martes, 15 de noviembre de 2016

Grasa emocional II

En la entrada anterior LEER AQUÍ, os hacía unas confidencias personales, hoy quiero desarrollarlas y compartir mis trabajos y conclusiones con ellas:
Voy a comenzar a desarrollar algunas frases dichas hasta ahora:
Y ahora viene la reflexión:
  1. ¿Twitter emplea algún algoritmo al efecto a los que no suscribimos ese bono de visibilidad?
  2. ¿Es que las personas (yo entre ellas) usan solo las listas para participar?
  3. ¿Han abandonado masivamente su presencia en Twitter?

Punto 1.- Cierto, el cambio en unos algoritmos son los causantes de lo observado de pérdida de impresiones.

Punto 2.- No menos del 99 % hacen uso de ellas diariamente, juntamente con el seguimiento de #etiquetas.

Punto 3.- No, no han abandonado, solo que los algoritmos han diluido la masa.

Todas estas aseveraciones corresponden a reflexiones propias cotejadas con un trabajo de campo con cuenta cobaya.

Segúnda frase:

Conclusión: Son prescindibles todos.

No es cierta, no son prescindibles, lo que son es IRRELEVANTES. (Más adelante se entenderá cuando cuente cómo lo hice para llegar a esta conclusión).

Tercera aseveración:
Todos los que estamos en internet, tenemos un interés común que nos realimenta y nos dá fuerza para seguir “estrujándonos” las neuronas, unos por intereses políticos, otros por intereses comerciales, y otros por  muy diversos motivos, todos humanos y muy legítimos. Pero lo que no puede ser es que nos estemos engañando o nos estén engañando desde hace tiempo.

Cierto, como vemos en el ejemplo:


Esta es la prueba de que todos venden algo (aunque un publicista me lo negara el otro día).


También os voy a  contar cómo hice el trabajo de campo y sus conclusiones , en las que encontraremos respuestas a todo lo que había observado (con gran frustración por mi parte) de mi falta de “penetración” con los “beneficiosos” efectos publicitarios de mis “paridas mentales”.
“El cambio en unos algoritmos son los causantes de lo observado de pérdida de impresiones.”

Twitter, en su empeño de mejorar, nos donó las etiquetas, el cuadro de búsqueda, análisis y alguna mejora más.

Las más relevantes fueron las etiquetas y las listas.
Por qué les doy esa relevancia: porque antes (en el pleistoceno tuitero) solo teníamos un muro donde aparecían todos nuestros seguidores y nosotros en el suyo, de forma que nuestro tuit aparecía ante sus ojos igualmente, con lo que aumentaban las impresiones en proporción al nº de seguidores. Nuestra autopropaganda se veía gratificada por este algoritmo.
Por contra, el “ruido” de los TL masivos era una pesadilla (parecía un telégrafo de la bolsa con su imparable cadena de tuit), pero los que teníamos modestos seguidores lo podíamos aprovechar.

El implemento de los nuevos algoritmos (etiquetas y listas) “nos” hizo invisibles al gigantesco muro, como si a cada miembro le hubiesen mentido en una esfera hermética.

La conclusión es que hizo IRRELEVANTE EL TENER 50 SEGUIDORES o 15000, puesto que las “impresiones” dependen de quien te tenga en su lista o muro “particular”.

Yo por ejemplo, con casi 700 seguidores, solo obtengo ahora, gracias a los nuevos algoritmos 15 “impresiones” a un tuit mío.
¿Y los otros? Están en tiempo y lugar diferente a “mi rama del árbol de los pájaros del Twitter”.
Obtengo las mismas impresiones que mi cuenta cobaya con 20 seguidores.
Y lo más curioso, es que esos algoritmos no monitorizan tus apariciones en listas ajenas a las que te hayan añadido y por lo tanto aparecen de manera simultánea, con lo que también resulta irrelevante el pertenecer a ellas, salvo que se te agregan como seguidores por gustarles tus aportaciones.

Hasta aquí os he compartido los resultados de mi investigación particular.

¿Cómo lo he realizado?

He abierto una cuenta totalmente independiente, y he creado una lista de seguidores.
El motivo era el conocer en exclusiva y en tiempo real, quienes estaban en ese tiempo, de modo que al tuitear yo, observo que tengo 6 impresiones, mientras que al mismo tiempo los 20 seguidores no están operativos en ese momento, por contra cuando están operativos, sigo teniendo esas mismas “impresiones” lo que me indica que están operativos,pero leyendo sin interactuar en listas propias o en etiquetas de los TT del momento, con el resultado de que mis tuit “son invisibles” para ellos (mis seguidores).

¿Qué es lo relevante?

El uso de etiquetas, de textos sugerentes y provocativos, además de las interacciones en otras conversaciones emocionales de un grupo determinado.

Después de este “descubrimiento”, me quedo más tranquilo, ya que la culpa es de los “malditos algoritmos” y no que me haya vuelto “antipático” y “odioso”, con lo cual, volveré más sosegadamente y con un nuevo criterio, basado en el conocimiento del cómo y para qué, y usarlo en mi beneficio.

¿Os ha parecido interesánte?
¿He aportado algo a vuestro conocimiento?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *