martes, 24 de diciembre de 2013

Deseos minimalistas 2013






En esta fecha os dejo mis mejores deseos y unas reflexiones MINIMALISTAS de mi cosecha de este “año de acero” que termina, en la esperanza que el 2014 nos permita implementar lo aprendido y evolucionemos a mejor.
·        No desees, poseas ni dependas de lo que te puedan quitar.
·        Tu vida es individual y no debe depender de nada ni de nadie.
·        Cuanto menos necesites, menos dependiente eres.
·        Sé pobre y humilde.
·        Los valores morales pertenecen al ser humano evolucionado, sin ellos se está más próximo al animal sin evolucionar.
·        Algunos necesitan la comparación con las miserias ajenas para sentirse realizados.
·        Quien corrompe su cuerpo, corrompe su alma y viceversa.

Para el próximo año, creo que mis “alas” ya estarán secas y podré iniciar una “nueva andadura”.
Hasta pronto, recibid un gran abrazo todo el mundo.

4 comentarios:

  1. Feliz navidad Alberto. Espero que tengas un gran 2014 y que tus alas estén en perfecto estado lo antes posible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amigo, lo mismo te deseo IVA incluido :-)
      Ya lo están (las alas) pero me he puesto la fecha del año que viene para desarrollarlas.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Mi querido Alberto, un ser alado y nacido para vivir observar desde lo alto puede elegir cuándo y cómo ejercitar sus alas. Que este Nuevo Año sea -en cada una de sus horas y vivencias- el escenario más feliz , seguro y conveniente para que vueles, te ciernas, planees, disfrutes, orientes a los de tierra, seas. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Gustavo, como siempre tus palabras me place mucho. Esa es precisamente la ilusión (bendita ilusión) que gusto de imaginar, tuve un sueño hace tiempo ya, donde vi mi muerte en accidente de tráfico, vi como salía mi cuerpo astral del físico, sin dolor, sin pesar, sin miedo, y me encaminé junto a mi socio copartícipe del accidente mortal hacia un camino concurrido de variadas personas…
      En la meta se me devolvió a la tierra equipado con alas.
      Pero el resto lo dejo para un posible relato de ficción, baste decir que fue un sueño maravilloso que no he vuelto a tener. Quizás la semilla de bondad que sentí en mi alma de guerrero germinó, me templó y me hizo desear esa fantasía, ¿Por qué no “jugar” ese rol en la realidad?
      Un abrazo y mis mejores deseos para ti y los tuyos en este 2014 que empezamos.

      Eliminar

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *