jueves, 20 de enero de 2011

El día de la marmota



Ya en su día escribí esto y lo rescato para el blog… fue meses antes de la huelga convocada por los sindicatos por las rebajas salariales en 2010 a los funcionarios públicos.

El día de la marmota.

Como el protagonista de la película con ese título me siento.
También como él, cuando descubrió el asunto, hago lo que me da la gana, desde la tranquilidad que aporta el conocimiento (algunos lo llaman experiencia, de lo que estoy sobrado).
Comienza el día de hoy con la prensa editorializando sobre las medidas de ZP… los tertulianos a lo suyo etcétera.
Los sindicatos al tocarles el nicho de votos que los soportan se ven obligados a moverse… (O por lo menos a aparentarlo).
Una vez más se repite lo ya comprobado en mis carnes de asalariado repetidamente sometido a diferentes crisis (varios ERES y despidos objetivos por motivos económicos)…
Siempre he comprobado que las crisis no son colectivas, son individuales, lo que ocurre es que a veces somos muchos “individuales” a los que nos afecta (no a todos del mismo modo) y eso da una sensación de que somos un colectivo.
Yo me defino como un trabajador en situación de desempleo, no un “parado” como acertadamente lo define Espartaco. Los TED (trabajador en desempleo) somos transversales, es decir somos ideológicamente definiéndonos, de todas las maneras diferentes de opinar, de ahí lo difícil de crear colectivos, pues lo único que nos define es la situación de desempleo (TED) como apunta una paradopolíta en su cuento para comenzar, donde cuenta la experiencia (también vivida por mi) de encontrarse en un curso de formación con un montón de personas contando cada uno sus cosas y teniendo únicamente en común ser TED.
En uno de mis ERE nos vimos abocados a salir numerosas veces a la calle, forzando a los sindicatos a moverse en los últimos estertores del ERE, sin violencia y soportando las miradas de crítica de los usuarios de la vía pública por molestar el tráfico, incluso sufriendo la agresión verbal de algún conductor histérico.
Es dramático el tener constancia palmaria de lo poco que te tienen en cuenta los demás miembros de la ciudad… sin tener en cuenta el terrible dilema a que nos enfrentamos: pérdida de empleo, salario menguante por el subsidio de paro, casi certeza de la difícil oportunidad de encontrar trabajo…
Y lo peor, que miembros de tu empresa justifiquen que te incluyan en el ERE por ser el más joven (entonces yo lo era) por ser soltero (entonces también lo era) argumentos peregrinos por el que cobardemente intentaban salvarse (que posteriormente no se salvaron). Su actitud servil para con la empresa era un puñal que se clavaba en mi alma al ver su falta de solidaridad y compañerismo…
Logré sobrevivir a ese y otros ERE desde el primero en que yo cifraba los treinta años hasta que con 46 años me fui voluntariamente para evitar lo inminente y llevarme una plusvalía por anticiparme a lo que tres meses después, fue imparable para el resto que los despidieron a casi todos.
En ocasión posterior reflexionaré sobre los comportamientos humanos…
En el día de la marmota de hoy, ya sé lo que va a pasar: Los TED seguiremos quejándonos y haciendo llamamientos a la movilización en un intento de que algún salvador nos saque del atolladero, al que luego olvidaremos darle las gracias o agradecérselo… (Siento ser tan crudo, como estoy en el día de la marmota, me permito decir lo que me da la gana, sin caer en el intento de caer simpático).
Los sindicatos se movilizarán por sus potenciales clientes (pero sin violencia) de modo testimonial, ruidosos y pachangueros pero totalmente disciplinados y civilizados.
Otra cosa son los radicales antisistema (porque ellos saben que nunca por medios democráticos van a ser sistema), esos sí van a intentar montarla, pero su argumentación será ir contra los malvados villanos de su imaginería (la banca, los capitalistas etcétera), y cada uno de los TED se sumará a los de su gusto, pero sabed que los TED en realidad no le importamos a muchos, salvo a nuestras familias y amigos…
El ser TED, a veces es un privilegio (no se sulfuren por esta blasfemia), tienes la oportunidad de comprobar realmente quienes son tus aliados y amigos, y eso es muy interesante y productivo.
Los políticos del gobierno van a justificar eficazmente esta situación de recortes sociales y otros que vendrán. La oposición va a tratar de rentabilizar (creo que sin éxito) la posición de descontento de los afectados por las rebajas.
Los afectados por las rebajas (menos los jubilados que no tienen poder coactivo).
En referencia a los empleados públicos (Que ya están demonizados de antemano como vagos, incompetentes y con un puesto fijo…), intentarán boicotear la acción del INEM y otras instancias (con grave deterioro del servicio y mucho daño a sí mismos) con lo que precipitarán medidas privativas y de productividad amparadas en la situación de deterioro de la función pública.
¿Tenemos solución los TED?
¡Naturalmente que sí!
Si logramos, por ejemplo por medio de este sitio Web Paradópolis.es, aclarar nuestras ideas (para lo que es imprescindible que dejemos de mirarnos el ombligo) por medio de aportar discusiones en nuestros grupos y foros, nos quejemos menos y aportemos más, tenemos que empezar a pensar en la frase: “Que puedo aportar al grupo TED, y no que me puede aportar el grupo TED a mí”
Los paradopolítas que insten en salir a manifestarse, reflexionen…
¿Bajo qué bandera e intereses?
¿Si ensillo un caballo, quién lo montará?
¿Vamos a sumarnos a las movilizaciones de los sindicatos que van a moverse ¡Por primera vez! En defensa de los que tienen salario todavía?
¿Porque quizás en la pancarta añadan una apostilla de que también luchan por el empleo, en claro intento de sumar más apoyos?
Abrir debates YA en los grupos y foros es imprescindible, primero como terapia aclaratoria, pues al volcar nuestras experiencias aprenderemos unos de otros y lograremos (no todos, pero si un grupo interesante) adoptar medidas a la medida de cada uno.
Es evidente que los TED de menos de 35 años no tiene la misma proyección de futuro que lo de 35 a 50 años, y por supuesto los TED de mas de 50 esos son harina de otro costal… sin obviar a las TED que por ser mujeres el enfoque tiene que ser mas personalizado, auque las necesidades e inquietudes son las mismas sean hombres o mujeres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *