domingo, 16 de septiembre de 2012

Sentimientos, el combustible humano.



Siendo los sentimientos el combustible humano, puedo afirmar con rotundidad, que esta semana me han sometido a una dieta híper calórica…
Se ha desatado una “tormenta” de acontecimientos en mi nación que me ha tenido absorto en prestar atención a los acontecimientos y prescindiendo de la saludable reflexión pausada, he entrado en tropel en los medios a mi alcance para responder, apostillar y contradecir la mayoría de las veces en el caudal informativo…
Seguramente esta precipitación me habrá llevado a excesos verbales y a equivocarme o dejar pasar por alto algún detalle seguramente interesante.
Me desconecto de la red para escribir esta reflexión pues las constantes noticias no paran de entrar y todas mueven mis sentimientos…
El sentimiento común a todas las noticias es el relacionado con la supervivencia económica y por lo tanto física.
En lo relacionado con la propaganda de demonización de los desempleados con el objeto ya claro de crear un estado de opinión que sirva de base para recortar prestaciones sociales por “ser unos abusones” para lo que se sirven de falacias. El repetir una mentira mil veces es para crear la sensación de verdad.
La falacia que citaba en mi artículo “Falacias nacionales” forma parte de este intento.

La crisis (tanto económica como la moral y la política) que soportamos, nos está poniendo en riesgo la sostenibilidad como nación, con la inevitable consecuencia de la salida del €.

El ataque independentista que están avivando fuerzas interesadas, irresponsables hasta para sus propias gentes, inciden en este peligro.

La salida del € tiene unos efectos desastrosos sobre el pueblo simple, no voy a enumerarlos puesto que los han enumerado gente con más conocimiento que yo, lo mismo ocurre con una independencia de Cataluña que llevaría daños considerables y no suficientemente explicados para España y Cataluña, todo esto desde una absoluta irresponsabilidad patriota y de una responsabilidad genocida y punible muy clara.

Si no tenía bastante con esto,  tenemos una convocatoria para “tomar el congreso” al que se han sumado políticos conocidos…
El gobierno ha reaccionado con virulencia, así como otros políticos de la oposición contra esta iniciativa (incluso han realizados detenciones de personas que portaban una pancarta alusiva, cosa curiosa que reaccionen así con estos y no con otros que son tan claramente antisistemas declarados).

La convocatoria me produce mareos…
Solo tengo claro el objeto que dicen llevar en esa acción…
Entiendo el hartazgo de la corrupción y las demás cosas ya conocidas y relatadas una y mil veces y nunca resueltas (porque yo lo tengo), lo que no tengo ya tan claro es que sea esa precipitada en mi opinión, iniciativa, que por precipitada, mal fundamentada y planeada, más parece haber sido “ideada” como “neutralizánte” del movimiento social de descontento, y que solo sea posible reconducir ese sentimiento desde los instrumentos institucionales habilitados, entiéndase partidos y sindicatos…

Y no todo iba a ser malo, las marcas de consumo se han sumado (obligadas por los nuevos hábitos de consumo, ya hemos dicho otras veces que el consumo es un voto del consumidor más efectivo que el que realiza cada cuatro años) al minimalismo…
Las noticias en prensa así lo afirman, dosis personales, envases con menos colores para abaratar costes etcétera…
Hasta el Papa ha denunciado y pedido a los jóvenes que no se dejen seducir por el consumismo…
¿El Papa minimalista?
Si…
  • Nos movemos por los sentimientos.
  • Nos mueven a través de los sentimientos.
  • Somos lo que nos sentimos.
  • Queremos sentirnos felices.
  • Los acontecimientos son como los percibimos.
  • Las cosas son del color del cristal con el que lo miremos…

Ningún sesudo análisis económico de ninguna escuela filosófica acertará si no tiene en cuenta los sentimientos.

Yo solo he actualizado mi sentimiento plasmando en mi avatar mi españolidad europea y demócrata…
Espero que no me defrauden, ni yo mismo defraudarme.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *