sábado, 24 de junio de 2017

Sobre mi y mi minimalismo

Hace mucho tiempo que no escribo de minimalismo puro y duro, introduzco conceptos y opiniones en ese contexto, pero no “pontifico” ya.

No es que no me interese el minimalismo, es que como cuento experiencias minimalistas, y éstas ya son la norma, sólo esporádicamente escribo  algunos conceptos, lo contrario sería escribir un diario.

El minimalismo y mi persona son ya una sola cosa, con matices, pues nada es negro o blanco pues hay toda una gama de matices, pero las bases son minimalistas, y se ha extendido a toda las actividades.

Mucho he escrito sobre el tema, otros compañeros blogger del minimalismo tienen aportaciones muy interesantes, los sigo por suscripción y en Twitter, y el que lo desee tiene dónde leer.

Solo me queda contestar a quien guste y me lo manifieste (de la forma que prefiera)  sobre el minimalismo, para ello he implementado las herramientas oportunas, quien quiera saber más, puede ir directamente a mi colección sobre minimalismo, donde he introducido casi todo lo escrito sobre ello.

¿Quiere decir esto que ya no voy a escribir sobre minimalismo?

No, en absoluto, sólo que no será preponderante.

Estoy en una etapa de vida (en la sexta década) dónde he sufrido bastantes perturbaciones, todas ellas las he enfrentado con una actitud minimalista (por eso me auto llamo “minimalista sobrevenido”) y ya no hay vuelta atrás.
Me pregunto si me tocara la lotería un gran premio ¿qué haría?
Difícil es que me tocara puesto que no juego, pero si jugara, ¿seguiría siendo minimalista? Os puedo asegurar casi con certeza que sí.

En unos meses atrás, ví “a la calva”, no me asustó, asumí que podría ser el final y oré con el pensamiento, desperté a la mañana siguiente, dí las gracias por el nuevo día, y seguí viviendo.

Ahora estoy en la etapa de reflexionar sobre lo vivido, reflexiono observando a los más mayores que yo, a la sociedad que a veces me alarma, y como interrelaciono yo con ella, y si es la mejor forma de hacerlo.

No deseo llegar a ser como esas personas de la década 8ª que se carcomen con lo poco que les queda y lo poco que han hecho.

Me voy a los parques, pero no para observar a los mayores, sino para observar a los niños jugar, también abro mi ventana mientras fumo mi cigarro puro y tomo mi café (ahora descafeinado) y gozo viendo jugar a la chiquillería (vivo a pié de calle ahora) juegos ruidosos y llenos de vida y sencillez.

Es una vida sencilla, minimalista, que gozo en mi ocaso vital, y creo que si llego a la ancianidad, estaré en paz y sin remordimientos, hasta he perdonado a los que me hicieron mucho mal.

Siempre con vosotros, a vuestra disposición, escribiré como siempre, siempre que me sea inspirado.

jueves, 8 de junio de 2017

Héroes y villanos


https://pbs.twimg.com/media/DBovy2xWAAA9MlF.jpg

Se ha confirmado que Echeverría está entre los muertos del atentado terrorista de Londres, honor y gloria a los valientes por defender a otra persona.

Nada se sabe por el momento quién era la mujer salvada, ni siquiera si la salvó, tampoco sabemos de la reacción del pueblo británico ante esta noticia, a veces las acciones heroicas permanecen en el silencio.

Leyendo nuestro 2 de mayo de 1808, el pueblo, la canalla, los más despreciados por la élite, se reveló (navaja en mano) contra las tropas imperiales de Napoleón.

Sólo militares a título personal se unieron a los mártires del pueblo en la refriega, Daoiz y Velarde, en el cuartel de Monteleón, otros junto al pueblo salieron a batirse con armas rudimentarias contra el mejor ejército del aquel mundo, fueron posteriormente ejemplo, pero en ese momento sólo algunos lo comprendieron.

Ahora un dos veces español, por vascongado de apellido y de nacionalidad, con un patinete por única arma, se enfrentó a tres terroristas musulmanes, y en la degollina parece que se llevó la peor parte.

Honor y gloria a un hombre con redaños.

Aunque casi siempre es un desperdicio de una vida, por una causa que a veces no parece merecer la pena de perder esa vida.

Recuerdo cuando yo mismo anduve en esas mismas situaciones: Andábamos (siendo muy joven, 16 años y  tres menos mi hermano) por el madrileño parque del Retiro, cuando observamos una escena donde una pandilla acosaba de manera violenta a dos jovencitas.
La pandilla compuesta de 7 u ocho miembros, de edades aproximadas a la mía, estaba comandada por su líder (un nervioso y nervudo muchacho).

Requerimos a la pandilla que dejen en paz a las chicas, el “nervioso” se dirige a mí directamente y me amenaza. Le agarré por el pescuezo y de un empujón lo derribé al suelo.
Se levantó lleno de ira homicida, pidiendo a gritos una navaja, yo tenía la mía en el bolsillo del pantalón, si la hubiera conseguido, seguro que habría corrido sangre en ese momento.

No la consiguió y se mantuvieron alejados de las muchachas. Nos dirigimos a las muchachas y les dijimos de escoltarlas a sus casas o al menos hasta un medio de transporte público, les aseguramos que estaríamos presentes hasta que tomaran el transporte…

Las muchachas negaron cualquier ayuda, ni nos dieron las gracias, las dejamos solas…

Si hubiera corrido la sangre (de él o de la mía) se habrían perdido dos vidas, no me arrepiento de ello, creo que hice bien y que va a beneficio de mi inventario, pero no siempre merece la pena.

Hay algo inexplicable en el heroísmo, el desprecio de la propia vida a beneficio de algo etéreo, quizás el pueblo británico esté acertado en no ser heroico, pero yo no lo sé.
Solo sé que si en vez de correr, armados de sillas u otros objetos se hubieran enfrentado a ellos, otro “gallo les cantaría”.

miércoles, 31 de mayo de 2017

Nota del miércoles 31 de mayo del 2017



Jaume Perich nos dejó dicho una verdad indiscutible: “Un político es el tío que tiene soluciones cuando está en la oposición y problemas cuando está en el gobierno”.

La política puede llegar a ser la mayor mezquindad del ser humano, el arte más refinado  del engaño y donde la moral está mal vista, donde la frase del escritor, el  maestro Emilio Romero: “Las personas decentes me asustan”  cobra sentido.


martes, 30 de mayo de 2017

Nota del martes 30 de mayo de 2017



Napoleón Bonaparte hizo una pregunta, y se contestó a sí mismo: “¿Qué es la historia? Una sencilla fábula que todos hemos aceptado.”
Y estoy de acuerdo, la historia es una fábula que siempre la escriben los vencedores, pero núnca es la auténtica y veraz realidad.

Para vencer, el vencedor a veces tiene que recurrir a medidas extremas, como Hernán Cortés hizo, quemar la naves para que no hubiera otra alternativa, Francoise Sagan lo dijo de otra manera: “Sólo cerrando las puertas detrás de uno se abren ventanas al porvenir.”
A mí (por tiempo y por edad) me han contado la misma historia de tres maneras diferentes, tengo la referencia de ser testigo, y ni aún esa versión es verdad, pues lo que se vé, no siempre es la verdad, si no una ilusión, una apariencia construida con los datos que disponía en ese momento.

lunes, 29 de mayo de 2017

Nota del lunes 29 de mayo de 2017



Decía Bernard de Fontenelle: “La salud es la unidad que da valor a todos los ceros de la vida”.
Sin la unidad delante, ningún cero vale nada, como nada vale nada sin salud.

He recibido un correo dándome buenas noticias de Álvaro y Lola, (su  perra ciega) ver entradas relacionadas, me dice que están bien y contentos ambos de haber salido del agobio del centro de la ciudad…

Yo la veo exultante de salud, e incluso más joven, con gesto de atención, me alegran las buenas noticias y ésta lo es, tal es el renacer de dos vidas unidas por el amor mútuo, entre dos seres, Álvaro se fue por darle una mejor calidad de vida a su perra Lola, lo ha logrado, bendiciones para los dos.



domingo, 28 de mayo de 2017

Nota del domingo 28 de mayo del 2017



La Biblia, Libro  de Proverbios: “Quien guarda su boca guarda su alma”. Mi abuela materna, cuando se indignaba decía: “¡Quien tuviera la lengua de madera para poder echarla al fuego!”
De este modo la podría purificar después de expresarse…

¡Cuantas cosas me indignan! Tantas que me  siento rebosar.

El comportamiento de presuntos líderes que felicitan a unos y olvidan a otros, tertulianos sin el menor rubor, masas de hinchas que silban, todos me resultan repulsivos… ¡Si tuviera la lengua de madera…!



sábado, 27 de mayo de 2017

Nota del sábado 27 de mayo de 2017



Dos frases desalentadoras que he comprobado por mí mismo que son verdad, “Somos libres, libres como las barcas perdidas en el mar” de John Dos Passos, y la otra “El que sirve a una revolución labra en el mar”  de Simón Bolívar.

La libertad siempre está limitada, y por supuesto, estamos a merced de algo más grande que nosotros mismos.

Respecto a la revolución, nunca es total ni completa, va parcelada.
Podemos hacer algo revolucionario, pero no la REVOLUCIÓN, eso es labrar en el mar, que sigue siendo mar, y que se difuminan los surcos nada más hacerlos.

viernes, 26 de mayo de 2017

Nota del viernes 26 de mayo de 2017



Decía el maestro Humberto Eco que “La sabiduría consiste, a veces, en rechazar información”,  cierto, es mejor no estar informado que mal informado, tenemos que rechazar la información manipulada, pues las medias verdades son la peor de las mentiras.

Decía Montesquieu: “Hasta que un hombre no ha leído todos los libros antiguos, no hay ninguna razón para preferir los nuevos.”

Pero si lees todos los antiguos, en esta vida no te dará para leer las nuevas ideas y planteamientos, salvo que usemos un filtro para leer…

¿Pero cúal es el filtro adecuado?

Puede usarse el filtro de la coherencia, si el escritor no es coherente con lo que predica, entonces es rechazable.
“Por sus hechos los reconoceréis”

jueves, 25 de mayo de 2017

Nota del jueves 25 de mayo del 2017



Esta frase de Georg C. Lichtenberg: “La mosca que no quiere ser cazada está más segura cuando se posa en el cazamoscas.”  me recuerda una aventura dramática vivida por mí en persona:
Cierto día, cuando tenía 15 años, al acudir a un sitio en función de mi trabajo de llevar un paquete, me salió al paso un perro grande y furioso, que se abalanzó sobre mí, aterrorizado, y por el ímpetu del perro, caí de espaldas en tierra, cuando el can se disponía ha hacer presa en mi cuello, le introduje la mano en la boca, haciendo presa con los dedos en el esófago del perro,  cambió el perro su furia por terror, debatiéndose bajo mi presa, entonces aflojé la presión, y el perro se dió a la fuga entre alaridos…

A veces, una decisión arriesgada, puede salvar una situación.

miércoles, 24 de mayo de 2017

Nota del miércoles 24 de mayo del 2017



Hector Berlioz dijo al parecer: “Se dice que el tiempo es un gran maestro, lo malo es que va matando a sus discípulos.”
Nos los mata, se le mueren...Se nos dió la vida (a cada uno la suya) y se apiadó de nosotros y nos donó la muerte.

Es algo que me fascina la diferentes formas y maneras que tenemos de llegar al final.

He sido testigo de muchas formas y maneras distintas, con diferentes maneras de reaccionar, todas me han parecido fascinantes.

He intentado visualizar la propia, pero no he podido, espero que esté revestida de dignidad.

De lo que se opine de mí después, me dá igual, pues me habré igualado una vez muerto al más importante, serán mis deudos los que tienen el problema.

Le pregunté a mi madre siendo yo niño: ¿Qué me dejarás a tu muerte?
-Huérfano, hijo mío, te dejaré huérfano.
Me respondió con una sonrisa.

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *