lunes, 21 de mayo de 2012

Ladrones de tiempo II


Continúo con mi artículo anterior…
En mi personal ensayo no me he puesto tareas específicas, solo he adoptado (clonado) la individualidad de una persona, me he puesto a realizar de manera eficiente sus tareas y he observado detenidamente sus métodos…

Posteriormente he podido ejercerlas en su totalidad, he encontrado los fallos, los “robos de tiempo” y el uso erróneo (para este caso) de técnicas de productividad superficialmente usadas.

Como el minero que ha encontrado una veta de oro, me propongo seguir en este nicho hasta agotarlo (si soy capaz)…
Por lo pronto, he sacado algunas conclusiones e iniciativas a seguir.

Las técnicas de productividad las comparo con las dietas alimenticias, son lo mismo, tenemos que comprenderlas, aprenderlas y automatizarlas…

Al principio, mientras no las hemos interiorizado, nos vemos obligados a consultar repetidamente nuestras pautas a seguir, que ingredientes tengo que poner a mi “dieta” de productividad para que resulte equilibrada y efectiva… etcétera.
Pero una vez logrado esto, ya nos es muy fácil, casi diría que imposible actuar de otra forma.


Realizo la fusión entre maestros y sus métodos…
En este caso en concreto he fusionado las técnicas descritas por mis maestros en productividad…
No he tomado solo la de uno, las he fusionado con buenos resultados.
Me he decantado por una fusión entre las listas de tareas y el cuadrante de Ensinhoover.

En un soporte rectangular, he dispuesto una superficie separada en cuatro partes iguales, en una de ellas (superior derecha) coloco en post it  los asuntos que considere prioritarios, los menos prioritarios en el cuadrante inferior derecho, en el cuadrante inferior izquierdo las notas y avisos comunes y finalmente en el cuadrante superior izquierdo las no importantes ni prioritarias pero a tener en cuenta…

Las notas en papeles autoadhesivos tienen la ventaja de poderse cambiar de posición a voluntad en cualquier cuadrante que se vea necesario, pasando de irrelevante a relevante con un simple gesto.

La visualización constante de las notas, de su número en un cuadrante nos avisa de dónde se está produciendo el tapón en nuestra productividad…
Este cuadro se revisa diariamente al empezar la jornada reponiendo las notas en el cuadrante adecuado para ese día.

Una persona deberá ejercer la actividad adicional de animadora, facilitadora, ¿? Recordando o ayudando a las tareas pendientes…

El ambiente productivo es fundamental…
En el laboratorio que he escogido para el experimento, el ambiente productivo es el menos idóneo… de ahí el reto.
He tenido que desaprender lo aprendido en mis tiempos fabriles, donde el ambiente estaba diseñado al 100% para la productividad máxima.
En el objeto de laboratorio (en adelante lo nombraré como: Fénix), es todo lo contrario, todo te hace ir hacia la procastrinación más absoluta… 

Fénix está formado por pocas personas, (muy entregadas al negocio) lo que es muy bueno, pues si al ambiente le sumáramos una desmotivación personal, el fracaso es inmediato.
Ambiente agradable debido al personal, en contacto directo con los clientes, tiene un volumen de trabajo constante y enorme en variedad y calidad…
Hasta aquí mi referencia directa a Fénix, no seguiré con él puesto que se ha convertido en sujeto primordial de la acción de productividad con el objetivo final de obtener rendimientos y plusvalías no solo materiales, sino en salud también.

Solo las conclusiones serán achacables al experimento Fénix.

Identificando a los “ladrones de tiempo”.
Los he encontrado en todas partes, de todas las formas y de todas las maneras…
Incluso dentro de mí mismo tengo comportamientos en esa línea.

La lista podría ser:
·        Gente que se equivoca de actividad e irrumpe en el entorno distrayéndote de la tarea…
·        Agentes comerciales con su horario a su conveniencia…
·        Personas de plantilla o vecindad desorientados en petición de ayuda…
·        Multitud de tareas pendientes…y no sabes por cual empezar.
·        Actitudes no empáticas que te desmotivan.

Realizaremos la clasificación de los ladrones de tiempo (LT)…
Una vez conseguido su identificación  y catalogación, dispondremos si podemos de filtros para aislar a estos LT, de lo contrario los sumaremos como actividad normal y lo tendremos en cuenta cara a  los costes…


Parcelar tareas en trozos realizables…
Si no sabemos por donde empezar, lo primero será parcelar las tareas en trozos más pequeños pero que sean efectivamente realizables, esto nos incentivará a seguir con las siguientes hasta la totalidad.
Como las prioridades son muchas, dispondremos de varias alternativas al mismo tiempo, pues si por circunstancia equis no podemos hacer una, disponemos de otras a la que dedicarnos, de ahí el tener que dejarlas en un punto fácil de proseguir.

Nunca dejaremos tareas inconclusas, o las dejaremos al menos en un punto fácil de proseguir en el proceso iniciado desde el punto en que las dejamos…

Haremos cada cosa en su momento y en su tiempo, sin anticiparnos, pues “robaremos” tiempo a otras actividades pendientes…

Haremos, facilitaremos y nos esforzaremos en una cosa para cada sitio y un sitio para cada cosa…
Nos esforzaremos o dispondremos de uno para dejarlo solo provisionalmente mientras solucionamos la prioridad inmediata.

Algo debemos no perder nunca de vista: “Es un esfuerzo ingente y que nunca parece acabar” no por ello deberemos flaquear en nuestro ánimo, nosotros podemos y lo vamos a realizar.

Todo colectivo humano es único, como las personas somos individuos únicos y no podemos nada más que aplicarnos cosas generales…

Necesitamos una atención personalizada en nuestros problemas de productividad, dada nuestra individualidad, no puede ser de otra forma.

Deberemos analizarnos y encontrar el método, o la fusión de ellos que más nos convengan…

Toda unidad forma parte de una cadena, no se puede romper por ningún sitio, todos somos imprescindibles para el objetivo común.

Más adelante ya retomaré el tema cuando tenga resultados más significativos, de momento espero haber cumplido con vuestras sugerencias en los comentarios habidos, que os agradezco vivamente…

Maestros inspiradores:

2 comentarios:

  1. Hola Avalon, muchas gracias por incluir Mínimo en la lista :)

    ResponderEliminar
  2. No las merece, en todo caso es a tí a quien hay que darselas, tus aportaciones forman parte de mi bagaje de conocimientos, que aunque ya mayor sigo aprendiendo y gozando con ello.
    El blog minimo ya es imprescindible en este mundillo...

    ResponderEliminar

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *