domingo, 27 de febrero de 2011

Nación,familia, compromiso humano


Compromiso, un tema para el debate que propongo.

La convivencia entre personas, independientemente del número de ellas, pueden ser dos hasta millones…

En un planeta, en un continente, en un país, ciudad, barrio, casa, piso…Siempre es lo mismo, solo que de diferente magnitud.

Tampoco importa demasiado si hay lazos familiares, consanguíneos o solo intereses económicos…

Siempre se reproducen los mismos defectos y virtudes.

Para no perdernos en magnitudes grandes, tomemos la unidad pequeña de un piso compartido, pues en esta micro república se dan todos los condicionantes de las grandes, pero extractado y de más fácil estudio, de la que podemos sacar conclusiones…

Tomo este ejemplo y no el de una unidad familiar, por ser la del piso compartido más una república democrática que la unidad familiar que tiene una autoridad (la paterna/materna) que le da distinta visión…siendo a veces una dictadura atroz e injusta, otrora un reino de taifas cuando no un reino absurdo como el cuento de Alicia en el país de las maravillas…

El piso compartido se comporta como la nación, donde diferentes intereses económicos se entrelazan con los intereses creados de sus miembros, donde la relación es transversal e interdependiente.

Podemos ver como se reproducen los mismos vicios y podremos estudiar como se solucionan… Y por supuesto lo mismo se podría hacer en el piso compartido grande que es la nación común…

Gastos compartidos.

Todos los gastos generados para el mantenimiento de servicios básicos, calefacción, luz, agua y alquiler son compartidos por igual…independientemente del nivel de renta de cada cual, a igual aportación, mismos derechos. –Podemos deducir esto como una socialización del piso-

Los consumos excesivos son controlados por el conjunto de habitantes para evitar abusos y excesos de los miembros más descontrolados, siendo en los casos más graves e imposibles de corregir la única opción, el extrañamiento del vecino incontrolado.-democracia colectiva propia de un clan-

Tras las repetidas peticiones de autocontrol en el exceso, el vecino incontrolado será expulsado del piso, como esta situación es muy molesta y violenta, es por lo que la admisión de un nuevo vecino deberá de contar con el consenso del resto.-el aval por lo tanto es importante, pues el que avala adquiere un compromiso con los demás al cederle el crédito-

No solo los gastos son compartidos, son compartidos a su vez los objetivos, es decir el conseguir sobrevivir de manera lo más económica y digna posible la situación que cada uno está soportando, de modo que un desequilibrio de estos objetivos, llevará aparejado que el miembro que no se ajuste al objetivo, él por su cuenta se buscará un acomodo fuera del piso…

Limpieza y mantenimiento.

Tema espinoso por los condicionantes personales que tiene, me refiero a componentes culturales –machismo excesivo, pereza congénita, torpeza causada por la falta de práctica etcétera-

Las zonas de uso común, baño, cocina, comedor… será responsabilidad del conjunto –aquí es donde reside la habilidad del conjunto en crear los turnos eficaces que se ajusten a los diferentes horarios de las distintas y muy variadas vidas que componen el grupo- Teniendo en cuenta que no todos tienen el entendimiento y conocimientos elementales de higiene y profilaxis, se hará necesario la guía y pedagogía del líder –figura que se hará cada vez más necesaria e imprescindible en toda comunidad humana-.

Es decir se dotarán de reglas claras y consensuadas y de cumplimiento obligado por la comunidad.

Como en toda comunidad, existe el ámbito privado, intraspasable por la comunidad –salvo que ponga en peligro la integridad de la misma comunidad- Si esa vida privada es incompatible con dicha comunidad, es el privado el que sobra, de lo contrario se tiene que adaptar al resto y sus consensuadas normas.

El inalienable derecho a ser uno mismo no es un derecho a imponer su imagen a los demás.

Todo lo que altere la convivencia dada sobra en el ámbito público, como pequeño ejemplo, en un piso compartido, un miembro es partidario de comer con la sola vestimenta de un pequeño calzón por toda vestimenta –en verano por supuesto, con la excusa de estar cómodo- resultando inadmisible para el resto el comer junto a una persona sudorosa y posiblemente muy pilosa…éste en su habitáculo privado es muy dueño de estar en pelota picada si gusta de ello, pero no puede imponer a los demás su imagen desnuda si no ha habido consenso antes…

Lo mismo podemos extrapolar en la nación, las actitudes llamadas “culturales” propias son un derecho, pero que se ejercen en el ámbito privado.

Tomemos un caso real: En un piso compartido –esta vez es un miembro femenino el protagonista- una joven y algo descuidada muchacha, acostumbra a dejar el baño echo un desastre, ropa interior abandonada en el suelo…la repisa común del espejo del baño siempre ocupada por multitud de frascos de cremas, cepillos y una gran caja de toallitas desmaquilladoras…con lo que el siguiente usuario no tiene sitio para poner sus cosas de aseo. La reiterada indisciplina de esta persona, llevará a enfrentamientos y malos rollos en la convivencia común…

Su cuarto en completo y continuo desorden, es cosa suya, -ya se retrata ante los demás su personalidad- pero es su ámbito privado.

En una nación nuestra conducta pública exige un orden y respeto a los lugares de uso común también.

Del piso entrarán y saldrán de él en horarios distintos según les venga en gana y convengan a sus ocupaciones… lo que no es óbice el que lo hagan sin molestar a los demás.

Lo mismo que en una nación, el tránsito debe de ser libre, pero sin causar trastornos al entorno, que también tiene sus derechos de uso.

En definitiva, es CONVIVENCIA, algo simple pero muy complejo…

La convivencia pienso que es el no alterar los intereses comunes creados… pues lo contrario rompe ese contrato de convivencia.

Un individuo en un piso compartido, que quiere tener privilegios por ser el más antiguo, el más viejo, por ser mujer, por ser minoría o por lo que adujere… es como en la nación las autonomías desatadas e incontroladas, llevan a romper la armonía y la convivencia…

El piso es útil y beneficioso en cuanto sirva de interés común…de lo contrario ya no sirve y hay que rehacerlo, y salir del piso a otro lugar fuera del espacio común…

Cada uno según su entender y ganas de trabajar, aseará su habitación y la adornará según su gusto, pero bajo su presupuesto y fuerza… salvo que hayan consensuado un fondo de solidaridad con los menos favorecidos, cosa que en un piso no se da esa cuestión.

Cada uno es responsable de que su habitación parezca una cuadra o un lugar digno de habitarse.

Siempre hay lugar a la solidaridad humana, en un piso compartido o en una nación, continente o planeta…

Cuando un vecino le sobreviene, un desastre biológico –aunque sea buscado por su malos hábitos- y vomita en el piso… o una extrema descomposición intestinal hace que ponga perdida alguna zona común… la solidaridad no debe faltarle en esa horas bajas –aunque posteriormente se le recrimine sus malos hábitos que deberá corregirlos so pena de tener que tomar con el una decisión drástica-

Del mismo modo, una nación que irresponsablemente es llevada a la ruina económica por una gestión deficiente, equivocada, o en exceso ligera de sentido común, se le ayudará… pero deberá corregirse su rumbo y penarse las tropelías…por poner en riesgo la convivencia común.

¿Qué ocurre cuando uno de sus miembros se queda sin recursos económicos…?

O le ayudan a recuperarlos –buscándole trabajo por ejemplo, lo que es además de una medida de solidaridad, es también de interés común, pues al no tener ingresos, no podrá aportar su parte a los gastos comunes que tendrán que ser solapados por el resto de los miembros… o enfrentarse a la búsqueda de un nuevo miembro que les ayude a mantener en los mismos ratios de gasto anteriores, con lo que esto conlleva de riesgo-

Vemos en esta crisis multitud de ofertas de habitación en alquiler… el motivo es que la crisis ha expulsado del piso algunos miembros, haciendo oneroso el mantener el conjunto al resto que quedó… de suerte que se manifiestan la interrelación de intereses en el colectivo.

Liderazgo y su necesidad.

El liderazgo puede ser sobrevenido, buscado, natural o por dejación de los demás…

Liderazgo sobrevenido: Se solapa este liderazgo con partes del natural, y el de dejación de funciones por comodidad de los demás y por propia necesidad de supervivencia propia.

El liderazgo buscado es el peor de ellos y el de peor resultado, pues sus motivaciones suelen ir contra los intereses de los demás, y busca el beneficio propio en exclusiva –aquí suelen coincidir todos lo políticos, pues raro es el que solo lo hace por interés público nada más-.

El sobrevenido es el más eficaz, pues sus intereses de supervivencia hacen que extreme la atención en el bien común, además de que suele ser por nominación popular y consensuada.

Tiene los beneficios de que puede aplicar sus políticas que casi nunca son cuestionadas –puesto que son para el bien común de verdad- la frase más repetida será: lo que hagas está bien… pero no deberás hacer nada sin decirlo de antemano por si hay algún aspecto ha tener en cuenta, cosa primordial el consenso constante que te dará cada vez más preponderancia e influencia moral.

Esto es totalmente aplicable a una comunidad más grande, el liderazgo se merece y se gana constantemente, de lo contrario solo la dimisión irrevocable.

2 comentarios:

  1. Yo creo que hay dos fases en la convivencia Avalon:
    1) Cuando se establecen las costumbres y las normas. Es un momento muy complicado porque no están delimitadas las funciones. Es necesaria una buena voluntad para que las cosas funcionen.
    2) Cuando ya estan establecidas las costumbres y normas. Entonces se trata solo de no intentar cambiarlas. Basta con tener mala voluntad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo en ello, pero a veces y en casos determinados te encuentras las normas ya establecidas, entonces solo queda aceptarlas o no entrar, pero no puedes construir una situación de permanente estado constituyente a voluntad de una de las partes, salvo que sea generalizado.
      Y en “este piso” creo que lo que hay es mala voluntad y demasiado egoísmo de niños mal criados, algún “vecino” está pidiéndo a gritos un serio “correctivo”. :-)

      Eliminar

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *