sábado, 1 de enero de 2011

El alma de escayola y una sensibilidad social de almeja.



Cierta mañana fría – 5º centígrados- abro la ventana para ventilar la habitación y observo las siluetas ateridas por el frío de nuestros convecinos los gorriones, agavillados en montón para darse calor mutuamente…

Me preparo mi acostumbrado desayuno de pan con aceite, café con leche y algo de fruta de temporada…

Miro la TV, están dando las noticias de la mañana, sale un reportaje de un comedor social…

En el descanso, un anuncio de una caja de ahorros, nos quiere convencer a los ciudadanos de que ha llegado el momento de abrir un plan de pensiones… -¿Cómo lo ilustra?- Se ve un hombre algo canoso en un parque dando de comer a los pajaritos, mira a su lado, un poco más lejos, un anciano con cara de felicidad, también da de comer a los pájaros…

Pone cara de sorpresa nuestro encanecido protagonista, y al levantar la vista a un puente cercano, ve pasar un autobús con una leyenda al costado: “Planes de pensiones del seguro TAL CUAL” su porvenir tranquilo…

Sonríe y da a entender que ha sacado la conclusión que se busca… ahora que todavía está a tiempo, abrirá un seguro plan con esa entidad bancaria…

Me observo a mi mismo, que he apartado un trozo de pan de mi desayuno y lo estoy cortando en pequeños trozos para mis ateridos vecinos alados…

Debe de ser cosa de la edad… nos volvemos más sensibles con el entorno y nuestro corazón es más de músculo que de escayola.

Terminado el desayuno, arrojo por la ventana diez pequeños trozos de pan ante el regocijo de los ateridos gorriones…

Pasan dos semanas… y el frío es generalizado, he terminado el desayuno de hoy, puesto un poco de orden en mi habitación de superviviente, me dispongo a salir a la calle con la coartada de comprar unas pocas viandas, dar una vuelta y saludar al vecindario.

Veo un revuelo de vecinos que hablan en voz más alta de lo normal.

Un airado vecino, trata de hacer cómplices de su indignación al resto de los que le escuchan, aplico el oído mientras me limpio las gafas…

-¡Como les digo, todos los días sobre las 10 de la mañana alguien lanza pan a los pájaros!

-¡Y eso está penado por el ayuntamiento con 600 € de multa!

Una vecina compasiva, trata de mediar y dice: Es que con el frío que hace los pajaritos… no encuentran mucha comida en invierno…

¡A mí me gustan los animales… pero en su sitio…! –clama-

¡Además son muy sucios y dan mala imagen! –Apostilla-

Cuando entro en la pequeña tienda del barrio, una animada tertulia… esta versa sobre la próxima apertura de un comedor social.

También en esta tertulia, otra persona de considerable sensibilidad social de almeja y alma de escayola, y a juzgar por lo que opina, amante de la “buena imagen del barrio” clama “porque ahora se va a deteriorar la imagen del barrio con las colas para entrar en el comedor”…

Colijo que si por estas personas de alma pustulenta fuese, cuidando la imagen de la sociedad, eliminaría a los gordos, los flacos, los feos, los diferentes, LOS POBRES, los parados, los disminuidos… y una enorme lista… que afean SU sociedad…

Salgo de la tertulia (no sin antes, haber dejado lo que opino de tamaño espécimen) y me regreso a mi habitación…

En días sucesivos sigo con lo mío y mis amigos alados –aunque esta vez con precaución no vaya a ser que este vecino insolidario y podrido, aprovechando el afán recaudador del ayuntamiento, me produzca una disminución de mi ya disminuido patrimonio-

Reflexiono sobre la actualidad, y observo opiniones alarmantes sobre nuestros necesitados…

Tenemos que incentivar la búsqueda de empleo…

-Y quitan el subsidio de 426 euros a los desempleados que no PUEDEN ENCONTRAR EMPLEO por su edad fundamentalmente… pues con más de 50 años en la actualidad es una empresa de muy difícil solución-

-En ciertas estaciones de metro, están sustituyendo los bancos por otros soportes donde es imposible tumbarse a dormir-

Las pensiones son insostenibles porque la gente cada vez vive más años… -nos dicen-

-¿Estará pensando alguien en una “solución final” para la población que se empeña en morir más tarde?-

No lo creo, me contesto a mí mismo… si hasta prohíben que fumemos porque el tabaco mata…

Nos ponen topes de velocidad por el mismo motivo…

Nos prohíben los alimentos ricos en grasa por inadecuado para nuestra salud…

Nos exhortan a realizar más ejercicio para ¿vivir más tiempo?

No lo entiendo…

Lo lógico sería incentivar para las personas mayores, los deportes de riesgo, las alimentaciones inadecuadas, los hábitos más perniciosos…

No lo entiendo…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *