jueves, 23 de agosto de 2012

Paradigma de un desempleado.


Pongo este caso real como trabajo de reflexión dentro de mi serie  #manual para  políticos ignorantes.

 
Una situación real.
Antonio M. está cobrando los últimos meses del  subsidio de  paro, en el INEM ve unos cursos de gruista, pregunta por ellos, le responden que son para parados que ya han terminado la prestación…
Para acceder a ellos debe de salirse del subsidio (esto era en 2004 más o menos pues hablo de memoria).

Se lo comenta a su pareja y ésta se niega en rotundo a que deje de cobrar el subsidio de paro con el argumento de que hay que pagar la hipoteca y comer…
Antonio aduce que el paro se terminará y es posible que tarde en encontrar algo decente como lo de gruista, que está garantizado un puesto de trabajo, pues están muy solicitados y bien pagados, con horas extra sacan más de 3000€ al mes.

Su pareja se encastilla y no cede, como la unidad familiar funciona por consenso (de ella) Antonio se tiene que plegar y dejar pasar esa oportunidad…

Antonio fue de acá para allá en trabajos basura una vez acabado el subsidio y del sueño de gruista ya no pudo ser por estar cerrados…

Sobrevino el reventón de la burbuja de la construcción, empezaron a sobrar y mal pagar a los gruistas, con lo que algo se consoló Antonio, pues si después de haberse formado durante tres meses, perdiendo los meses de prestación del paro, a ciento y pico kilómetros de su domicilio, se vuelve a quedar en paro…cualquiera hubiera aguantado los reproches de su pareja…

Como dice el refrán: “Bien está lo que bien acaba”.

Conclusión:
1.     “La formación debe  responder a la demanda real” olvidándonos de dar formación inadecuada al perfil del trabajador.
2.     No debe de ser exclusivo a no tener prestación, pues lo que se debe perseguir es el reingreso en la producción.
3.     Que los cursos de formación estén controlados al objeto de evitar que se conviertan en un negocio de “amiguetes” con el objeto mismo de dar cursos como negocio, así como de llenar el aula por los costes y las plusvalías.
4.     Y un control efectivo sobre el profesorado, su cualificación y disposición real (que a veces es realizada por otro personal)

Yo desde luego y dada mi experiencia seré si voy a uno, un “vigilante” de la pureza y calidad del mismo, sin miedo a molestar a nadie, con tolerancia 0 hacia los “tejemanejes” que soporté en el pasado por la endogamia entre administración de la prestación, dadores del curso y políticos del gobierno…

Enlaces relacionados:




2 comentarios:

  1. Sobre todo el punto 3. Este agosto se ha publicado en el BOE el plan de formacion para EMPLEADOS, con mas de 100 (cien) millones de euros.
    Va dirigido a sindicatos y patronal.
    Ya lo ha comentado www.empleosenior.org

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, y sobre todo por el enlace tan magnífico que pones, lo he puesto en favoritos para estudiarlo bien.

      Eliminar

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *