jueves, 12 de junio de 2014

Una vida nueva

foto: http://1.bp.blogspot.com/_9oQDoRdrhTQ/TKPreUciCFI/AAAAAAAAAVs/kX4rIVs7OYc/s1600/nueva_vida.jpg


Hoy a las seis de la mañana según me contó mi madre, vine a este mundo, asistida mi madre por una comadrona en el domicilio de mis padres (como era usual en aquellos tiempos) sin problemas de salud para nadie, todo fue bien, gracias a Dios.
He estado diciendo todo el año 2014 que cumplía 64 años, hasta que mi hermano me sacó de mi error, hoy hace 63 años, luego hoy es mi des-cumpleaños.
Fui inscrito más tarde (lo que le ocasionó una multa a mi padre), cosas de la falta de tiempo…
¿Cómo está previsto la celebración de este des-cumpleaños?
Como en esta nueva etapa que han aceptado mis seres queridos: disfrutando de mutua compañía con charla y paseo por algún sitio agradable, si Dios quiere…
Le voy a prestar el uso de una veterana cámara analógica a mi sobrino, en un guiño al pasado tecnológico.
Tengo la fuerte sensación de que mi metamorfosis se ha completado ya, he vuelto, resuelto y con nuevas mimbres he construido una nueva existencia.
Recuperada la ilusión de vivir, reencontrado el camino y la meta, ya solo resta ejercer de caminante, despacio, constante y alegre, una alegría serena, pero al mismo tiempo explosiva. He vuelto a reír espontáneamente, de verdad, sin artificio o forzamiento, desde dentro hacia fuera, ahora me expreso sereno, pero con vehemencia y pasión, como era hace siglos según me parece recordar.
Realmente creo que estoy des-cumpliendo años…

Estoy en el mundo, pero el “mundanismo” no está en mí.
Participo en la organización humana (política) como derecho y obligación ciudadana, sin odio, sin maledicencia; pero firme en la denuncia del mal.
Dicen que para que los malignos ganen, solo hace falta que los buenos no hagan nada, eso trato de evitar, al menos no será por mi parte.
Esta etapa que ha concluido en mi persona, me ha enseñado mucho y muchas cosas; todas las compartiré con vosotros, pues todas son positivas y os pueden servir (al menos ese es mi deseo).
Si yo, que soy un ser insignificante, he podido y me han servido, a los demás también les servirá.




4 comentarios:

  1. Mi querido Alberto Antonio, muy feliz cumpleaños. En tu caso no es solo mi deseo de amigo, sino el reconocimiento de un hecho: tu avance en tiempo, experiencia y comprensión, te lleva a identificarte con esa paz que solo se consigue con la conciencia despierta de la propia esencia atemporal. Por eso, por ser cada vez más tú, felicitaciones bien merecidas. Y un abrazote. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y muy bienvenidos tus sinceros deseos amigo Gustavo, efectivamente creo que hay motivo para estar alegre cuando llegamos a ser uno mismo, no un ser impostado por el entorno, doy gracias a Dios por ello todos los días.
      Un abrazo grande amigo.

      Eliminar
  2. Será como el día de no cumpleaños de Alicia en el País de las Maravillas, solo que en lugar de celebrarlo todos los días, lo celebras solo una vez en la vida.
    Me gusta ver tu actitud positiva y estoy de acuerdo con todo, salvo con que eres insignificante, lo que es totalmente cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar amigo Ivan, te tengo que confesar que tengo un déficit literario, no he leído “Alicia en el país de las maravillas” por lo que desconozco esa referencia.
      La edad es una percepción de uno mismo, hay quien no crece nunca, o el que reverdece al cabo de los años…
      No me siento insignificante, es que lo soy, pero lucho denodadamente por sacar la cabeza un poco para tomar algo de luz, pero de todas formas gracias por el halago.
      Un abrazo amigo Ivan.

      Eliminar

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *