domingo, 18 de marzo de 2018

Crónicas en tierra hostil II


Viernes 16 de Marzo de 2018

El tema "En tierra hostil" está muy cargado, la política y algunos políticos se han cubierto de "gloria" con su nauseabundo discurso y su perversa praxis, no voy a perder un minuto más con ellos.

En un barrio de Madrid que le llaman Lavapies, un joven africano al parecer natural de Senegal camina junto con otro por la calle del Oso cuando cae al suelo desvanecido, piden ayuda y cómo es costumbre en esta ciudad un coche policial se acerca y comienza mientras viene el servicio de emergencias unas maniobras de reanimación que continúan durante 45 minutos según portavoz del servicio del ayuntamiento, hasta aquí los hechos, comienzan concentraciones de compañeros y con nacionales de fallecido, se rompen los nervios, aparecen radicales de otros barrios al "olor" del conflicto, se hacen llamamientos en las redes acusándo a la policía de asesinato, estos hechos me recuerda algo ya leído de Galdós:
... Una harpía  grita en medio de la calle del Peñón  o de otra cualquiera de aquellos barrios tiene la seguridad de llevar el convencimiento más profundo al ánimo de su auditorio, sobre todo si lo que dice es un disparate de esos que no entran jamás en cabeza discreta...
El pueblo es conductor admirable de las buenas como de las malas las malas ideas, y cuando una de éstas cae bien en él, le gana por completo y le invade en masa...
...Quien no piensa nunca, acepta con júbilo el pensamiento extraño, mayormente si es un pensamiento  grande por lo terrorífico, nuevo por absurdo...
capítulo XXVII del libro "Un faccioso más y unos frailes menos" de B. Pérez Galdós

Intervienen políticos "de cierto color" echando leña al fuego y ya esta servido el conflicto con heridos y detenidos...
De todo este follón es testigo presencial un vecino que es tuitero, que ante tantas mentiras que está escuchando, tuitea la verdad (ver el tuit de la foto), resulta que la mentira, la fábula interesada de unos desata los disturbios que empezaron radicales venidos ex profeso al parecer, y ya tenemos un conflicto interracial intencionadamente provocado para presuntamente obtener réditos políticos, ya tenemos la verdad comprometida, el que la cuente es sospechoso para unos y arma arrojadiza para otros, llegará el día que nadie podrá decir la verdad sin permiso de los "comisarios de la verdad de turno", como anécdota de que la verdad no siempre es deseada véase lo publicado por mí:

“La verdad es lo más valioso que tenemos, economicémosla”. Mark Twain

Un buen consejo lleno de ironía.
En la vida es menester no conocer siempre la verdad, la verdad, aunque te la pidan, no siempre es esperada.

Cierto día, entró el sargento al cuerpo de guardia, pues tuvo conocimiento de que se estaba faltando al reglamento, preguntó  de ésta manera: ¡A ver quién ha hecho eso! Responded quien sea menos tú (dirigiéndose en primera persona a un soldado al que llamaban “el evangelista” porque nunca mentía) el soldado “que nunca mentía” cayó de manera obediente ante la orden imperiosa del sargento, los demás mintieron…
Yo comprendí que el sargento no quería saber la verdad, una verdad incómoda que le hubiera obligado a tomar severas medidas, consideró suficiente la severidad de su amonestación.

Y en ello estamos, veremos cómo termina esto sin mucho daño y tantos "pillos" al oficio del buitre.

Sábado 17 de marzo de 2018

El tiempo y las circunstancias son bastantes hostiles hoy, ayer fue prolijo y fecundo en debates tuiteros sobre la manipulación de los radicales a cuenta del africano muerto de infarto en la calle del Oso en Lavapies, he quedado satisfecho de mi pulsión natural a debatir, pero me ha quedado un sabor amargo en la boca al constatar la polarización tan grande que se ha efectuado en la sociedad, de una extremada radicalidad en las posturas, de la carencia de conocimiento de los demás, todo lo miden con la propia vara.
Utilizar sólo la visión propia nos lleva a errar en el diagnóstico y por lo tanto en la solución, un poco de empatía a la hora de examinar acontecimientos nos dará un juicio más exacto del problema; no debemos perder de vista el escalón que ocupamos  en la pirámide social para evitar condicionamientos en nuestros puntos de vista, recordemos que la perpectiva desde fuera es diferente a la de dentro.
Una frase de B. Pérez Galdós que me viene muy bien es: "...ese ridículo miedo a la verdad que es propia de los que se habitúan a vivir en una atmósfera de artificios...".

Domingo 18 de marzo de 2018



Un tuitero dice (ver tuit) con la perversa intención de que pensemos... Yo lo he hecho.

Primero una puntualización: las cotizaciones de la seguridad social NO SON UN AHORRO PARA LA PENSIÓN FUTURA, son una contribución a las pensiones que hay en el momento que tú cotizas, por eso se llaman CONTRIBUTIVAS pues mantienen a los pensionistas que existen mientras tú contribuyes.
Ahora precisamos ampliar esa base proveedora de fondos; ¿De dónde y cómo?, es un debate a tener.
Es lo que me forzaron  a asumir cuando yo era activo, lo considero un contrato contractual del estado conmigo, aporté a la Patria mi trabajo productivo con sus tasas más dos años de mi vida sin cotizar al servicio a la nación en la mili, con riesgo de mi propia vida en una posible guerra...
Si a las nuevas generaciones el estado les quiere cambiar las reglas de juego, téngase en cuenta esta estafa legal piramidal en que convirtieron las cotizaciones contributivas, pero en ningún caso es admisible demonizar a los actuales y venideros pensionistas de la propia "cagada" del estado, sin mencionar el agravio comparativo que existe entre regiones priviligiadas o los mismos políticos que después de 7 años cobran el 100% de una cuantiosa pensión.

Pero con la realidad del día de hoy a mi me surgen algunas hipótesis siguiendo el argumento del tuit:

hipótesis una: Un amigo cotiza el mínimo e invierte en ladrillo; llega a la madurez cuando se aproxima a la pensión, la pareja y él se separan amistosamente en el mejor caso, tendrán que disponer al 50% de ese ladrillo, se encuentra en la calle con una pensión de 700€ y bajando...
El otro sufre la misma situación y acaba también en la calle...
¿Cuál es la situación de idiocia?

Segunda hipótesis: Uno de los amigos que invirtió en ladrillo, al llegar a un momento desgraciado, su mujer, madre de sus niños, motivada por "unas malas amistades" lo hecha de casa acusado de malos tratos psicológicos, él se ve en la calle, sin trabajo porque lo ha perdido por su acusación de acosador, mientras su esposa madre con sus hijos usufructúa la vivienda familiar y además tiene que pasar una compensatoria a la familia, los contratos de trabajo que encuentra son pocos, mal pagados y precarios, puesto que esos trabajos cotizan muy poco, la base de cotización de los últimos 15 años son los que cuentan (poco importa que antes cotizara mucho o poco), la posible pensión será muy pequeña.
¿Para quién ha invertido en ladrillo?

De cualquier manera da igual lo mucho o poco que se cotizara, además en las pensiones actuales...¿Se ha tenido en cuenta el pase de peseta al euro, con la merma que esta circunstáncia supuso de devaluación?

Y de este modo podemos construir innumerables variantes en esa malévola pregunta, y debido a la inseguridad jurídica existente... ¿Es prudente teorizar sobre nuestra pensión?

2 comentarios:

  1. perdón..nunca puse "guay"por que soy de Argentina y no sabía qué significaba.. ahora lo sé:"que es muy bueno o extraordinario".De paso le dejo una frase por si le interesa para su acervo :“Es terrible cuando un hombre y una mujer se miran en el otro como en un espejo que refleja su propio fracaso” .por Silvina Bullrich, en su Best-seller de los 60:”Mañana digo Basta”.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias amigo Virgilio por comentar; respecto a la frase es magnífica, no la conocía, es de una profundidad que me ha llegado al alma (quizás por ser posible que me haya visto en ese caso).
    Un afectuoso saludo

    ResponderEliminar

Formulario de contacto en privado

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *