miércoles, 23 de noviembre de 2016

Contrastes

Contrastes.


 Minimalismo, una forma de vida        &           Otras filosofías.
Modo de vida con beneficios inmediatos
Lo mismo
Una alternativa diferente.
Lo mismo
Cuando mueras nada te llevas,
Lo mismo
Habrás roto con muchas cadenas
Lo mismo
No colaborarás con quien no te quiere libre
Lo mismo
Desnudo viniste y desnudo te vas
Lo mismo

¿Cómo enfrenta el minimalismo un cristiano en prácticas?

Yo comencé como minimalista forzado, para convencerme posteriormente de la bondad  y conveniencia de esa forma de vivir.
La reflexión y la praxis me llevaron a profundizar en esa forma de vivir en esta sociedad consumista.
Sólo varios años después, descubrí el Evangelio, y me asombré de la cantidad de ejemplos de formas de vivir, que eran minimalistas o significaban lo mismo: “austeridad”, desapego a los bienes mundanos esclavizantes y la frase “desnudos venimos y desnudos nos iremos”, y mucho más.

¿Es el minimalismo una religión?

No lo es en absoluto.
Es una filosofía de vivir en este mundo, con beneficios inmediatos, y sin complejos de “pecado” si no cumples, ó incumples el minimalismo en algún aspecto.
No sentimos la necesidad de crear un mundo “minimalista”.
Como minimalistas no intentamos “trascender”, eso queda para las religiones.
Conocemos que una mayoría de minimalistas es imposible.
Sabemos que es imposible porque con nuestra sola fuerza humana, no podemos luchar contra la concupiscencia del mundo.
Eso solo lo pueden hacer los creyentes con la ayuda personal de Dios.

¿Hay gente religiosa en el minimalismo ó entre los minimalistas?

Naturalmente que los hay. Somos habitantes del mundo, y somos muy variados.
Los hay de TODAS las filosofías, que creen en el “trascender”.
Pero creo que no hay, ó son muy pocos los “intrascendentes”.
Los “intrascendentes”, si los hubiera, son “mínimamente” minimalistas, donde sus emociones ante la oferta de consumo  del mundo, son superiores a su posible minimalismo –aunque sea un minimalismo racional-.
Puedo estar equivocado, pero es lo que he observado (estoy abierto a informaciones al respecto).

¿Por qué insisto tanto en el minimalismo?

Porque abrumado ante la catástrofe que observo a mi alrededor, y habiendo encontrado yo una solución inmediata, quiero compartir esta experiencia de “vivir minimalista”, sin más complicaciones, en el convencimiento que una vez implementada en tu vida, cuando notes su beneficio, tu psiquis se equilibrará y podrás reflexionar más profundamente –y quien sabe, si puedes ser “tocado” como yo mismo por la Gracia y llegar de manera personal a descubrir un “nuevo camino más trascendente y lleno de alegría”-.
Tengamos en cuenta, que “el ruido” de la sociedad de consumo, una de las cosas que logra, es hacer imposible la reflexión interna de las personas.
La sociedad de consumo, pone constantemente en marcha TODA la maquinaria de propaganda de la forma de sociedad que tenemos, es IMPOSIBLE escapar al efecto de esa “maquinaria” de propaganda, las TENTACIONES son tan abrumadoras, que sólo un espíritu muy consolidado es capaz de sustraerse a ese mensaje.

Si el adjetivo NORMAL significa: “lo normalizado, lo que es común”, los minimalistas somos unos seres no normalizados.
Tenemos el valor añadido de “ejemplares únicos” de seres “genuinos” sin ser “troquelados” por la “normalización”, en definitiva, hoy y como dice mi amigo Homominimus en su entrada: somos cool.

Una entrada especialmente buena que hizo Homomínimus, (ha sido “trabajada y publicada por un amigo suyo, que le ha añadido más valor aún) es ésta que os enlazo PINCHAR AQUÍ para verla en Youtube.

6 comentarios:

  1. Excelente caracterización del minimalismo la tuya; muy personal, como siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, un comentario que valoro mucho.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  2. Me gusta mucho leerte. Ciertamente la Biblia habla de minimalismo en diversas ocasiones.Mi preferida, el sermón de la montaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mamá Valiente, tu opinión es muy importante el conocerla, y te doy las gracias por ello, es muy gratificante el saber que se aprecia lo que escribo desde el corazón.

      Un verso que también es mi preferido (aunque no tenga nada que ver con minimalismo) es el sermón de la montaña, que nos alivia y calma nuestras “hambres” y necesidades que como humanos seguimos teniendo, pero que es muy difícil de interpretar en su exacto sentido, hay traducciones nada correctas de las palabras de Jesús, pues teniendo en cuenta que del arameo, se pasó al hebreo, al griego etc. No siempre las traducciones son buenas, como ejemplo: he leído el sermón de Mateo capítulo 5 versículo 10 donde dice textualmente: “Dichosos los perseguidos por la justicia, porque de ellos será el reino de los cielos”.

      Y he leído en una traducción mejor hecha: Dichosos los perseguidos por hacer la voluntad de Dios, porque de ellos es el reino de los cielos.

      Todo es porque la palabra “justicia” es traducida como “hacer la voluntad de Dios”, que es como decir que se es perseguido por hacer la voluntad de Dios, y no en el sentido que algunos le dan de ser perseguidos por la ley de la justicia, es decir los delincuentes.

      Un abrazo, y espero contar siempre contigo como lectora.

      Eliminar
    2. Qué razón llevas, las personas imaginamos juzgados y jueces con la palabra justicia, es pobreza lingüística. Gracias por tu trabajo, ¡no decaigas!

      Eliminar
    3. ¡Muchas gracias! Con la ayuda de Dios, espero seguir adelánte.

      Eliminar

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *