miércoles, 23 de enero de 2013

Construyendo futuro.




El futuro, como los edificios, se tiene que construir en un orden y con los materiales adecuados; de lo contrario se vendrá abajo a las primeras tormentas…

Parece claro que nadie aconseja empezar por el tejado…es decir de arriba hacia abajo.
Requiere de un suelo estable, unos cimientos adecuadamente anclados teniendo en cuenta hasta los riesgos de terremotos…
Con esa base consolidada podemos empezar a crecer en altura hasta coronar el edificio…que puede ser una torre o una casa horizontal y mimetizada con el medio ambiente.

Los ingenieros o arquitectos prestarán su auxilio como técnicos, pero es la base la que con la debida argamasa dará firmeza y consolidará la construcción.

El edificio en que ahora vivimos, está gravemente afectado por la corrupción generalizada, afectando incluso al material de obra…
Lógico, fue construido por los ingenieros sociales-políticos para su disfrute y solaz con una argamasa pobre en cemento…

Ahora ante el derrumbe previsible, donde ya no es posible obra de reforma, se plantea una remodelación de calado…
No será posible dado lo afectado de corrupción que está todo el edificio, desde la viga maestra hasta el más sencillo puntal…

Algunos siguen en el error de creer que con estériles e inocuas algaradas van a construir algo sólido…

En mi opinión sólo después de haber cernido/limpiado todos los materiales de obra principales de corrupción, podemos con lo que quede aprovechable, comenzar a pensar en otro edificio nuevo…

Los materiales precisos para este menester serán medidos por la coherencia, la responsabilidad personal, la generosidad, la mirada larga hacia el futuro y no al corto/medio plazo.

Coherencia:
·        Se vivirá como los principios que decimos defender y desear, es decir, empezaremos la revolución en nosotros mismos primero, en el día a día, rechazando todo contacto con la corrupción y los corruptos. Con nuestra actitud virtuosa de rechazo activo y de tolerancia cero hacia los corruptos y su corrupción, los meteremos en un apartado donde morirán de hambre al no encontrar tejido para multiplicarse.
·        Crea tu propio ejemplo a seguir.

Responsabilidad personal:
·        Se votará no como hasta ahora, al menos malo o en contra de…dado que posiblemente sea una misma moneda con dos caras.
·        Con nuestro farol, alumbraremos antes de apoyar o votar, en caso de encontrar entre nuestras filias un caso de corrupción, nos abstendremos de votar o apoyar esa opción.
Generosidad:
·        Se mirará que el beneficio esté asegurado para el futuro que heredarán tus hijos, no el que tu disfrutes…
·        Trabaja para el colectivo.


Con estas simples normas (aunque sé difíciles de cumplir, pero no imposible de hacerlo) podremos empezar a construir un nuevo futuro sostenible.





1 comentario:

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *