lunes, 13 de marzo de 2017

Consolidando posición.

He logrado eliminar multitud de cosas en mi nueva migración, me lo he tomado como si fuera la bandeja de “entrada de mi vida”, y como tal la he usado: He clasificado, guardado o mandado a la papelera de reciclaje,  todo lo que no me servía en la nueva versión de vida.

¿Puede un minimalista empezar de cero?

Naturalmente que sí, no sólo puede, sino que debe. Yo he aprovechado para hacerlo, con bien y mejorar, pues no tiene sentido cambiar si no se mejora.

He tomado la precaución de fotografiar o escanear todo lo eliminable, lo guardo en mi disco duro, en la “nube” y lo comparto con mi hermano (pues es coheredero) de mis recuerdos.

Me traslado con dos tableros, cuatro “burriquetas” un frigo nuevo y dos sillas, junto con dos aparatos para la supervivencia: un sencillo y eficiente ventilador (recogido del “descarte vecinal”) y un pequeño calefactor eléctrico.
Me he comprado cuatro cajas de madera que he ensamblado en su conjunto con tornillería, para un mejor traslado en la próxima migración (que ha de ser sencilla y minimalista).

Aún considero que sigo teniendo muchas anclas “emocionales”, pues mi depuración no ha podido ser completa ó al menos lo que yo deseaba (por la premura del tiempo,pero continuaré en el futuro).

Mi adaptación a la nueva situación es pesada, nuevo barrio, nuevas caras que conocer y un entorno por descubrir.

Se puede decir que mi traslado está consolidado al 98%, pero faltan flecos por atar.
Seguire...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *