martes, 12 de mayo de 2015

Guía, o manual inverso.



Un problema al que nos enfrentamos muchas personas es la falta de guías o manuales de conducta, los hay que disponemos de los Evangelios, otros seguro que disponen de otros, pero los que no lo tengan claro, pueden usar “la guía, o manual inverso”.
Esta guía o manual inverso está disponible las 24 horas, los 365 días del año, durante toda la vida en la sociedad que te rodea, solo tienes que observar las reglas y normas con las que se comporta, y hacer lo contrario, es decir lo directamente inverso.

La corrupción moral que asola la sociedad, con todos los efectos perniciosos que tiene, todos los conocemos, conocemos como se pone en práctica.
Hagamos lo inverso a lo que practican los corruptos y los corruptores.
Es muy sencillo, preguntémonos ¿Qué haría una persona corrupta? Hagamos lo contrario.
¿Que haría una persona corruptora? Hagamos lo inverso.

Nos quejamos de la avaricia existente, lo mismo: ¿Que hace un avaro? Hagamos lo contrario.

Nos quejamos de la infidelidad ¿Cómo se comporta una persona infiel? Seamos fieles a nuestros compromisos y palabra dada.

Detestamos la falta de justicia. Seamos justos nosotros.

Odiamos la violencia sin sentido, practiquemos la no violencia.
Queremos buenas plusvalías, paguemos nosotros el precio justo.

Odiamos la mentira, seamos veraces nosotros.

Resumiendo: Hagamos y practiquemos lo inverso a lo que hacen los que criticamos.

2 comentarios:

  1. Me parece buena idea. Aunque al hacerlo muchos se darán cuenta de que es más fácil exigir de los demás que cumplir. Quizá no todos seamos delincuentes en potencia. Pero tampoco somos santos. También nos cuesta ser justos. Y cumplir con nuestras obligaciones morales.
    En todo caso me parece una sugerencia muy interesante.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu opinión siempre tan estimable.

    ResponderEliminar

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *