miércoles, 1 de febrero de 2017

Sexualidad y sociedad


Han creado una plataforma en no sé qué sitio, para defender y ayudar a los lisiados por accidente para que puedan tener sexualidad.
Lo mismo se preocupa por otras personas con el mismo problema. ¿Será que han descubierto un nuevo “nicho de negocio”?
Está claro que para esta la sociedad, la sexualidad es primordial, que la relacionan con la felicidad y por lo tanto, con el sentido que tiene el vivir.
La tradición nos dice que la sexualidad debe ser para la perpetuación de la especie, que nada tiene que ver con la felicidad, que esa vendrá con los hijos, que serán fuente de felicidad.
Unos y otros ocultan cosas y eventos, desde antaño se viene escribiendo sobre esto. Yo no puedo hablar por experiencia de estos asuntos, pero si me puedo hacer preguntas al respecto y darme respuestas.
Pienso que la felicidad no existe, solo momentos (y pocos) felices, que los hijos no dan felicidad, si no pequeñas felicidades.
Muchos problemas y multitud de sustos.
La sexualidad es una sensación muy fuerte, tan fuerte que es esclavizante, como una potente droga, tampoco trae la felicidad.
¿El por qué está la sociedad tan preocupada por la sexualidad?
Porque no es trascendente, ni lo cree, ni quiere creerlo. Todos los movimientos van en esta dirección: La carnalidad y el placer, lo demás no se debe tener en cuenta.
Los que la vida (generalmente por motivos económicos) les ha impedido tener sexualidad, ¿Qué deberían o deben hacer?
Todo aquel que algo le ate, le sujete, y le impide ser libre, es un pobre esclavo de ello.
Si es la sexualidad la que te esclaviza, estás perdido, pues sólo la amenaza con quitártela, te destruye.
Multitud de cosas tratan de sujetarte, pero la más fuerte es la sexualidad. El miedo a no tener dinero, es porque no puedes dar rienda suelta a la sexualidad, alguien podría decir que el dinero da poder, y lo que quiere es poder, si poder para practicar la sexualidad, en definitiva todo se reduce a eso: sexualidad.
Diréis que vaya manía tengo hoy con la sexualidad, es que el programa (de una radio liberal) me ha hecho reflexionar sobre ello, no han sido los curas, ni nadie, es la sociedad y ésta con su flauta de Hamelín, que es la sexualidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *