jueves, 1 de enero de 2015

Mi acción más grande de extrema libertad





Esta es una reflexión muy personal, existen personas que me conocen solo a través de mis escritos, otras creen conocerme personalmente, a ellas principalmente va dirigida esta reflexión, las nuevas personas que caigan por mis escritos, pueden que no comprendan, pero si prestan atención a la etiqueta fe de vida entenderán el por qué de lo que digo.

He estado como todo el mundo, engañado durante años por “las tradiciones paganas de las fiestas decembrinas”, sujeto a las reglas y ritos de esa “seudo religión”, he cumplido a rajatabla todos esos ritos, en persecución de los beneficios mágicos que me reportarían en esta vida su seguimiento, todo ello arropado por multitudes de personas, que presas de ese espejismo, como posesas, se aprestan en su seguimiento, con la ayuda inestimable de la maquinaria de propaganda y seducción de los medios mediatizados públicos y privados.
Mi evolución espiritual actual, me impide ser partícipe de fastos ajenos a mis creencias, y menos el participar como secundario de eventos contrarios a mi fe y convertirme por una noche en un seguidor de doctrinas mal.
Este último día del año 2014, he ejercido la más grande acción de  libertad personal en los últimos 50 años: No he celebrado nada, ha sido un día como otro de los míos en la última y actual etapa, solo con el añadido de tener que explicarme en mi círculo más próximo mi actuación anómala (según sus criterios mundanos), cosa que amplío en este escrito.
En esa explicación mía a ellos, les he citado palabras, nombres y adjetivos, que le han sonado a extrañas, pues dado la interiorización de esas doctrinas paganas, son poco sensibles a ver o notar el simbolismo que encierran.
Desde todos los sitios se aprestan a ponernos al día, a actualizarnos en esos ritos, y como catecismo, nos lo ponen claro.
Pongo a continuación una explicación de ello, uso para este fin un artículo publicado anoche en twitter como documento.

Empecemos por el principio. La principal tradición es tomarse las 12 uvas, una con campanada que despide el año y que dan comienzo al Año Nuevo:
  1. Hay que tomar las 12 uvas de la suerte con cada campanada y, con cada uva que te metas en la boca, debes pedir un deseo.
  2. Hay que tomar las 12 uvas apoyado sobre la pierna izquierda para que, cuando acabes ya empezado el Año Nuevo, apoyes la pierna derecha y puedas cumplir con la frase de empezar el año con el pie derecho.
  3. Hay que tirar un vaso de agua a la calle cuando acaben las 12 campanadas para que alejes las lágrimas y las penas durante el Año Nuevo.
  4. Hay que dejar las ventanas abiertas, aunque haga frío, durante la cena de Nochevieja para que la energía negativa se vaya y se deje pasar la buena suerte.
  5. Hay que escribir todos los deseos que quieres que se cumplan durante el Año Nuevo y, después de las campanadas, quemar el papel en que los hayas pedido.
Cómo tener suerte con el dinero
Entre las tradiciones de Nochevieja para atraer el dinero durante el nuevo año ten en cuenta que:
  1. Hay que meter un anillo de oro en una copa con champán y brindar.
  2. Hay que coger con una mano un billete durante las campanadas.
  3. Hay que dejarse monedas en los zapatos durante toda la Nochevieja para atraerlo en el año siguiente.
Elementos imprescindibles para pasar una Nochevieja de celebración
Algo que no debe faltar durante la cena de Nochevieja debido a su carácter de celebración, además de la comida, son los elementos que contribuirán a pasar una mejor velada, como confeti, matasuegras, gorros navideños, luces led de colores decorativas, máscaras, antifaces, sombreros de fiesta y champán con el que brindar y desearos un muy feliz y próspero Año Nuevo.
Cómo vestir en Nochevieja
Las costumbres en cuanto a la ropa con la que vestir en Nochevieja también son interesantes. Lo primero es que hay que estrenar una prenda por lo menos. Piensa en unos zapatos, algún complemento como un bolso de fiesta o, si puedes, comprarte ese vestido al que le tienes echado el ojo para ser el centro de todas las miradas.
El negro suele ser el color más elegante para estas ocasiones, pero ten en cuenta que se trata de una noche de celebración y fiesta, por lo que no te olvides también de vestir o complementarte con colores alegres. Por último, la ropa interior cuenta con muchas más tradiciones, pero para eso te dejamos que leas en el siguiente punto todas las costumbres que hay en torno a ella.
Ropa interior para Nochevieja
La principal tradición sobre la ropa interior que hay que llevar en Nochevieja es que debe ser de color rojo. Algunas tradiciones también hablan de cambiar el color a rosa cuando el año sea bisiesto (febrero tenga 29 días), pero en todo caso, la norma es que debe ser la ropa interior de color rojo. Si no estamos cómodos, siempre podemos ponernos un lazo rojo en la muñeca izquierda, que también atrae la pasión y el amor, o en el caso de las mujeres, llevar una liga de color rojo.
Esta tradición proviene de la Edad Media, cuando el color rojo era símbolo de brujería. Como estaba prohibido, la gente empezó a vestirlo en su ropa interior, donde no se veía, trasladándose así hasta nuestra época actual.
Sea para hombres o mujeres, la ropa interior de color rojo atraerá para el nuevo año el amor y la pasión siempre y cuando te la hayan regalado. Es importante este punto. Si no tienes quién te la regale, puedes comprarte tú mismo ropa interior de color amarillo que deberás ponerte del revés para que atraiga la buena suerte y la felicidad. Pero recuerda que después de tomarte las uvas deberás darle la vuelta y llevarla del derecho.
Las mujeres pueden optar por el encaje o el satén en su lencería roja. Tanga, braguita, culot, sujetador… Tú misma, a tu elección! Y los hombres, pueden optar por unos calzoncillos, slips o bóxer siempre que sean de color rojo.
Como vemos en el artículo, es todo un manual de brujería y superstición, los deseos no son nada espirituales, son todos ellos mundanos: dinero y fornicación.
Todo esto está fuera de mi mundo actual, y en pura coherencia, no puedo ni debo participar de ello, y así he ejercido mi libertad más grande de los últimos 50 años.
En los anteriores años, cuando seguía esos ritos, siempre acababa frustrado y con un sentimiento de fracaso enorme, sentimiento de haber sido manipulado por todo el mundo, individual y colectivamente, era como un títere movido por una mano invisible con muchos dedos que tiraban de los hilos.
Hoy he cortado todos los hilos.
Hoy soy una persona libre de cadenas y esclavitudes.
Hoy sí es un primer día de un año nuevo, de un auténtico año nuevo, es pues el año que comienza 2015 un año nuevo, en el que estoy seguro que con la ayuda de Dios, sabré hacer cosas importantes, y desde este año nuevo 2015, espero encontraros en mi camino libres de esclavitudes temporales y vanas, camino de la Verdad.
Como os dije en mi entrada “Mi propio cuento de Navidad” Os deseo de todo corazón  un próximo año nuevo donde tengamos una oportunidad más de arreglar lo que hayamos hecho mal.
Os quiere de verdad Alberto Antonio “Ávalon”



Normas de noche vieja sacadas de http://www.casacochecurro.com/2014123131085/ocio-tecnologia/que-hacer-en-nochevieja-para-atraer-la-buena-suerte-en-el-ano-nuevo.html
 

4 comentarios:

  1. En efecto, muchas personas han vivido este final de año de manera hedonista y supersticiosa.
    Para otras, como es mi caso, el día de ayer ha servido de pretexto para ver, hablar y sentir a familiares que te importan.
    Las uvas han sido mi pretexto, si no las hubiera comido tampoco hubiera pasado nada. Tampoco cumplí los demás requisitos estúpidos que recomienda la web que mencionas.

    Quizá sea muy triste que tengamos que aprovechar estos momentos planificados por "otros" para ver a nuestros seres queridos, pero la vida de ellos y la propia se encuentra plagada de "ocupaciones", y este pequeño contacto familiar espero caliente de amor nuestros corazones.

    Me alegro por ti, Alberto, por haber tomado esta libre decisión que te ha hecho más feliz.

    Mis mejores deseos para este nuevo año que esperemos sea mejor que el anterior, pero no en dinero ni en sexo, sino en humanidad, espiritualidad, felicidad y amor.

    Un saludo
    Fran

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fran por comentar, sé que habré herido sensibilidades, pero si me paro en la autocensura me fallo, no comparto para agradar, comparto para hacer reflexionar.
      Comer de todo me es lícito, pero comer como símbolo, solo como por el símbolo de mis creencias, no por símbolo de idolatrías, como el caso de las uvas de la suerte.
      Un abrazo para ti.

      Eliminar
  2. Tradiciones y más tradiciones, estoy totalmente de acuerdo contigo, se le pone tanto enfasis a estas tradiciones y supersticiones tan absurdas... todos con prisas y con la agenda copada de compromisos porque tal como dices en tu post alguien decidió por nosotros que teníamos que vernos justamente durante estos días. Cualquier día que compartes con un ser querido siempre es mágico, da igual que día del año sea y si es diurno o nocturno, solo cuando les échas de menos te das cuenta que cualquier minuto era mágico. No te deseo un buen año, porque no sería congruente con nuestra opinión, aunque si deseo que sigas avanzando en ese camino hacia la esencia de la vida...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por comentar y aportar tu opinión amigo Mínimo Da Vinci.
      Esta superstición de la noche vieja la han querido revestir de “seudo religión” y no es nada más que una mentira programada.
      Estoy como tú, a favor de reuniones frecuentes con amigos y seres queridos, pero sin vestirla de superstición.
      El índice (no publicado) de desgracias y frustraciones habido en la noche vieja es tremendo (doy fe de ello, pues solo en mi barrio he tenido noticia de al menos 4 desgracias, incluido un siniestro “por imprudencia temeraria”).

      Eliminar

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *