domingo, 24 de diciembre de 2017

¿Qué celebramos hoy 24 de diciembre?

¿Qué celebramos hoy 24 de diciembre?
El nacimiento del Hijo de Dios en la persona de Jesús de Nazaret en Belén.

¿Qué celebra realmente la sociedad que me rodea?
Una fiesta disfrazada de religiosidad con adornos "ternuristas" como reuniones familiares y de amigos en amor y compañía.
Pero en realidad incumple todos los cánones de esa religiosidad, tales como cenas y derroches donde prima la gula y la vanidad junto con la envidia, el rencor y sobre todo la insolidaridad con los menos favorecidos.

¿Cómo deberíamos celebrarlo?
Pues en familia, sin añadidos de gula y estipendios exagerados, cantando (no solo con la boca) con el corazón (aunque sean las letras absurdas como: ¡Beben y beben los peces en el río...! o ¡En el portal de Belén han entrado los ladrones y al pobre de san José le ha robado los calzones!
Acordándonos de los que ya no están y de los que están en mala situación...

¡Pero quién soy yo para decir nada!
Solo soy un imbécil que alguna vez soy cuerdo (aunque resulte molesto). Claro que yo soy un "religioso sobrevenido", veo todas estas faltas que cometemos o hemos cometido, pero al menos yo no me enorgullezco de esas vanidades.
Cuando puedo me reuno, y siempre están en mi pensamiento los más desfavorecidos, esos que nadie ve porque no hacen ruido, fuí uno de ellos y quizás lo vuelva a ser, pues el hombre está tan cerca de la miseria como el acero más pulido lo está de la herrumbre.
Con el sistema imperante no podemos, pero sí podremos en nuestro pequeño entorno hacer lo correcto.
Hagamos oídos sordos al sistema consumista, engañoso y que no quiere más que esclavizárnos a bienes perecederos y a hipócritas maneras de vivir la Natividad del Señor.



sábado, 23 de diciembre de 2017

Pensamientos de Diciembre



“Para quienes no ansían sino ver, hay luz bastante; más para quienes tienen opuesta disposición, siempre hay bastante oscuridad”
. Blaise Pascal
Aprendí esto mismo con la vida que he tenido el “no hay mejor ciego que el que no quiere ver”.

Vemos lo que queremos ver, siendo ciegos a lo que queremos, esto en cuanto a la vida, pero en cuanto a los misterios, esos no están a nuestro alcance, solo cuando “El que todo lo sabe” lo permite por algún motivo.
El querer saber es síntoma de inteligencia, de ser genuinamente humano, he aprendido que no todo es conveniente conocerlo por nuestro propio bien.Debemos ser pacientes, pues lo que tengamos que saber nos será dado. La sabiduría no se adquiere en las universidades ni escuelas, las sabiduría es de Dios, y Él en beneficio tuyo y en el de la humanidad te la da como un don para que la compartas.Si eres sencillo, vive como sencillo, no te compliques con enrevesadas teorías y pensamientos, que ese es tu don que te han regalado para tu bien y para el de los demás.
 

“ Desgraciados los hombres que tienen todas la ideas claras”. Louis Pasteur

¿por qué son desgraciados?

¿Porque se quedan sin ilusiones?
¿Porque ya nada tiene misterio y sorpresas por descubrir?
¿Porque saben que todo es una comedia y una mentira?
¿Porque nada ya tiene sentido?
¿Porque como la esperanza que no conocemos y por eso nos mantiene vivos?
¿Porque sabemos que el final es inevitable?
¿Porque da igual lo que hagas puesto que te crees sólo una gota en el mar?
¿Porque…?
¿Porque…?
¿Porque…?


“Quien no tiene toda la inteligencia de su edad, tiene toda su desgracia”. Voltaire


¿Somos más inteligentes con la edad?

No, el “ que tonto va a la guerra, tonto vuelve de ella”, la diferencia, el asunto en definitiva es la reflexión que sepa hacer.

Hoy he hablado con un anciano desconocido que he abordado por haber coincidido en el mismo sitio de la calle varias veces ya en días anteriores, lo curioso (por lo que me he dirigido a él) es que es el mismo sitio exactamente, incluso con las mismas coordenadas geográficas, como si de un “déjá vu” se tratase, le saludo y le señalo la coincidencia, afirma que es cierto y que ya se había dado cuenta de ello, continuamos hablando, nos contamos cosas de nuestra vida uno al otro hasta que nos despedimos después de un rato de amable charla…


¡Que vidas más variadas hay en nuestro entorno, sin conocernos, no dejo de sorprenderme, cuanto más conozco, más motivos de hondas reflexiones encuentro en esas vidas de éxito en su vigor de juventud y de debilidad y soledad en su vejez, cuanto “patrimonio” acumulado acumulándo polvo, el tengo, el tuve y el mantengo no valen nada en el hoy, o no saben administrarlo.


“Dile a tu jefe lo que realmente piensas de él, y la verdad te hará libre”. Patrick Murray


Que nadie se confunda, dile la verdad “y te hará libre de tu trabajo” salvo que sea muy lisonjera para él.


En el pasado escribí una crónica de 27 años de mi vida que plasmé en un libro auto editado y lo repartí a mis amigos, enterado mi jefe de que en un capítulo salía él, me pidió poder leerlo, le dije que no le iba a gustar, esto aceleró sus ganas de leer e insistió con amenazas en la mirada en leerlo, le presté el libro y me puse a actualizar mi “curriculum”.

Naturalmente no le gustó, pues contaba sus trapacerías y maldades, no lo nombraba, pero todos los que estaban en ese entorno reconocieron por los hechos contados al personaje.

Me recriminó no haber consultado al escribirlo, le dije que en mi libertad estaba contar hechos acaecidos y él tuvo la oportunidad de no cometerlos.

No tomó acciones contra mí públicamente, 4 años después me despedí amistosamente de la empresa, no tomó venganza no porque no lo deseara, sino porque no podía hacer más precario el sueldo y las condiciones sociales, pero el acontecimiento aceleró mi salida de la empresa, de esa situación de precariedad resignada y él supo que sus hechos pasados de abusos no habían quedado impunes e ignorados.


“El que chismorrea contigo de los defectos de los ajenos chismorrea con otros de los tuyos”. Denis Diderot


Y de esa manera todos acabamos conociéndonos…

Los llamaría “transferidores de información” al igual que en los vertederos de basura previos al definitivo reciclaje se les llama “centros de transferencia”, la información del chismoso cumple una función social: La del “reciclaje” de actitudes, que sin ellos no sabríamos vivir y sería muy aburrida la vida ¿Qué otra cosa son los programas de “cotilleos” y “chismorreos” de las radios y TV a cargo de afamados profesionales que tienen tanto éxito hoy en día?


“En las cosas grandes los hombres se muestran como les conviene; en las pequeñas, se muestran tal como son”. Nicolas de Chamfort


Quizás porque lo pequeño creen que no les afectará a su reputación; se olvidan que “un garbanzo no hace puchero pero ayuda al compañero”.

La reputación es algo que tarda en ganarse y muy poco en perderse, ganamos reputación en las pequeñas cosas, no en las grandes, si eres fiable en lo pequeño mucho lo serás en lo grande.

No seas como la mayoría que sólo en lo grande se muestran como les conviene, se sencillo tanto en lo grande como en lo pequeño, que la sencillez hable siempre por tí en las dos maneras.


“La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”. Pablo Ruiz Picasso


Teniendo en cuenta que Pablo era un ateo…¿De dónde le venía la inspiración?

¿O no era ateo…?


La inspiración viene de un ser superior, Él nos inspira algo en cumplimiento de un plan (al menos eso creo yo que soy creyente).


Hay relaciones directas comprobadas en la física, en mis tiempos de mecánico me decía mi maestro: “En mecánica el 10% es sudor y el 90% grasa”.


La inspiración es como una puerta que se abre (muchas veces en sueños), una luz que se enciende y disipa las sombras y te hace ver claro todos los problemas, puede que sea una acción bioquímica no sabida por mí, pero eso es otra cosa diferente a la inspiración, la inspiración viene como el rayo que te cae encima, sin provocarla y muchas veces sin pensar en el problema por lo que no es preciso que te pille trabajando en nada.


“Yo no sé si Dios existe, pero si existe, sé que no le va a molestar mi duda”. Mario Benedetti


Un pensamiento acertado, Dios no tiene “la piel tan fina” que se vaya a molestar por eso.

Citando a san Pablo “Si tus labios profesan que Jesús es el Señor, y tu corazón cree que Dios lo resucitó de entre los muertos, te salvarás. Por la fe del corazón llegamos a la justificación, y por la profesión de los labios, a la salvación”.


Quien diga que Dios tiene sentimientos humanos como los pecados que nos afligen está juzgando la idea divina como hombre, y eso es “homocentrismo” y es lo más más lejano de la realidad. Tendemos en toda nuestra vida a medir con nuestra propia vara de medir a los demás (y eso incluye a Dios) , y eso es lo que no lleva hacia los mayores errores e injusticias.

Hemos escuchado, leído y hasta nos han sido inspiradas normas de conducta, el ejercerlas correctamente es nuestro libre albedrío que junto con las formas y maneras de hacerlas, estas tienen sus “consecuencias” que no castigo.



“El dinero no da la felicidad, pero aplaca los nervios”. Jeanne Bourgeois “Mistinguett”


Cada uno cuenta según le va la feria.

La felicidad es un estado momentáneo en la vida, llena de pequeños momentos de felicidad.

Contestando a Mistinguett, conozco a personas que el dinero no la ha calmado los nervios, al revés, se los ha encrespado bastante con el miedo a que se lo quiten.

Recomiendo vivamente leer este enlace que escribí hace ya tiempo:

http://tribunaavalon.blogspot.com.es/2016/08/las-bolas-doradas-de-la-aldea-de-los.html


“Bienaventurados aquellos que ve belleza en lugares humildes donde otros no ven nada”. Camille Pissarro


No sé qué decir, el canon de la belleza cambia según la cultura, la belleza griega, la árabe, la china, todas son diferentes y opinables.

Ninguna creo que se le pueda llamar humilde, en general entendemos como algo bello por la excitación de los sentidos, como por la luz o los colores, la mariposa con sus coloridas alas decimos que es bella, no así de la humilde polilla, los ocasos de octubre o los amaneceres decimos que son bellos y hasta de las terribles tormentas encontramos algo bello en ellas.

No opino lo mismo de la sencillez, que sí puede ser bella. Una vida sencilla (que puede ser humilde) puede ser bella.

La humildad nunca es soberbia, si puede ser sencilla.

Creo que Camille debió decir “lugares sencillos” en vez de humildes, pues yo veo “cosas” en los lugares humildes, y no son “cosas” buenas para su entorno.


“Cuando un político promete algo, hace como los niños: añade mentalmente, “si puedo”. Y tan tranquilo”. Gil Bejes Sampao


No conozco los antecedentes de Gil B. por lo que no tengo prejuicios sobre él, lo que sí veo es que hemos conocido a políticos de la misma clase, para ellos los programas están pensados para engañar y no cumplirlos.

El político de los 80 Enrique Tierno Galván dijo que “los programas están hechos para no cumplirlos”. Al menos este señor fué sincero, de hecho fué el único desde que tengo memoria que no engañó, hizo lo que hizo pero no dijo hacer lo que había prometido.


Yo me pregunto Si viniera un político sincero de verdad la gente lo reconocería?

Nos hemos acostumbrado a la mentira y a la hipocresía… No tengo esperanza alguna en el ser humano.


“Cuando tenía principios no tenía medios, y ahora que tengo medios, carezco de principios”. Andrés Rábago “El roto”


De eso creo que es de lo que me he escapado; como minimalista me defino “minimalista sobrevenido”, por haber empezado por necesidad.

Ahora tengo muchos más medios que cuando empecé, y eso es lo magnífico, sigo teniendo los mismos principios e incluso reforzados.

El peligro de la sociedad es que corrompa tus principios, con más medios olvidas los principios que te daban dignidad, podríamos decir: “Cuando tenía medios al menos tenía principios, hoy he cambiado principios por medios”.


“Quien dá hace una buena acción, quien presta, un mal negocio”. Jean Petit-Senn


Algo para meditar de verdad, salvo que seas un banco, si prestas, te son deudores y pierdes un amigo y ganas un enemigo, es un mal negocio que la ganancia sea perder un amigo.


Si de verdad es un amigo el necesitado dale el dinero si puedes hacerlo, mantendrás el amigo y él se considerará deudor, si no lo hiciera, no era amigo, solo te habrá costado lo dado por saberlo.


Naturalmente esta meditación no es válida para bancos y personas que se dedican a prestar dinero que es su negocio.

Los bancos te prestan con el dinero de los depositantes, no con el suyo, sólo corren el riesgo de una retirada masiva, y también de eso se precaven.


“La libertad no hace felices a los hombres; los hace sencillamente hombres”. Manuel Azaña


Libertad, el concepto más manipulado de la historia, libertad ¿para qué? (le respondió Lenin a Fernando de los Ríos).

Es un concepto muy manipulable pues cada uno lo entiende de una forma.

El niño desea libertad, pero si padre o tutor se la dá, lo mata, seguro.

¿Tiene que ser el hombre “tutelado” de alguna manera?

Muchos lo desean y lo piden sin saberlo, de ahí que nombremos “tutores”, es decir: Gobiernos.

¿Qué es ser hombres como dice Hazaña? (entiendo que es genérico e incluye a la mujer).

El “hombre libre” se nota que lo es porque mantiene su dignidad sin merma.

Sin dignidad no hay libertad, puede ser que estemos sujetos a reglas y normas, pero éstas no pueden ir contra la dignidad, pues irían contra la libertad.


“ Un gran capitán ha de preguntarse varias veces al día: si el enemigo se presenta de frente, por la derecha y por la izquierda, ¿Qué habré de hacer?. Napoleón Bonaparte


Yo no lo sé, quizás si no hubiera empezado no se tendría que hacérsela.

Un poeta dijo:

"Aquel genio de ambición

que, en su delirio profundo,

cantando guerra, hizo al mundo

sepulcro de su nación,

hirió al ibero león

ansiando a España regir;

y no llegó a percibir,

ebrio de orgullo y poder,

que no puede esclavo ser,

pueblo que sabe morir."

ODA AL DOS DE MAYO, de Bernardo López García


Un gran capitán debe siempre tener los pies en el suelo, pues sus delirios de grandeza suelen pagarlos el pueblo con sangre.



“Lo que no puede ser, no puede ser. Y además es imposible”. Rafaél Gómez Ortega “El Gallo”


Tengo otras: “Salamanca no presta si natura no da” y “el que tonto va a "la guerra", tonto vuelve de ella”, lo que viene a querer decir que hay cosas (salvo milagro) que son imposibles.

Podemos aprender, perfeccionar, pero antes tiene que existir algo de base sobre el que construir.

Todos tenemos un don, hagámoslo grande y perfecto que para eso nos lo han dado.


“Yo no sé cómo es la vida de un pillo, nunca lo he sido, pero la de un hombre honesto es abominable”. Joseph de Maistre


Sólo por observación, yo sí sé cómo son ambas vidas, las del pillo tiene muchos matices y grados, la del honesto, ningún matiz, se es honesto o no se es.
De alguien podemos decir: “es un poco pillo en esas cuestiones”, pero nadie puede decir “es un poco honesto en esas cuestiones” puesto que el honesto no tiene matices, se es o no se es es, no decimos de una mujer embarazada “está un poco embarazada”.


No conozco los argumentos de Joseph de Maistre para decir que la vida del hombre honesto es miserable, pero me temo que no los compartiría.

La vida del honesto no está libre de sorpresas y de peligros, que tendrá que sortear con honestidad, no será aburrida, pero la dominará la placidez y la armonía.

“La ambición es el estiércol de la gloria”. Pietro Aretino


Si el estiércol es la mierda del caballo ¿Quiere decir que el que está lleno de ambición está lleno de mierda?

La ambición tiene cosas positivas, como el estiércol es un magnífico abono para el campo, lo mismo el estiércol de la gloria es un buen abono para la cosecha de la vida; también en demasía llega a quemar la cosecha en el campo lo mismo que en el hombre, que “muere abrasado por la ambición”.



“Engañar a los hombres de uno en uno es bastante más difícil que engañarlos de mil en mil”. Santiago Rusiñol
¿Y por millones?
¿Qué experiencias tuvo Rusiñol para llegar a esa conclusión?
Las “consecuencias de que “te pillen con el carrito de los helados” ¿son las mismas?También dijo el presidente Lincoln: “Se puede engañar a todo el mundo algún tiempo…se puede engañar a algunos todo el tiempo…pero no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo”.
La mentira tiene las patas muy cortas y siempre tiene consecuencias.Nos duelen que dejen de querernos, pero más nos duele que nos engañen.

“Bueno es el nombre de la paz, sus frutos gustosos y saludables, pero advertid so color de paz no nos hagamos esclavos”. Juan de Mariana
Efectivamente, la paz que dura mucho ablanda el carácter humano.
El valor es necesario, sin valor no se sobrevive a las tempestades de la vida; Mary T. Moore dijo: “la adversidad alimenta el valor”, sin ese valor no somos fuertes.
La paz ablanda los colectivos, un colectivo que vive mucho tiempo en paz se hace esclavo de quien le proporciona esa paz.

¿Quiero decir que estoy en contra de la paz?

En absoluto, soy muy partidario de la paz, tanto es así que he aprendido el arte de la guerra para poder mantenerla.
La guerra para mi no es expansión, es defensa propia.

“Es curioso que la vida, cuanto más vacía, más pesa”.León Daudí
¿Qué es lo que nos hace pesada la existencia?

Creo que la falta de un objetivo, de una guía, de una brújula. Desorientados como “ovejas sin pastor”, como “un burro en un garage”...

Todo ha de tener un objeto o un objetivo, un rumbo, que llegue o no, pero una dirección de ida.

A veces creyendo tener un rumbo, he buscado al mismo tiempo alternativas o rutas de escape, pero cuando más me pesaba la vida fué cuando no tenía nada como objetivo.
Todos tenemos que cumplir un “plan”, un plan designado por quien puede y quiere, ese plan debe ser tu objetivo, no sabes cual es, pero si sigues lo que de verdad está en tu corazón y obedece a la bondad es un indicio de que sigues “ese plan designado para tí”, tu tienes unos dones que te fueron dados, ejércelos, y ejerciéndolos estarás justificado ante tí mismo y la vida se tornará suave y ligera.



“La gloria huye del que la busca y sigue a los que la desprecia, porque aquellos se acomodan al gusto de sus contemporáneos y éstos lo afrontan”. Arthur Schopenhauer
Esta frase si se la aplicamos a los políticos actuales es demoledora, pues éstos no hacen, no trabajan nada más que “por el qué dirán” sus contemporáneos…
No por lo que sea bueno y justo, no afrontan los auténticos problemas del pueblo.


“El tamaño de un hombre puede medirse por el tamaño de las cosas que le encolerizan". Thomas Morley
No conozco el contexto de este pensamiento.
La cólera es un carácter, una manera de expresarse, se dice: “Ese es un hombre colérico” como definición peyorativa, por el contrario de una persona buena se dice que es lento a la cólera, los hombres santos son “lentos a la cólera” y no solo en el cristianismo, en el budismo la ausencia de cólera es una virtud.
La cólera ciega, de ahí que la estrategia para vencer a un enemigo consista en ponerle colérico y que como un toro embista al engaño.
Pero habla del “tamaño de las cosas que le encolerizan” ¿No querría decir “cosas que le indigan”? Si por ejemplo abominas de la corrupción policial, esa cólera sería justa, pero te cegaría en la lucha contra ella.
Como he dicho, desconozco el contexto en que lo dijo.



“La guerra es una masacre entre gentes que no se conocen para provecho de gentes que sí se conocen pero no se masacran”. Paul Valery
...He incluso han sido socios en muchas otras cuestiones.
La guerra es otra forma de hacer política, los políticos son gente hábil en la manipulación de sentimientos ajenos para su propio beneficio.
Hay muchos nombres de guerra, pero todas son por poder.
Guerras las hubo, las hay y las habrá hasta que en el fin “paza el león y el cordero juntos”.
Cuando no quieras guerra, prepárate bien para ella, “Si vis pacem, para bellum” atribuida a Julio César que en latín viene a decir: “Si quieres la paz, prepara la guerra”.



“Un hombre es como una fracción cuyo numerador corresponde a lo que él es, en tanto que el denominador es lo que cree ser”. Lev Tolstoi


Interesante forma de definir a un hombre en cuanto a la percepción psicológica.

Es decir una persona con mucho ego sería:


¿Quién escribe la fracción auténtica?

Como español yo soy aproximadamente al día de hoy:
Claro que otros juzgandome o comparándose conmigo serían:





“Los años que una mujer se quita no se pierden; se añaden a las otras”. Diana de Poitiers
No conozco caso, en cambio si conozco el “no cumplir” o incluso el más radical “descumplir”, hasta el punto de tener que avisar a la persona de que ya casi la iba alcanzar…
Cierto que parece darse en las féminas más que en los varones (muy sensibles éstas a las fechas de cumpleaños) aunque en ciertos hombres también suele darse ese prurito.
Las personas llevan de serie la caducidad que a pesar de sus buenos hábitos no es posible ir en su contra, sí mejorarla pero nada más. Lo normal es que intente intervenir por medio de la química o la intervención quirúrgica para “maquillar” el paso del tiempo, pero hasta hoy parece que van perdiendo la batalla contra la edad. Que no hay nada más deprimente que observar el paso del tiempo en esas personas cuando los “trabajos” se vienen abajo por el efecto del tiempo, al final no son personas ancianas con la dignidad de la ancianidad si no un ser abatido en su lucha que ha perdido esa dignidad de la ancianidad.



“Muéstrame a alguien que nunca cotillee y te mostraré a alguien que no se interesa por la gente”. Barbara Walters
Cotillear puede ser que te interesen las cosas de los demás, pero no creo que se refiera a la maledicencia ni al chismoso.
Lo mismo que el que chismorrea de otros delante de tí, también lo hace de tí delante de otros como dijo Denis Diderot, el chismoso puede ser maledicente a veces, pero también cumple una “función social”.
Cuando era niño no existía Twitter, teníamos “patio de vecindad”, mientras jugaba, me enteraba de la vida y milagro de todos mis vecinos, sabía tanto como el confesor, le tomé “cierto gusto” el poder conocer a los demás, pero con las nueva construcciones se acabaron los “patios de vecindad” y aumentó la individualidad hasta el extremo que no sabemos ni cómo son los vecinos de escalera.



“El número de locos es tan grande, que la prudencia se ve obligada a ponerse bajo su protección”. San Agustin
No encuentro por primera vez sentido a una sentencia, quizás si viera el contexto…
Siendo un filósofo religioso, menos aún lo entiendo, puesto que yo cuando me siento conturbado por la locura de los tiempos, pido la protección de Dios Todo poderoso, puesto que la “protección” de lo locos nunca va a ser buena.
He consultado sin éxito en la web, recurro a un amigo que creo instruido en religión,me dice “Yo lo entendería como una ironía: es tan apabullante la fuerza de la locura que la prudencia, por prudente, se ve en la necesidad de aceptar su propia sumisión. Nota que no habla de la Virtud en el sentido cristiano, ni tampoco de la prudencia cristiana, sino de la prudencia a secas, que puede ser la de un pagano de su época. Tampoco parece un consejo, sino una observación abstracta. Está sin contexto. Seguramente dice eso para a continuación razonar a partir de él. Es un punto de partida, no de llegada”


Puede que mi amigo esté en lo cierto, y yo como todo lo miro con el prisma de mi religión olvido que podía referirse al mundo pagano olvidando que hay “otros prismas”, puede que alguna vez dé con el contexto.


“Hay tres clases de mentiras: las mentiras, las malditas mentiras y las estadísticas”. Mark Twain
Algo en que casi todos están de acuerdo, las estadísticas son una falacia.
Al menos las que se “cocinan” para el consumo público, las particulares que se hacen por encargo, esas sí son mejores dado que de los aciertos viven las empresas de estadísticas.
Son falacias las “encargadas” al efecto para tener un determinado efecto sobre los encuestados.



“La agilidad es una excelente condición para subir a los árboles, pero no para gobernar a los pueblos”. José Canalejas
Diatriba de Canalejas contra un adversario político de su tiempo es lo que imagino que fué dicha frase.
La agilidad en los movimientos, sean los que sean, es más una cualidad que un estorbo, mientras que la lentitud puede ser una virtud, y en algunos casos una rémora.
Gobernar a un pueblo es (dependiendo de quién gobierna) es necesaria la agilidad o la lentitud dependiendo si se es “democratista” (como se decía en el siglo IXX) o absolutista.









miércoles, 22 de noviembre de 2017

Echándo más parrafos en noviembre

“El debate es masculino, la conversación es femenino”. Louisa May Alcott

No sé cómo etiquetar esta afirmación, según el rol de antes, debate es igual posicionamiento, contrastes de posiciones, trincheras dialécticas, parece un rol varonil y la conversación es comadreo, charloteo etc. lo achaca a rol femenino o ahembrado.

Hoy día esos roles han sido dinamitados, encontramos en ambas trincheras los dos sexos, no porque antes no existieran, es que no las dejaban.

Mientras en la alta y media sociedad si tenían ese rol, pero en las sociedades llamadas bajas, si las había, el ejemplo lo tenemos en los escritores del siglo IXX que dan crónicas de las llamadas “majas”, “manolas”, que si hacían debates y hasta tomaban liderato en la acciones sociales, donde insignes mujeres de la “clase baja”, fueron ejemplo de “hombría” y tesón con sus acciones.

“Tu secreto debe pasar a formar parte de tu sangre”. Proverbio árabe.

Obvio, un secreto es algo oculto que no se dice a nadie.
Lo mejor es no tener ninguno, y no tendrás peligro de desvelar y faltar de ese modo.

Si el secreto llega a formar parte de tu sangre puede envenenarla, pues no hay secreto que tú no conozcas y Dios que todo lo puede y todo sondea, hasta lo más profundo de tí, no conozca, y podéis ser juzgados.
Cuando los católicos se confiesan, es decir cuentan a Dios por medio del sacerdote, se desprenden del secreto y se liberan pues quedan limpios y ya no tienen secretos pues lo han contado, otra cosa es que los publiquen en la plaza, eso ya no sería conveniente.

“El deseo del dinero crece tanto cuanto el dinero mismo”. Juvenal

Ese es el peligro, pues el que tiene 20 quiere tener 40 y de este modo no encuentran límite ninguno; nos sorprendemos que “fulano” que tiene millones y aún no se satisface y quiere más, no comprendemos que ha sido atacado por el virus de la avaricia.

Cultivar un espíritu moderado en todo y en la avaricia más aún, es la única forma de escapar de él.

Alégrate de pagar impuestos, son para el bién común, para tí mismo y como vacuna contra la avaricia.

Reclama honradez a tus gobiernos, exige contundentemente justicia y sé moderado en tus vicios.
Piensa que la mejor heredad que dejarás a los que vengan después de tí es una sociedad próspera, trabajadora, sana y honrada

“La cosecha siempre parece mejor en el campo de nuestro vecino, y la vaca de nuestro vecino dá más leche”. Ovidio

Es la envidia, ese sentimiento con que se manifiesta nuestro complejo de inferioridad.
El ciclo envidia>>odio>>muerte moral, resulta letal para nosotros.
Tenemos que ser ecuánimes ¿Has trabajado igual, has sembrado igual, has tenido los mismos vientos y lluvias? En resumen ¿Has tenido las mismas circunstancias?
Analiza las coincidencias y encontrarás las respuestas, no te olvides discernir entre la verdad y la propaganda, ten en cuenta que en la vida: “De cantidad y santidad, la mitad de la mitad”.

“Cuando el carro se ha roto, muchos os dirán por dónde no se debía pasar”. proverbio turco

U otros españoles: “A toro pasado todo el mundo es valiente”, “A moro muerto, gran lanzada” y así siempre, es cómo los economistas, que son muy buenos explicando cómo sucedió.

¡Que acertadas son las explicaciones después de sucedido todo!

Por eso mismo, muchos tenemos hambre de encontrar una guía lo más fiable posible, queremos no equivocarnos más.
Haber guías las hay, lo que pasa es que nuestro apego a las cosas mundanas nos impiden verlas, por eso mismo, afortunadas son las personas que las lee y gusta de practicarlas.

“Cada uno lee el periódico de sus opiniones, es decir, cada español se entretiene en hablar consigo mismo”. Juan Donoso Cortés

Donoso pensaba quizás que pensaban cuando tal vez eran adoctrinados, aunque con medios muy primarios, si fuera como dice sería un “onanismo” mental.

Ayer y hoy (por lo que observo) los periódicos tienen una línea editorial sensible hacia quien les paga la olla, los periodistas son personas que tienen su propia opinión (eso es indiscutible), pero esa opinión muchas veces es incompatible con los intereses de quién les paga la olla, ellos son profesionales de la palabra como el herrero los es de la forja de hierro, los dos “laboran” según demanda del encargo.

El código ético a muchos no es lo prioritario, no sólo de ellos, de los demás tampoco.

Por eso es interesante el fenómeno de las redes sociales, que aunque muy penetradas y a veces mediatizadoras, en algún porcentaje es libre en sus opiniones.
El que paga influye, si nadie te paga, eres tú tu propio “director”. Pero no te ufanes, seguro que tú (nosotros) también somos siervos, aún sin quererlo.

“Pueden decir todo lo bueno que quieran de nosotros, pero nunca nos dirán nada nuevo”.
La Rochefoucauld

No estoy na da de acuerdo, salvo que lo dijese en un contexto de ironía
De mi mismo he escuchado en el buen sentido y en el malo también, muchas cosas nuevas que me sorprenden, aunque pocas veces tienen el acierto pleno de como me percibo yo mismo según el conocimiento que tengo. A veces cuando escucho algunas, me pongo a reflexionar en los por qués y los cómo han llegado a esas conclusiones y qué estoy haciendo para ello.

Si difícil es conocer a los demás, más difícil es conocerse a uno mismo, a veces hasta Jesús preguntó a sus discípulos: “¿Quién dice la gente que soy yo? ¿Quién decís vosotros que soy yo?"
Él lo sabía, pero preguntó.

¿Por qué si creo saber quien soy actúo de esta forma? ¿Si con el corazón quiero una cosa, por qué hago otra que me disgusta?
Son preguntas que siempre nos hacemos, aunque no las expresamos.

“Las personas más insoportables son los hombres que se creen geniales y las mujeres que se creen irresistibles”. Henri Asselin

Diría que la autoestima es algo necesario para nuestro equilibrio, en exceso como todo, es malo.

Cuando eres consciente de tu nimiedad, cuando sabes que comienza tu final, generalmente te vuelves más reflexivo y aprecias más la suavidad y la vida sencilla.

En mi derredor veo personas que tienen mi misma edad e incluso mayores, que se desesperan y agobian por cosas mundanas sin tener motivo añadido para ello, no han reflexionado.

Tampoco comprendo que personas ya entrada en edad, su afán inusitado de hacer ejercicio, de forzar la máquina, una máquina ya gastada que puede colapsar; decía un forense famoso: “Nunca he visto tantos cadáveres más sanos”.

“El cálculo nunca hace al héroe”. John Henry Newman

Porque el heroísmo en su inmensa mayoría nace en el corazón: “El corazón tiene razones que la razón no entiende”.

Conozco actos heroicos que lo fueron por cálculo de probabilidades y balance de pérdidas y ganancias, pero sólo parecieron actos heroicos a la vista de los demás.
A veces es más fácil morir que rendirse, es lo que he observado y creo que esta cuestión va en los genes, alimentado por la educación y los roles adquiridos.

Estando ya casi rendidos y en retirada, la acción de una persona (generalmente una mujer) fue determinante; leyendo a Galdós en “Episodios nacionales” leemos muchos ejemplos de heroísmo, muchos por no defraudar un rol establecido de antemano. Hoy día creo que serían muy escasos, pues el varón, demonizado por machista, no se avergüenza de tener miedo o correr ante el peligro, no digamos ya de dar la vida por la Patria por no aparecer como ahembrado, poco hombre o cobarde.

“Para inventar algo hacen falta dos. Uno idea combinaciones y otro escoge”. Paul Valéry

Desconozco las vivencias en que se basa Paul, en las mías (tengo muchos inventos) éramos dos también, yo y mis necesidades.

En España hay un dicho: “Estudia más un hambriento que cien abogados”.

Yo y mis necesidades en realidad éramos dos personas en una, yo el necesitado e imaginativo y otro el pragmático que elegía.

Sólo desde esta perspectiva puedo dar la razón a Paul Valéry.

“Una de las leyes fundamentales de la cortesía es la resistencia al primer impulso”. Noel Clarasó

“El contar hasta diez” me decían mis preceptores cuando era niño, es sabia medida, no sé si como cortesía, pero sí de aconsejable prudencia.
A veces la vida la vida real no es como Twitter donde puedes borrar un tuit cuando te arrepientes, por ello es aconsejable un poco de cautela o de “cortesía” como señala Clarasó.
La reputación es algo que se puede perder en un segundo, y ganarla cuesta mucho o nunca se alcanza.

“El tiempo que uno pasa riendo es tiempo que pasa con los dioses”. Proverbio japonés.

La risa es buena, aunque algunas veces llevada al extremo sea histérica (así se llama un síndrome: “risa histérica”), la sonrisa o la carcajada es mejor por ser más moderada.

Este proverbio lo veo algo extremo, nadie ha estado con los dioses para saber cómo se pasa el tiempo estando con ellos, también podemos creer que son “una pandilla” de histéricos esos dioses, de todas formas tomemosla como una frase “positiva” aunque algo mentirosa.

Hace mucho tiempo ya, tres jóvenes compañeros sufrimos un ataque de risa incontenible…
(Fué diagnosticado por el servicio médico como un ataque de risa histérica), nos sedaron y tras dos horas de sueño nos reincorporamos al trabajo (algún día os lo cuento).

“Un paraíso del que no se puede salir es un infierno”. Armando Fuentes Aguirre

Todo lo impuesto es aborrecible, la jaula de oro es una prisión insufrible, pues hasta te quita el presumir de suplicio.
Comer jamón es una delicia, comerlo todos los días por obligación es un martirio.
El trabajo dicen que te libera, menos a la bestia de tiro que la esclaviza.
Y así todo…
¿Eres esclavo de algo o de alguien?

“El contribuyente es una persona que trabaja para el gobierno, pero sin haber hecho las oposiciones a funcionario”. Ronald Reagan

Yo prefiero decir: “El contribuyente es quien aporta los dineros para que el gobierno que los representa los administre bien en beneficio de la sociedad”. Mientras que el gobierno (que es nuestro representante- administrador) emplea como gobierno representante del estado, a “Trabajadores públicos” a los cuales selecciona en concurso- oposición, de suerte que el gobierno que nos representa y los funcionarios “son empleados” del pueblo representado.

Es por lo que difiero en la expresión “el contribuyente trabaja para el estado”.
Cierto es que no siempre el estado es eficiente y en algún caso es hasta opresivo...Pero esto es para otro tema.

“No hables hasta que estés seguro de que tienes algo que decir y sepas lo que es. Entonces dilo y luego siéntate”. Dale Carnegie

Le faltó decir: “...siéntate y espera a que las ranas críen pelo”.
Si estas seguro de algo, hazlo, pero no esperes que muchos te sigan, te oigan o incluso respondan a tu acción, el mundo es muy complejo y retorcido , que todo da igual, pues hagas lo que hagas, siempre te criticarán.

Pongo un enlace de un cuento tradicional español al respecto: titulado “El abuelo, el nieto y el burro” (cuento infantil) http://www.elhuevodechocolate.com/cuentos/cuento63.htm

“Me gustaría emplear toda mi vida en viajar, si alguien me pudiera prestar una segunda vida para pasarla en casa”. William Hazlitt

Hay una solución mental para ese tipo de sentimiento (que es un sentimiento): Hacerse ciudadano del mundo, que todo el mundo sea tu casa.

Mi casa es donde estoy, y puesto que no soy un árbol me muevo por mi casa o mi parcela.

Como cristiano sé que sólo soy un peregrino camino de mi esperanza, que camino por el mundo entre mis hermanos humanos, animales y demás seres creados, “creaturas” se les llama y son mis prójimos…

¡Aunque hay cada prójimo que es para “ponerle de comer aparte”!

“El mayor castigo para quienes no se interesan por la política es que serán gobernados por las personas que sí se interesan”. Arnold J. Toynbee

No hay duda de que eso es así, “interesarte” por la política no es participar sólo en el voto, es opinar libremente, por escrito, en las redes sociales, apoyando los puntos de vista que te agraden, votandoles o no votandoles, participando o no participando en el voto, de mil maneras pero todas ACTIVAS.

Lo que no es lícito es la “equidistancia”.

En la política hay enemigos, rivales, adversarios, todos ellos necesitan un tratamiento individualizado.
Los cobardes, los pusilánimes, los acomodaticios, son todos “unos pagafantas” (popularismo que entiendo por el que se indica a un estúpido que paga la bebida sin tener otro beneficio).
En política a veces se hace evidente el dicho español: “Más vale una vez colorado que ciento amarillo”, si eres un “pagafantas” no te hagas mala sangre, paga y calla.

“El pensamiento del suicidio es un gran consuelo, ya que por medio de él uno logra escapar de una mala noche”. Friedrich Nietzsche

Pensamiento tan “profundo” que no lo alcanzo a comprender…
Quizás sea porque nunca he contemplado tal eventualidad como huida, si comprendo tal eventualidad y sería capaz de tomar en el sentido del sacrificio por una causa que lo mereciera.
La inmolación por una buena y gran causa si la comprendo, el morir matando a nuestros enemigos, la frase: “No sabemos rendirnos” fué y es una frase con mucha fuerza, una fuerza más fuerte que la tempestad, de hecho es la tempestad de la voluntad una fuerza que sólo cuando la has visto o experimentado la comprendes. 


“Hay que tener cuidado al elegir a los enemigos porque uno termina pareciéndose a ellos”. Jorge Luis Borges
Algunas apostillas: Nosotros no elegimos a nuestros enemigos, son ellos los que nos eligen.
Sólo si nos obsesionamos con su odio nos parecemos a ellos, debemos perdonar sus malas intenciones pero vigilando para ejercer “la legítima Defensa”.
El odio es un veneno del que es su 1ª víctima el odiador.
“Líbranos de nuestros enemigos” rezamos, porque sabemos o intuimos que sus acciones sobre nosotros pueden hacernos reaccionar; tengo más miedo de mis reacciones que de perder la vida, pues con ellas puedo perder el alma.

“La indignación moral es la estrategia tipo para dotar al idiota de dignidad”. Marshall Mcluhan
No sé porqué, pero estoy en contra de esta sentencia, creo entrever algo malo en ella.
¿Porque soy un idiota?
Me doy cuenta que muchas veces me indigno moralmente, según el autor soy un idiota, no lo siento así; siempre he observado que “el mundo” (del que abomino) ha llamado tontos a los buenos, hacer una obra buena es tontería para los malvados, ¿No serán ellos los necios? Por eso no feliciteis a nadie hasta que no veais como mueren, pues al malvado siempre le alcanza su maldad.

“Siempre estoy dispuesto a aprender, aunque no siempre me gusta que me den lecciones”. Winston Churchill

Todos lo estamos y todos odiamos que nos den lecciones gratis.
Hay maneras diferentes de dar lecciones:
Que te la pidan (y tú cobres por ello).
La das sin que te la pidan y sin cobrar por ello (esto disgusta siempre pues indica que te crees superior a ellos).
La das con el ejemplo de tu buen hacer y del beneficio que obtienes (te copiaran).
La vida te da lecciones y experiencias y tú aprendes o no (la vida cobra en especie).
Dicen que los consejos no hay que darlos aunque te los pidan (salvo que cobres por ello), siempre menciono “cobrar por ello”, es porque creo que lo gratis siempre se desprecia o no se valora, sólo Dios da gratis total, los demás cobran algo; “Dad gratis lo que gratis recibisteis” dijo Jesucristo a sus apóstoles refiriéndose a sus dones curativos, pero también dijo: “Cada obrero tiene derecho a su salario”.

“El avaro carece tanto de lo que tiene como de lo que no tiene”. Antoine de Rivarol

Todo lo que se diga del mal que es y son el avaro y la avaricia es poco, una “enfermedad” grave es la avaricia, todos la hemos padecido en algún grado, pero al que se le declara “metástasis”, ese está perdido.

Un consejo le daba una mujer avara al pupilado Gabriel en un libro de Galdós de los episodios nacionales”: “Atesora y guarda todo lo que ganes, vive con la máxima austeridad toda tu vida y tendrás un montón de monedas, cuando te veas morir, entierralas para que no las encuentren tus herederos, así no se gastarán esos holgazanes lo que no trabajaron”, este consejo define perfectamente lo que esa enfermedad hace sobre el alma de su víctima, vive miseramente sin gastarlo y muere como ha vivido sin nada, como si nunca hubiera tenido nada.

Otros más astutos, usan la avaricia de los demás en provecho propio, ver cuento: “Encerrado en su cuarto, el viejo astuto contaba las doce monedas una y otra vez, cuando se cansaba se echaba a dormir, así todas las noches. Esto lo escuchaban sus sobrinos y no le reclamaban nada, en espera de que se muriese (ya era muy mayor) y heredar las monedas, por ese motivo no les estorbaban.
Llegó el día final y ya no amaneció el día para él, los sobrinos lo primero que hicieron fue buscar las monedas, ¡Pero sólo encontraron apenas diez!
No le molestaron por no disgustar al anciano, para que no se fuera y todo fué por un “tesoro que les pareció oir”.

“Hoy es el primer día del resto de tu vida”. Anónimo

Cada día que amanezco doy gracias a Dios por permitirme “nacer” de nuevo, el sueño es como una muerte, de hecho algunas muertes se les dice “dormiciones”.

Sabemos que la vida es breve pero como dijo F. Hebbel “A más de uno que dice que la vida es breve le parece el día demasiado largo”.

Llevo 25100 “nacimientos” o “resurrecciones” aproximadamente a lo largo de mi paso por este mundo, lo bueno es que nazco con la memoria y la sabiduría acumulada.

Cuando por necesidad no he dormido, me he perdido un nuevo nacimiento y se me añade un déficit a mis vidas, a nuevas oportunidades, pues cada nacimiento con memoria es una nueva oportunidad de corregir errores pasados con nosotros o con terceros.

¿No te has preguntado qué harías si volvieras a nacer sabiendo lo que ya sabes?

Pues que sepas que cada día que amaneces es un “nuevo nacimiento” con experiencias acumuladas, da gracias por ello.

“No llores porque ya se terminó, sonríe porque sucedió”. Gabriel García Márquez

Matizo, dí: “No llores porque lo bueno lo bueno terminó, sonríe porque sucedió”.

Lloramos porque pasó lo que nos gustaba aunque a otros esclaviza.
Las lágrimas de unos son la alegría de otros.

“Por la calle del ya voy se va a la casa del nunca”. Miguel de Cervantes

Es lo mismo que cuando nos despedimos de alguien decimos o nos dicen: “Nos hablamos”, o “nos llamamos”, y no tenemos o sabemos que esa llamada o visita no se producirá.

Cuando alguien me dice eso o el consabido ¡Estamos en contacto! Entendemos que quiere decir “cuando me convenga a mí”.

Antes rencorosa mente, llevaba cuenta de esto mismo, pero ahora simplemente ignoro la fórmula que se use, me despido con afectividad si es conveniente, pero no digo ninguna de esas “fórmulas hipócritas” e ignoro cuando me las hacen como si no las hubiese escuchado.

“¡Ojalá vivas todos los días de tu vida!”. Jonathan Swift

Una maldición disfrazada de buenos deseos…

Otra: “ ¡Ojalá vivas días muy interesantes! Creo que esta es china.
De cualquier forma y manera llegan a decir que el vivir es un sin vivir, un tormento cuando vives sin guía, sin un fin, sin un motivo, nada más que atender nuestros sentidos carnales, nos olvidamos del espíritu que se alimenta de un pan que no está hecho de trigo, sino hecho de la misma materia del espíritu, y fuera de Él nada tiene sentido.
Unos buscan ese “pan” en las drogas pero no lo alcanzan, sólo alcanzan la corrupción moral y la del propio cuerpo.
Por esto mismo que indican las maldiciones expresadas al principio, no comprendo porqué la gente quieren ser inmortales…
¿Para sufrir eternamente el hambre del “pan” que buscan?

“¿Morir yo, querido doctor? ¡Será la última cosa que haga!”. Lord Palmerston en su lecho de muerte.

Denotaba un sentido del humor muy bueno este “miloro” como llamábamos en Cádiz en 1814 a los “milord`s”.

Pero bien mirado no es lo único que como cuerpo mortal iba ha hacer el “miloro” con su cuerpo mortal: Primero se hinchará, después sería colonizado por millares de gusanos que a su vez serían sustituidos por otros de diferente clase y de este modo acabaría fundiéndose con la naturaleza.
He sido testigo de ello y otras circunstancias que no cuento, las vicisitudes que puede pasar un cuerpo son muy variadas, no “descansará” en paz un cuerpo en su tumba o en su nicho, a veces después de 80 años, su momia será sacada de su sepulcro por un terremoto, una inundación o una guerra, de tal suerte que nadie, repito nadie puede asegurar el “descanso” de la cáscara en la tierra.

Los que creemos en la otra vida, sabemos que nuestra alma abandonará “esa cáscara” que fué nuestro cuerpo mortal y nos reuniremos con Dios (esa es nuestra fe y nuestra esperanza).

“La sabiduría viene de escuchar; de hablar, el arrepentimiento”. Proverbio italiano

Otro dice: “ Hablando se aprende a callar y escuchando se aprende a hablar”.

De las dos formas se saca una conclusión: Que hablar hay que hacerlo con mesura y midiendo bien las palabras, pues lo que sale de la boca sale del corazón.

Mucho yerran los que mucho hablan, y “en boca cerrada no entran moscas”.

Confundir la “libertad de expresión” con “libertad de agresión” es fácil, no hagas o digas a los demás nada que no te gustaría que te hicieran a tí.

El respeto a los demás es respetarse a uno mismo, si faltas a los demás espera que también te falten a tí.

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *