanced age does not allow me a way of dynamically reacting (although if a fellow Greek were to grab a Kalashnikov, I would be right behind him), I see no other solution than this dignified end to my life, so I don’t find myself fishing through garbage cans for my sustenance. I believe that young people with no future, will one day take up arms and hang the traitors of this country at Syntagma square, just like the Italians did to Mussolini in 1945"
"El Gobierno de Tsolakoglou ha aniquilado toda posibilidad de supervivencia para mí, que se basaba en una pensión muy digna que yo había pagado por mi cuenta sin ninguna ayuda del Estado durante 35 años. Y dado que mi avanzada edad no me permite reaccionar de otra forma (aunque si un compatriota griego cogiera un kalashnikov, yo le apoyaría) no veo otra solución que poner fin a mi vida de esta forma digna para no tener que terminar hurgando en los contenedores de basura para poder subsistir. Creo que los jóvenes sin futuro cogerán algún día las armas y colgarán boca abajo a los traidores de este país en la plaza Syntagma, como los italianos hicieron con Mussollini en 1945".
…………………………………………………………….
Como enlaces relacionados, sugiero al que se interese por este tema consulte en mi blog las etiquetas minimalismo… además de economía donde reflexiono ante la necesidad de cambiar nuestros hábitos de consumo y de experiencia vital, ver como ejemplo: http://tribunaavalon.blogspot.com.es/search/label/minimalismo y http://tribunaavalon.blogspot.com.es/2011/07/nuestro-paro-actual-es-consecuencia-de.html

2 comentarios:

  1. Como he comentado alguna vez, se hace necesario que cada persona en su vida personal y profesional, actúe con honradez y ética. Es la única manera de prosperar sin explotar.

    Respecto a la profesionalidad, implica saber lo que se hace, conocer tu profesión. O en el caso de este señor, saber qué riesgo corría invirtiendo su dinero: la bolsa no es un juego.

    Esto, por supuesto, no exime a los gestores -no deberían ser más que eso- de su responsabilidad por ser nefastos y reincidentes.

    Un saludo
    Fran

    ResponderEliminar
  2. Estimado Fran, cuando deseo una revolución ética, doy por sentado que la honradez está implícita, no concibo una ética sin honradez.
    De este modo es cuando me encrespo cuando escucho a un conciudadano decir: ¡Que no me pongan donde haya! –dando ha entender que si puede robará- de esa forma no estará legitimado nadie para pedir nada de ética con honradez…

    Lo que exijo claramente y sin negociación, es la penalización real de los corruptos y malversadores públicos, por realizar éstos desde sus posiciones relevantes, pedagogía de la corrupción y la amoralidad civil…

    Gracias por tus auténticas y sinceras aportaciones siempre amigo Fran, un saludo
    Ávalon

    ResponderEliminar

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *