domingo, 17 de febrero de 2013

Un ejercicio de alto riesgo.




Hoy os propongo un ejercicio de alto riesgo, sé que muy pocos tendréis el valor de realizarlo, pero solo con que lo visualicéis un poco es posible que os valga algo como reflexión.

Ganareis empatía con los que están “más jodidos” no caeréis en las manidas frases:
 “es que no debían haberse metido antes de  haberlo pensado”
 “es que han vivido por encima de sus posibilidades”
“Es que los desempleados no quieren buscar trabajo”

El ejercicio consiste en vivir en tiempo real y de manera real una situación de desempleo.
Tranquilos no os voy a pedir que os desempleéis de verdad, solo que viváis un periodo como si os hubieran desempleado…

Voy a poner las normas de este ejercicio en su más extrema posibilidad, las graduaciones las ponéis vosotros según vuestras posibilidades y circunstancias…

Preparatoria del ejercicio.
Consistirá (y esto es para todos igual, es una norma mínima de obligado cumplimiento) en la creación de una hoja de cálculo donde encontraremos todos los gastos que ahora realizamos en nuestra vida cotidiana con nuestras entradas y salidas dinerarias.

Propongo al menos tres meses de cálculo.

Esto nos dará un conocimiento exacto de nuestra situación financiera que vivimos, nos será muy útil cuando vengan las comparaciones con la realidad “virtual” de nuestro ejercicio.

Abriremos para el ejercicio de simulación otra hoja de cálculo con los ingresos reales (podemos investigar en el INEM u otro sitio cual sería el monto de nuestra prestación por desempleo).
Los gastos serán los mismos que aparecen en la hoja de cálculo real, de ese modo veremos como, cuando y por qué entramos en déficit.

En la casilla de la hoja de cálculo (en ambas) de balance de situación se verá reflejada la fórmula ingresos-gastos=disponible mensual.
Esto nos mostrará en tiempo real nuestra situación de déficit o de superávit…
También nos servirá de simulador de presupuesto automático, pues al quitar o poner gastos el balance se mueve también.
Con el imprescindible método de medición, pasaremos a la siguiente fase:

Puesta en marcha del ejercicio vital.

Nos “desemplearemos” virtualmente, para ello sacaremos de la cuenta bancaria (para no generar problemas de publicidad innecesaria y dañina) el monto dinerario de la supuesta prestación por desempleo, siempre lo haremos con la puntualidad del INEM  (el día 10 de cada mes).
Lo pondremos en una caja en casa y la llamaremos caja proyecto CaPo a partir de ahora.
En casa solo dispondremos para los gastos de ese dinero.
Si se utiliza una tarjeta de débito, deberemos retirar esa misma cantidad de la caja CaPo.
En el caso de uso de tarjetas de crédito (se deberá eliminar su uso, pues tendremos que vivir sin crédito) pero su uso obligado deberá tener el mismo tratamiento que las de débito, es decir retirada de ese monto de CaPo.

La gestión de nuestra situación de este modo nos dará una visión de cómo vamos…

Una cosa a tener en cuenta, es que la prestación por desempleo baja considerablemente al sexto mes, con lo que el balance de situación sufre una merma importante que nos obligará a recortar más nuestros gastos…

Esto en cuanto a nuestras finanzas…

En el aspecto anímico (no menos importante) es el conocer nuestras posibilidades reales del momento.

Nos apuntaremos a unas cuantas bolsas de empleo y subiremos nuestras demandas y nuestro CV…
Con ello conoceremos de 1ª mano cómo funciona el sistema, que eficacia tiene y nuestra posición en el mercado.
Conoceremos si nuestro perfil es el adecuado, si podemos mejorar algo…
He incluso deberemos aceptar (si las tenemos) entrevista de empleo, puesto que siempre tendremos la posibilidad de rechazarlas sin tener que dar cuenta a nadie ni sufrir penalizaciones de la oficina de empleo.

En la medida que cumplamos la simulación, mejor percepción tendremos de la realidad que otras personas viven.
Podremos opinar con acierto sobre la situación que se vive y una principal, nos cambiará la vida intensamente.

No os voy a pedir que lleguéis al extremo de comprobar la calidad de vuestros familiares y amigos simulando vuestra situación ante ellos para ver como reaccionan…
Pero si os puedo adelantar que mi ruina sobrevenida me fue extremadamente útil para conocer quienes eran mis amigos y quienes mis parásitos…
Lo mismo con los familiares, fue determinante el conocer su reacción y acciones para conocer lo que podía esperar de ellos…

Se admiten preguntas…
Por correo podré atender de manera personalizada y privada las interrogantes que os surjan.

4 comentarios:

  1. Es siempre bueno ponerse en la piel de los demás. Es demasiado fácil reírse mirando a los que se encuentran en una situación desfavorecida, y olvidar que tarde o temprano todos subimos y todos bajamos.
    Estoy convencido de que el paro es, en la España de hoy, una condena económica, social y psicológica al mismo tiempo. Demasiadas condenas a la vez.
    Pero en todo caso, y aunque la situación sea dura, hay que buscar maneras de salir de ella, o si no se puede salir, al menos capearla. Parece que tú lo estás haciendo bien.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ivan por tu comentario, efectivamente la voy capeando con cierto éxito...
      El ponerse en el lugar del otro (lo más fielmente posible) te ayudará a comprender, y sobre todo sacarás enseñanzas sobre ti mismo que desconocías.
      Un cordial saludo

      Eliminar
  2. De empleado a parado hay un paso muy corto, y más hoy en día en España. Gracias a Dios nunca he estado parado aunque en mi círculo de amistades sí que hay gente pasándolo mal. Estoy con Iván, lo importante es buscar maneras de salir de la mala situación.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "El hombre civilizado está tan cerca de la barbarie como lo está el acero más pulido de la herrumbre" Esta frase dicha ya hace muchos años, representa lo que con mi ejercicio pretendo hacer que se vea; pues solo si somos capaces de verlo, seremos capaces de comprender y tomar el camino más indicado.
      Como siempre un enorme y cordial saludo.

      Eliminar

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *