domingo, 23 de agosto de 2015

Profeta en tierra extraña



Una serie de tuit de HomoMínimus me hacen reflexionar sobre esta cuestión: “Redes sociales, avatares, por qué y por qué lo hago”, Despues de un torbellino de pensamientos, logro sacar unas pocas frases a modo de tuit.
El tuit que me movió a esto empezó con éste y siguió con otros (que tendréis que ver en el TL de Homo Minimo)
¿Por qué me molesta la desvirtualización?
¿Qué encuentro de bueno en la opacidad del avatar?
El 3D es complicado y a veces feo y fracasado.
En 2,0 eres lo que deseas ser.
En el 3D te dicen que vales lo que tienes.
En  2.0 vales solo lo que reflejas.
En el paso del 2.0 al 3D siempre he constatado que ha sido un fracaso para ambas partes.
Parece que nuestra imaginación construye un ideal que siempre defrauda.
La verdad es que no soportamos la realidad, necesitamos la utopía, que es algo que se mueve delante de nosotros como la zanahoria atada al palo delante de la cabalgadura. Quizá sea algo que no debemos alcanzar nunca.
Un partido político nuevo es aún 2.0, cuando sale pasa a 3D y entonces se muestra en toda su miseria.
Creo que la alternativa sería en todo un híbrido 2.0 / 3D.
El por qué algunas personas se empecinan en virtualizar y una vez conseguido desaparecen…
El extraño nunca te ha defraudado…porque antes no lo conocías.
El profeta no es apreciado en su propia tierra y menos en su familia…porque creen que le conocen.
En 2.0 todos podemos ser profetas en tierra extraña…salvo que te virtualices.
Es preferible ser un extraño injustamente apreciado, que un falsamente conocido no apreciado.
El avatar te da la oportunidad de comenzar de cero siempre.
En el 3D también lo puedes hacer, pero es muy difícil y doloroso siempre y casi siempre bajo una catástrofe personal o colectiva, en el 2.0 Homomínimus ha comenzado de cero varias veces, ha dejado de seguir y con su lista a cero, ha vuelto a comenzar más fuerte aún.

…Y muchas más “pildoras”, pero ya estoy cansado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *