viernes, 24 de agosto de 2012

La lacra del asistencialismo (carta abierta)



Carta abierta a Mónica Mullor por el artículo que considero que es un ataque inadmisible al sentido común y a la solidaridad humana.


Trabajo 2012-08-23

La lacra del asistencialismo

Mónica Mullor

http://www.libremercado.com/2012-08-23/monica-mullor-la-lacra-del-asistencialismo-65330/

Este artículo es un ataque más a los demonizados desempleados a los que han tomado como enemigo público número 1 cierta tribu neocon liberal.
En su artículo – ataque Mónica Mullor dice entre otras cosas:
(…) “Más de cinco millones y medio de personas sin trabajo, cifra sin precedentes en nuestra historia. Este desastre tiene multitud de causas, entre las que cabe destacar el asistencialismo, que en vez de ayudar a los parados a encontrar un empleo los hunde en la pasividad.” (…)
El in asumible número de parados NO se debe al asistencialismo como dice  usted, el paro es causa de la falta de trabajo, no de la pasividad de los parados en buscarlo, eso es una maldad innecesaria e injusta, están parados porque les dejaron sin trabajo, así de simple, eran personas que estaban contentas y felices trabajando cuando las circunstancias los pusieron en esa situación no buscada, pues le recuerdo que para cobrar el subsidio, primero te tienen que despedir objetivamente, pues de lo contrario no cobras prestación.

(…)Ya es hora de que el Servicio Público de Empleo (SPE) renuncie a ejercer de agente de colocación y formación. (…)
¿A favor de quién? ¿Está usted licitando por una empresa con la que tiene intereses espurios?
(…)En países como Suecia, Alemania y Dinamarca –donde vivir de los subsidios (es decir, del trabajo de otro) (…)
Creo desacertada esa definición de la ayuda solidaria de esas sociedades la que hace usted, cuando ayudamos al tercer mundo, no decimos que están viviendo de nuestro trabajo, esa visión del mundo que usted proyecta, define el pensamiento neocon liberal que tanto daño hace al mundo y a ustedes mismos.
Pone unos puntos que alza como amenazas  más que como ejemplos, omite  sin embargo las otras condiciones favorables a la solidaridad en esos países que gusta solo citar las partes que a su argumento conviene, como son las ayudas al alquiler para que no se vean en la calle, por ejemplo de otras muchas que alguien más versado que yo pudiera exponerle. pero no tengo ningún miedo a ellos, incluso me atrevería a asumirlos con confianza, solo algunos matices a ellos:
  • Estar en todo momento dispuesto a aceptar cualquier tipo de empleo de al menos tres días de duración y 17 horas semanales.
    Ávalon dice: Aceptable y realizable.
  • Participar en cursos de formación profesional a partir del primer día en que se consta como demandante de empleo.
    Ávalon dice: También aceptable (ver las matizaciones realizadas por mí en  Paradigma de un desempleado)
  • Estar 3 días y 17 horas semanales en las oficinas del SPE, buscando, por ejemplo, ofertas laborales vía Internet.
    Ávalon dice: Bien, se supone que el desempleado no dispone de Internet y equipo propio, además de usar la presencia como coactivo e impedimento de que realice otras “funciones” (siempre subyace en ustedes el concepto de tramposos y vagos en los trabajadores desempleados)
     ¿No pasa usted por alto que no hay ofertas de empleo?
  • Buscar trabajo también en campos profesionales y áreas geográficas distintas a la propia.
Ávalon dice: ¿Ha tenido en cuenta el transporte, la vivienda, la familia del desempleado?
(…)Para el cobro de subsidios de emergencia es preciso, por ejemplo, haber vendido todo bien material disponible (coche, piso, etc.) (…)
Es decir que solo ayudarían a una persona en quiebra total, sin vivienda (¿Dónde vivirían?)
Mientras ayudando a no quebrar a bancos y empresas…
(…)Cobrar el seguro o los subsidios por desempleo y trabajar en el mercado informal (…)
Insisto una vez más, y lo haré hasta la saciedad: El mercado “informal” como usted lo llama, consta de un CONTRATADOR y un contratado. Siguiendo su lógica eliminemos al desempleado corruptor de empleadores cívicos (ironía) persiguiendo al empleador que lo haga fuera del sistema, al mismo tiempo que al desempleado.


Ustedes, los ostentadores de esos criterios inhumanos siempre estarán fuera de la justicia y de la equidad y nos tendrán abiertamente en su contra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *