Entradas

Translate

ENTRADA DESTACADA

La sociedad en que vivo y sus motivaciones y objetivos.

Imagen
Es muy importante conocer las motivaciones, las propias y las ajenas. Conociendo la motivación veremos cuales son las líneas rojas que no pasarán , es decir por lo que están dispuestos a aguantar todo o casi todo. El vecino de al lado.  Generalmente depende de una entrada de dinero para mantenerse en ese nivel de confort, -que suele venir de un salario-. Puede depender del presupuesto público -con lo que posiblemente es funcionario o asociado a una institución, ya sea por subvención o por trabajo contratado con alguna administración - con lo que podemos aventurarnos a pensar que no tendrá comportamientos anti sistema. Generalmente es común a todos el interés pecuniario, y el temor a perderlo es un acicate muy poderoso. Con ser muy importante no es el único, está la reputación social que es algo que unos llaman “honor” y otros “importancia social, fama, Vip, y mil nombres más, pero que todos inciden en la autoestima y el ego. U N TRABAJADOR POR CUENTA AJENA Son los más numerosos, más

Reflexiones actuales con mi minimalismo.

  Hace tiempo que no escribo en el blog, pero no quiere decir que haya abandonado mi activismo, sólo es que estoy bajo reflexión en el minimalismo sobrevenido que me hizo tomar conciencia. ¿Qué me ha parado? Claramente la deriva de nuestra sociedad actual, donde la implantación de la agenda 2030, con una buena parte de su discurso que se puede identificar con los postulados que venía publicitando. No me cuadraba NADA que el sistema coincidiera con mis postulados. Ya una vez os he compartido que cuando coincido con la masa, me paro y reflexiono, y más ahora que habiendo comprobado muchas cosas, he visto mi coincidencia con el sistema, y eso me ha parado en seco, y me he puesto a reflexionar. Todas mis experiencias y conclusiones se me han aparecido como revelaciones de un futuro que es un presente ya. Conocía que si en un milagro convenciera a millones de las bondades del minimalismo que predico, el sistema me aplastaría como hizo con el Nazareno hace 2000 años, por esa misma razón que

Minimalismo y pasaporte vacunación Covid parecido al pasaporte nazi.

Hace mucho tiempo ya, yo era como cualquiera de vosotros, un ciudadano maximalista en el sentido que vivía ansiando tener más de todo y disfrutar de todo. Me vino la ruina económica porque el mercado evolucionó mal, me alcanzó la crisis y tuve que cerrar mi empresa de ordenadores y servicios electrónicos. Me quedé colgado de la brocha como se dice popularmente, casado, con sobrepeso por los malos hábitos, dos coches que no podía mantener, finca chalet hipotecada tres perros...etc. En ese desastre vital, acabé durmiendo en el coche y con tres € para todo el día. Me vi en una situación tal de precariedad que mis alternativas eran terribles, evolucioné en lo personal y en lo síquico y tomé una determinación radical: Sobrevivir con lo que tenía a mi disposición, dinero, enseres que eran descartados por los vecinos y que a mí me eran útiles. Nació el minimalista sobrevenido, por lo que me defino de ese modo, no llegué al minimalismo por moda, llegué de manera forzada y sobrevenida. El motiv

Un mundo distópico post vacunación.

Imagen
Todo empieza con este tuit, entro en el enlace para informarme mejor, este es el enlace El diestro Y me encuentro [Exvicepresidente del Grupo Asesor Europeo de Expertos en Inmunización de la OMS: “Las personas vacunadas deben ponerse en cuarentena durante los meses de invierno o corren el riesgo de contraer enfermedades graves”] Sigo leyendo el artículo y dice: [“las personas no vacunadas no son peligrosas; las personas vacunadas son peligrosas para los demás. Ahora está probado en Israel – estoy en contacto con muchos médicos en Israel – están teniendo grandes problemas, los casos severos en los hospitales están entre personas vacunadas, y en el Reino Unido también, tienes el programa de vacunación más grande y también hay problemas”.] Me surgen mil incógnitas, veamos algunas: ¿Vamos a un nuevo confinamiento? No lo creo, la economía no lo resistiría. ¿Será obligatorio como los anteriores? Tampoco lo creo posible, más bien serían recomendaciones para los más vulnerables, los menos vul

Contrastes II

  Contrastes Bajo por San Mariano donde veo un contenedor de obra donde unos operarios están echando los restos de un piso que van a reformar, curioseo el contenido (soy un viejo cotilla) y noto que el contenido corresponde a una casa cuidada con cariño, que por el aspecto del mobiliario corresponde a finales del año 90 del pasado siglo, (yo en el pasado dispuse de esos mismos sanitarios y muebles de baño con sus focos direccionales a ambos lados (creo que aún están en uso). Lo están tirando todo, sin misericordia, hasta los cajones con su contenido. Miro un cajón curioso, observo que son una cápsula de tiempo, yo aún tengo ancladas en mi existencia algo de eso que no me he podido desprender (ya que no me estorba) pero que es el clásico “por si algún día me vale”, que van desde un trozo de cuerda pasando por diversos tornillos sueltos con roscas extrañas o inusuales. La conclusión es que esas pertenencias eran de alguien que ha sido apartado de la vida por cualquier vicisitud de las qu

¡Es de la Libertad de lo que se trata!

Imagen
Esta es una entrada coral de La Sombra, Antonio (el autor de La papelera) y Ávalon. Pareciera que si no lo repetimos hasta el cansancio, la sociedad no se da por enterada (creo más bien que no quiere enterarse). De todos modos la Libertad es lo que están perdiendo. La Libertad se gana día a día, y si no se lucha por ella, no se merece. Vamos como sociedad, a una tiranía global, de hecho ya estamos en el dintel tenebroso y oscuro de ella. Algunos nos resistimos y nos anclamos al suelo de nuestros derechos sagrados naturales, tenazmente, para que la corriente no nos succione hacia dentro, pues como una aspiradora gigantesca nos está succionando. Es brutal y aterradora la fuerza con la que nos arrinconan. Una muestra la podemos ver en estos tuit: Llegado el momento actual, las otras luchas partidarias y partidistas, son secundarias e incluso irrelevantes.  ¿Voy a discutir qué brazo es mejor para manejar el látigo que me azote?  Todos obedecen al mismo amo. Qué hay guerras, asesinatos y c

Una hormiga

  Una hormiga de menos de un milímetro, a la que  he estado observando en el suelo de mi comedor, me ha suscitado una reflexión sobre nosotros y el mundo en que nos movemos con nuestros miedos y nuestras neuras. Se movía con un rumbo incierto e ignoto para mí, -intuyo que era una exploradora- impasible a mi “enorme presencia” que podía aplastarla en mi movimiento por la habitación, eso al parecer no era su preocupación, sorprendido por ello, golpéo con un bastón a un centímetro de ella, y ni se inmuta, impertérrita sigue su errático rumbo. Más tarde tengo que pasar la fregona, por supuesto la friego también a ella que no pudo escapar de la fregada, pero me malicio que eso da igual, otra la sustituye en su labor prontamente. Decido hacer un experimento: dejo un pequeñísimo trozo de brócoli con mahonesa de mi cena, y espero, horas después, hay un reguero de hormigas que disciplinadamente rodean ese montoncito de brócoli con mahonesa, son lo menos más de cien pequeñas hormigas, todas rubi

Volver por mis fueros.

  Me fijo en mí mismo y como es mi comportamiento diario y cómo me interrelaciono con el mundo. Observo que la sociedad en general se comporta como si fuera un juego de mesa, complejo y a la vez sencillo donde no te dejan cambiar las reglas, puedes discutirlas, pero no te dejan cambiarlas, y a veces ni siquiera puedes dejar la partida. En ese juego, las tertulias se comportan como una reunión de “tormenta de ideas” pero sin llegar a ninguna solución, puesto que no te dejan cambiar las reglas del juego, y al espectador sólo le sirven de crispación, que al serle imposible el dar salida a las emociones, acaba vomitando su odio y su frustración en las redes sociales, que en vez de canalizar sus emociones en proyectos de vida, se pierde en un desperdicio de emociones en las redes. Todo este “ruido” emocional , sin embargo no es estéril para el sistema, -al que yo titulo la bestia-  y que le sirve como “apaga fuego real”. En un tiempo me contaron que en Japón en una empresa de prime

¿Vivo como un minimalista? ¿O vivo como un cristiano?

Utilizo el minimalismo como herramienta para vivir en el mundo que me ha tocado. Como referente moral, el cristianismo, puesto que creo en la vida eterna con Jesucristo mi Señor, siendo mi guía lo que nos dijo en los Evangelios. En el mundo, donde la Bestia es su príncipe, el minimalismo es una rebelión ciudadana que se puede hacer transversal, tanto para los paganos como para los cristianos. Para vivir como un cristiano radical, tienes que salir del mundo, y eso no es posible para todos, por lo que el minimalismo es una buena ayuda para los cristianos. Puedes vivir en el mundo pero no mancharte con él. Y tus principios cristianos no se verán alterados, además no he encontrado hasta ahora contradicciones entre el minimalismo y el cristianismo. ¿Aconsejo vivir de alguna forma o manera? No soy quien, solo comparto mi experiencia vital, y lo estoy haciendo desde el principio. Todos pueden conocer mi evolución con solo leerme desde el principio de mi blog, cada entrada es un escalón en la

A pagar toca.

Imagen
  La realidad actual nos da un ejemplo de lo que significa mi lema minimalista: “ No necesites lo que te puedan quitar ni codicies lo que no puedes tener. Hoy es noticia que una plataforma digital cobrará por subir fotos: Algunas personas ven en esta iniciativa un problema, yo solo veo una consecuencia lógica. Quisiera hacer unas precisiones al respecto: ¿Realmente qué se buscaba con subir a la nube nuestras fotos (con la pérdida de intimidad que ello conlleva)? La comodidad que era el tener un servidor gratis a nuestro servicio, evitando el tener que comprar nosotros un dispositivo de almacenamiento (que siempre se puede estropear). La auténtica realidad es que logramos tener una enorme cantidad de fotografías y vídeos que suponen en sí mismos un problema de gestión y almacenamiento. Yo, que soy muy austero en todo, he llegado a tener una cantidad excesiva, ¡Que no tendrá una persona normal!  Dispongo (además de la nube como copia de seguridad) de un disco duro externo y 5 pendrives,

Re edición de Inmersión en el tiempo

  Voy con esta entrada a probar una nueva re edición, o nueva forma de re editar, no añado nada porque creo que no debo añadir nada, salvo esta explicación. la primera edición fue en marzo del 2013, hoy la edito en mayo 9 del 2021, ya estoy jubilado hace tiempo, algo acabado físicamente pero lúcido aún. Haciendo una promoción de entradas antiguas, me tropiezo con ésta, y me parece merecedora por el contenido re editarla (hasta he pensado ponerla como entrada destacada, cosa que no descarto). Estoy enfrascado en la revisión y maquetación de mi autobiografía desde 1969 que al mismo tiempo es la de la España de aquellos años. Esta inmersión en la sociedad española de hace 44 años, está resultándome demoledora para mi psiquis… Los acontecimientos que narro, que entonces no les encontraba explicación, hoy con el paso del tiempo, toman sentido y me ofrece la explicación a muchos de ellos, la exposición que la realidad  hace con el paso de la historia, se muestra implacable con los errores. L

Viviendo, o vivir en diferido.

Comentaba el otro día con unos amigos, que últimamente le estoy tomando el gusto a “vivir en diferido” . Se rieron y me dijeron que como siempre era un excéntrico, que siempre meaba fuera del tiesto. Con gran paciencia tuve que explicarles cómo lo hacía y qué bondades encontraba en esa manera de vivir que les parecía tan excéntrica.  Hoy mientras lavaba el menaje de cocina después de comer, estaba escuchando un intenso debate entre un locutor famoso y un nutrido grupo de contertulias femeninas. El asunto era el dilema que se les presentaba por coincidir un debate político, un partido importante de fútbol donde juega el Madrid y una entrevista de cuatro horas a una tal Rocío Carrasco, y debatían cómo iban a enfrentarse a tal dilema. Enfundado en mis guantes de goma, rascaba la mugre de la vajilla y sonreía pensando en qué bien les vendría conocer mi “modo excéntrico de vida”. Y decido compartirlo con vosotros por si alguien decide hacer una prueba. Mi vida, intento que sea lo más suave