domingo, 20 de octubre de 2013

Síndrome de importancia o relevancia






Foto de Andreas Kunz. Compartida en G+ por Alfredo Torres

01/04/2013

Estatua del Cristo de Corcovado o Cristo Redentor en Río de Janeiro, Brasil



¿Que es ese síndrome?
También se le podría llamar "ombligismo" o más erudito: Creencia en ser el centro del universo y referencia inevitable.

Quien lo padece
Todos siempre...o al menos en algún momento.

Señales que lo indican
Los primeros síntomas son la crispación porque no nos hagan caso a nuestras aseveraciones.

Otros síntomas son la pulsión de consultar repetidamente las visitas y las menciones a nuestra web...
Y quedarte bloqueado cuando son insuficientes (en tu criterio).

No comprender que no te repliquen o mencionen...

Medidas cautelares
Abrir y publicar en un blog.
Te darás rápidamente cuenta de lo poco que interesan tus opiniones.

Realidad

“La verdad es que deberíamos tomar perspectiva sobre nosotros mismos.
 Claramente hemos perdido la proporción y la perspectiva…

El por qué es importante la perspectiva podemos verlo con un ejemplo:

Una hormiga que camine por debajo de un bordillo no verá la tapa de alcantarilla que hay cerca del bordillo en la acera de la calle…
Solo ve un muro de granito o cemento.

Una lombriz intestinal solo es consciente del entorno del intestino, su mundo está lleno de sustancias nutritivas, y es por lo tanto ajeno al entorno del ser que parasita…”


Praxis para sanarse de ese síndrome
Dieta estricta con ingesta de lecturas de maestros (imprescindible que estén ya muertos, aunque no necesariamente) y mucha reflexión minimalista existencial.

Minimalismo existencial.

“El minimalismo existencial, o simplemente minimalismo, es una filosofía de vida que propugna centrarse en lo importante y eliminar o descartar lo innecesario para ser feliz y alcanzar la realización personal.”

de Homo minimus ver


Una referencia preferida por mi, es el blog de Omar Carreño: http://analisisrealista.com



4 comentarios:

  1. Genial este post. Tienes toda la razón. Nos pasamos la vida mirándonos el ombligo y extrañándonos de que otros no lo hagan.
    Tener un blog es bueno, precisamente para lo duro que es para el ego, sobre todo al principio. Aunque no asegura la curación ni mucho menos, pero si la detección del problema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Iván me encanta (y te agradezco) que te guste mi chispazo de sinceridad, creo que debemos ser sinceros, pero sobre todo con uno mismo.
      De vez en cuando me “receto” unas dosis para contener mi natural tendencia…
      Un saludo

      Eliminar
  2. Es cierto que escribir un blog supone una cura de humildad, pero a mí no me hacía falta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar Laura, por cierto muy interesante tu blog, lo visitaré a menudo.

      Eliminar

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *