lunes, 2 de marzo de 2015

Una crítica constructiva hacia los blogueros.





Queridos amigos blogueros, hoy quiero hacer una crítica, una súplica, un ruego.
Apelo a vuestra misericordia para con vuestros sufridos lectores.
Sufridos, no por tener que leeros (que eso es optativo), sufridos por tener que soportar esos “cuadritos” de suscripción que salen apenas has leído cuatro párrafos…Y que decir de los que salen nada más clicar en vuestra entrada.

Mención expresa merecen los videos insertados, que se reproducen sin desearlo nosotros, ¡y con un volumen de audio alto!

Confieso que una de las cosas que gratifican bastante mi ego, es el que sea de interés el leerme, y para ello pongo todos los medios a mi alcance para hacer fácil mi seguimiento, es decir que comparto el mismo “ansia”, tengo el mismo “pecado” que vosotros, pero procuro no ser demasiado “intrusivo” pues considero que el que le guste, ya buscará el medio de suscribirse a las entradas.
Pero mi “prudencia” no obedece a un “sin interés”, tengo el mismo interés (si no más) en que me lean que vosotros, pero intuyo que no es bueno “que me vean la intención excesivamente”.

Voy a argumentar en contra:
1.     Algunas personas (entre las que me encuentro) gustamos, forzosamente o no,  de leer en un tipo de letra grande. Como muchos blog, tiene un tipo predeterminado llamado “normal”, y ese tipo resulta pequeño para mi gusto, lo que me lleva a usar CTRL + para agrandar el texto, cosa que tiene el efecto colateral de “agrandar además el cuadro de suscripción” que ya no se oculta e invade parte del texto, esto me lleva a tener (si el texto es verdaderamente de mi interés) a volver al tamaño predeterminado, “seleccionar todo”, “copiar” y “pegar” en una hoja de TEXT del blog de notas que me depura todos los enlaces y fotografías, dejándome solo el texto, que a su vez copio y pego en una hoja de word para editar tamaño, tipo y editar comentarios sobre texto, de esta forma trabajo sobre él y la idea que quiere transmitir el escritor.
2.     El punto anterior solo lo ejerzo si la entrada me engancha bastante (dado el trabajo extra que me lleva), de lo contrario ante la incomodidad, paso de esforzarme en leerlo.
3.     He comprendido con el paso del tiempo, que los “botones” de compartir son relativamente eficaces que esté o no  estén, pues el que tiene interés en compartir, comparte realizando un copia pega del enlaces en un comentario de twitter, de hecho, solo los uso yo, el resto hace RT a los míos de “promoción”, sé que esto que digo, lo habéis reflexionado algunos de manera pública: “Ser o no ser, esa era la cuestión de tener botones o no tenerlos”, tanto es así que uno de “los nuestros” quitó los botones harto de solo ser él el usuario. Cuando veo una web plagada de botones, y otros gachet de promoción, me entra una “risa floja” ante su “candidez de paloma”.

Todo esto es “sin acritud” con todo mi amor hacia vosotros, blogueros, que me sois muy queridos e IMPRESCINDIBLES   a pesar de vuestros “botones intrusivos”, por eso suplico de vuestra misericordia para nosotros “los cegatos” lectores.

Un abrazote enorme y mi agradecimiento porque queráis compartir lo bueno que tenéis con todos nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *