domingo, 13 de mayo de 2012

Reflexiones en voz alta sobre 15M




Esta es una reflexión espontánea, posiblemente con errores producto de la espontaneidad, pero es un pensamiento dicho con palabras espontáneas sujetas a matizaciones posteriores, pero muy auténticas.

He sujetado las enormes ganas de sumarme a las movilizaciones callejeras en un intento de tomar perspectiva…

Se que mi iniciativa no publicitada no influiría en el resultado de las movilizaciones, pero que quede constancia que mi indignación no ha descendido, al contrario se ha incrementado mucho.

Ganas por la indignación enorme que me habían producido los comportamientos mediáticos –de un lado y de otro del espectro político- leo los comentarios que hacen lectores en un diario de tirada nacional en las noticias alusivas al 15M…y me dan ganas de cómo mínimo abofetearles por sectarios, estúpidos e injustos y antisociales (reconozco que me han crispado…me he contenido y ni siquiera les he respondido).

El 15M sigue vivo
¡Naturalmente! ¿Ha descendido la causa de ese síntoma? –que no movimiento- como se empeñan los que no quieren reconocer la realidad…

15M vive en cada uno de nosotros –nos movilicemos en la calle o no-
El poder debe de estar agradecido a los que salen a la calle, a esos los puede contar, identificar y ver…

La indignación es una gran nube gaseosa integrada en el viento, libre y ligera como el mismo viento, pero devastadora cuando sopla fuerte…

El que la gente aprenda a hablarse de temas comunes, es buena pedagogía…y es al mismo tiempo un corrosivo para todos los aparatos de poder político pues resaltará su falta de democracia y debate internos.

Ahora en la tienda del barrio es común que se establezca un debate  horizontal asambleario entre los parroquianos donde se hacen trasferencias de conocimientos de política y economía…

Y esta “moda” es lo que verdaderamente incomoda a los aparatos de poder…

15M nos ha despertado, hemos abierto la mente y los ojos y no nos los podrán cerrar, pues hemos visto la luz… y bajo su luz hemos visualizado nuestras vergüenzas.

Ayer salieron en Madrid miles de personas en protesta y conmemoración…y al mismo tiempo, otras  miles estaban de fiesta sabatina como es habitual verlos…
Adolescentes borrachos antes de entrar en las discotecas Light (donde no se vende alcohol) y demás fauna sabatina en esta gran ciudad…

Debo aclarar que prefiero a la juventud reivindicativa y concienciada que a esta nihilista caterva de adolescentes borrachos…

Estamos aquí (dentro y fuera de las movilizaciones) pues somos las personas indignadas contra la esclavitud, la injusticia social, la corrupción, la falta de moral de nuestros administradores –políticos y económicos- y porque queremos vivir en justicia, solidaridad y principios morales…

Exigimos castigos ejemplares a nuestros defraudadores políticos – económicos –sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *