miércoles, 29 de agosto de 2012

Curso INEM 1997


Relato de la serie #manual para políticos ignorantes

Situémonos en el año 1997, a unos parados procedentes de un ERE colectivo se les llama desde un sindicato de clase amigo para ofertarles la asistencia a un plan de auto empleo de éxito garantizado (sic).

Tiene el aval del sindicato y está a cargo la presentación del compañero fulano de tal.

Fulano nos cuenta que el auto empleo es una trayectoria novedosa para los que venimos del trabajo de las factorías en proceso de reconversión, que nos enfrentaremos a una problemática para la que no estamos preparados, pero que tranquilos, para eso estamos nosotros (sic).

Nos asegura que ante la perspectiva de emprender un negocio, contaremos con una ventaja sobre el resto, dispondremos de unas herramientas que en la iniciativa privada cuestan muchos millones de pesetas, como son estudios de mercado, y otros datos necesarios para construir eficientemente y de forma exitosa nuestra nave empresarial, vamos a ser los patrones de nuestro propio navío, y todo gracias al sindicato y sus entramados amistosos con la administración, vamos a disponer de esas herramientas que cuestan millones de pesetas y nosotros las disfrutaremos gratis total, que solo se nos pedirá  empeño y lealtad al proyecto.
(Todo este discurso se realizó en un local importante del sindicato)

Después de meditarlo en nuestras casas, recibimos la llamada prometida donde daríamos nuestra opción.
En mi caso fue afirmativa (con cierto desasosiego pues soy poco crédulo) pero la necesidad mandaba y era una opción que no iba a rechazar por ser un pusilánime.
Comienza el curso.
Somos citados en un edificio con aulas de alquiler, formalizamos la inscripción a los cursos, nos dan el plan de formación y un funcionario del INEM recoge la documentación y nos toma más datos.
Ficharemos todos los días, pues es un requisito del INEM.

En el aula estamos unas veinte personas, todas entradas en  sazón ninguno menos de 36 años provenientes de diferentes empresas y oficios, los hay torneros, electricistas, albañiles, administrativos electrónicos…

El plan de formación no suena mal sobre el papel:
1.     Idea del negocio y plan de empresa.
2.     Marketing.
3.     Organización de empresa.
4.     La empresa.
5.     Régimen legal.
6.     Estudio económico y financiero.
7.     Formas de financiación.
8.     La fiscalidad en la empresa.
9.     Recursos humanos.

Posteriormente llegaría el aspecto técnico enfocado a la actividad a la que nos íbamos a dedicar.

¿Dónde está el problema que ustedes acertadamente intuyen que voy a denunciar?

En el curso mismo, en su seguimiento y su realización, todo fue un fiasco, unos se dieron cuenta a tiempo y abandonaron el curso, otros más ilusos (todavía creíamos en algo) aguantamos hasta el final, no sin sacar enseñanza y positivando lo negativo (como siempre en mi filosofía).

Analicemos los puntos uno a uno:
Punto 1 (Idea del negocio y plan de empresa)
 Nadie tenía ni idea que hacer, ni hacia donde dirigirnos, ni cuales eran las alternativas…

Esperábamos los prometidos estudios de mercado para que nos diera una idea de las demandas, para a partir de esa información ver la posibilidad de formarnos en ello.
Nada de esos estudios prometidos…

Nos piden que elaboremos un esquema de ideas en la que podríamos desarrollar esa empresa ¿Pero no nos lo iban a dar hecho con los prometidos estudios de mercado y sus demandas?
¿Cómo íbamos siquiera intuir esas demandas sin los estudios pertinentes?

Deciden que necesitamos una reorientación sicológica extensa a cargo de una profesional de la sicología, la que nos forra a test de forma intensiva durante semanas…
Solo este apartado merece que más adelante  haga una reflexión y os cuente su desarrollo.

De los juegos sicológicos sacamos que tenemos que intuir que necesidades en nuestro entorno prevemos que pueden ser necesarias su satisfacción…

Acabamos definiendo cada uno el montar una cosa diferente según el criterio propio, sin contrastar su bondad con nada ni nadie… ¡con un par!

Echando mano de nuestra experiencia fracasada, pero no teniendo otro bagaje del que tirar, cada uno trató de inventarse una actividad empresarial usando esas habilidades de oficio…

A estas alturas ya empezamos a ser algo críticos con todo esto…
Le pregunto a que viene tanto test y perfomances que nos hace hacer.

Me contesta que es porque somos parados y estamos afectados por un síndrome de baja estima…
Miro en derredor y veo gestos de trabajadores curtidos y roqueños y para nada hundidos, solo cabreados, se lo hago notar y pasa de mí.

Punto 2 Marketing.
Este capítulo está a cargo de un joven que se sorprende de alumnado tan mayor que dice que le impresiona, que le han llamado por teléfono para que prepare un curso de marketing, sin más datos, y se pone a la faena.
Una semana basta para el curso, ya sabemos someramente que para vender hay que hacer propaganda, que el mailing lo lee solo el 0,001% el resto lo tira o lo desecha.
Que lo mejor es el boca a boca y las grandes campañas publicitarias tipo Coca Cola pero que eso está fuera de nuestro alcance…
Nos quedamos como estábamos…

Punto 3 Organización de empresa.
A estas alturas se supone que ya vemos en nuestra cabeza nuestra empresa, solo tenemos que organizarla.
Nos cuentan que es una empresa, sus gerentes, sus RRHH, sus abogados etc…
Le llamamos la atención sobre que nuestra empresa solo tendrá un empleado o tres como mucho y siendo socios…

Bueno es un ejemplo, y se enrolla en explicarnos como funciona la Coca Cola… y su ejemplo favorito una marca conocida de chicle.

Bueno…20 horas no dan  para vacilarnos mucho…

Punto 4 La empresa.
Aquí ya empezamos a visualizarla, incluso ya le hemos buscado un nombre.

Punto 5 Régimen legal.
Aquí aparece un personaje que no encuentro la palabra exacta que lo defina. Varón argentino, muy inteligente, un verdadero y auténtico buscavidas, solo escribió su nombre y su 1er. Apellido (que creo que era falso, más adelante lo entenderán) que se encargará de formarnos en los puntos restantes este 5, 6, 7 , 8 y 9…

Saca del sobado portafolios una serigrafía de un fraile italiano creo que era Fray Luca Paccioli y nos forma sobre lo que es la contabilidad, de una forma amena y pedagógica que fue lo único verdaderamente interesante de todo el curso.
Por fin empezamos a aprender algo en todo este fiasco, comprendimos como funciona la sociedad mercantil, las trampas que se esconden en el sistema de sociedades humanas (nada que desde luego desconociéramos o presupusiéramos dada nuestra edad y experiencias pasadas, pero no vino mal el recordarlas)
Era un magnífico vendedor de “burras” y hacía su propio marketing entre nosotros (desde luego conmigo y mi socio lo consiguió, además de algunos alumnos más, pero todo lo llevaba en secreto).
Cuando terminamos el curso y monté mi empresa le nombramos asesor nuestro…
Desconocíamos su nombre completo, solo el móvil de contacto y las reuniones de empresa la realizábamos en la terraza de una cafetería en un centro comercial…
Las alarmas me sonaban estruendosamente con este “buscavidas”, nos pidió documentación para realizar el libro de contabilidad y registrarlo, dar de alta la empresa etcétera… Además de una provisión de fondos para gastos.

Le dí un “capotazo” y le propuse el hacer yo las gestiones con su asesoramiento, y en el caso de que se tuviera que desplazar conmigo, yo le pagaría las horas empleadas al precio que me dijese e incluso el coche lo pondría yo, e iría a buscarle a su casa u oficina…

Se quedó pensativo, y dijo que me llamaría.
Llamó y quedamos en otro centro comercial (siempre cambiaba de centro, nunca el mismo, y siempre llegaba tarde).
Como lector de Ian Fleming que soy, esto no hacía nada más que incrementar mi desconfianza…

Ya determinado, en esa reunión le despedí como asesor financiero y legal, lo que le produjo una enorme contrariedad que mostró en el rostro…
Me costó 10.000 pesetas pero fue la última lección de como funciona la “sociedad mercantil”.
Esto fue ya terminado con diplomas el curso del INEM, pero falta para comprender el fiasco del curso la parte mollar.

Petición de Proyecto.

El compañero sindical de la presentación Fulano de Tal, se presenta y nos comunica que estamos obligados a presentarle un proyecto cada uno de nosotros de nuestra empresa diseñada en el curso.
No valdrá cualquier papel o nota, tiene que ser un informe detallado, descripción de la empresa, motivo de negocio, balance estimado de situación con la que se emprenderá, sistemas de financiación, documentación en los que se basa el proyecto de negocio como nicho de clientes y debilidades de la empresa…
Lo que se conoce como DAFO.
De modo que no nos facilitan los estudios de mercado prometidos, que además pretende exigirnos unos informes de nuestras ideas de cada uno…
Esto ya clama al cielo tanta caradura.
Como nos amenaza con represalias si no aportamos lo que dice, que tiene la sartén por el mango (sic) y que para el lunes tiene que presentar los informes de proyecto.

La reunión con mis compañeros fue tormentosa, en una tormenta de ideas de cómo actuar, se propuso desde la lapidación del sujeto pasando por la castración traumática, múltiples alternativas indignadas…

Como claramente era un ultimátum y el sujeto estaba pillado por el tiempo, propuse y fue aceptado, que hiciéramos lo del Gran Capitán en sus cuentas al rey…

Hicimos un DAFO expreso para él cada uno, de ideas ficticias y absurdas, como ejemplo mi empresa facturaba ya desde el principio 100 millones de pesetas, el estudio de campo inflado y falseado nos prometía un horizonte de color y la financiación era cosa hecha gracias a la generosa aportación del socio mayoritario que sería el sindicato del compañero Fulano de Tal.
El negocio se basaba en el aprovechamiento industrial de los culos de remolacha.

Creo que Fulano de Tal hubiera preferido la castración antes que la jugada que le hicimos.
Quedó mising desde ese momento.

En el apartado técnico específico de la idea de negocio que unos pocos tomamos, el fiasco fue del mismo tenor que el resto.
Personal de formación mal formado, materiales achatarrados y la disposición de un PC cada dos alumnos, teniendo en cuenta que era una formación específica sobre PC como usuario…
Manifestamos nuestro disgusto por escrito en las distintas visitas de control del INEM, pero sin respuesta ni efecto visible…

Análisis final: Al haber una endogamia entre formadores, administración y organizadores, y tener como único objetivo, el negocio de administrar los dineros públicos, cualquier denuncia era estéril, máxime dado que los sujetos de formación estaban en posición de desventaja.

En todo curso debe de estar separado fehacientemente, los administradores, los formadores y los organizadores.

2 comentarios:

  1. Hola Avalon,

    Si te digo la verdad, no me sorprende lo que cuentas. Antes de sacarme las oposiciones estuve unos meses (justo en 1997) trabajando como profesor de Informática en un curso para desempleados de la Junta de Andalucía.
    Los tejemanejes que vi son para echarse las manos a la cabeza. Solo por contar algo... yo trabajaba 6 horas diarias a razón de 1200 pesetas (7'21 euros) la hora. Estaba más feliz que una perdiz con ese sueldo aunque al poco tiempo supe que ese curso lo pagaba la Junta a 5600 pesetas la hora. ¿Dónde está el truco? Muy fácil, yo estaba contratado por 3 horas al día (aunque trabajaba 6) y tenían contratado a un profesor ficticio que era el primo/cuñado/amiguete de turno a una millonada la hora, de tal forma que haciendo la media, su sueldo con el mío daban las 5600 pesetas/hora de rigor. Y como esto, un ciento de barbaridades más. Por eso digo que no me sorprende (aunque me indigna).

    Gracias como siempre por compartir tus experiencias.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Luis José, parece que lo que vivimos era una norma y seguramente lo seguirá siendo posiblemente, yo entonces no disponía de las redes sociales ni de mi determinación actual, pues de lo contrario estarían juzgados.
      Cada cosa al parecer tiene su tiempo...
      Y este es el tiempo en el que la sociedad civil que la conformamos las personas en nuestra individualidad no les vamos a pasar más corrupciones sin que lo tengan que pagar de una forma u otra.
      Se ha acabado la impunidad y ya somos legión los que pensamos y estamos decididos a implementar medidas correctoras a su inmunidad injusta.

      Eliminar

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *