lunes, 26 de noviembre de 2012

Endiablada situación.




Endiablada es la palabra que creo que define la situación en que vivimos ahora en esta vieja nación de la “piel de toro”…

Vayamos por partes:
1.     Asunto catalán, han vuelto a ganar las fuerzas independentistas en un “equilibrio mantenido”, sólo que ahora, en estos momentos YA nada va ha ser lo mismo que antes.
2.     La crisis ha hecho abrir los ojos a la sociedad y ha iluminado las sombras en las que se escondían los “trileros” de la política.
3.     La imparable deriva europeísta iniciada no va a permitir otras cosas.


El tradicional “victimismo” ejercido por los nacionalistas catalanes ya no les dará el mismo resultado por varios motivos:
·        La decidida postura que adoptará la ciudadanía (si no la ha adoptado ya) versus catalanización pretérita, va ha hacer muy difícil el entendimiento sosegado necesario, pues dudo mucho que las fuerzas parlamentarias catalanas vuelvan a ser la llave en el estado dada la falta de confianza que despiertan después del fiasco del presidente Más.
·        Toda formación nacional que pacte o consensúe con ellos va a quedar manchada ante el electorado, el daño a la confianza ha sido inconmensurable todavía.
Lo más llamativo del resultado electoral de Cataluña es que el gobierno tradicionalmente chantajista ya está empleando esa técnica con sus posibles y presuntos socios (ERC) a los que ya les ha dicho que si quieren seguir la senda del derecho a decidir tendrán que ser corresponsables del resto de medidas a tomar (entiéndase recortes y otras medidas difícilmente asumible por la “presunta izquierda catalana” (ERC) como ha dicho en su primera comparecencia pública).
Veremos como se desarrolla ese “lo tomas o lo dejas” lanzado por el “mesías” Más.
¿Serán capaces los de  ERC de asumir el reto que les ha lanzado el presidente  Más?

La burguesía catalana claramente se ha decantado por seguir igual que hasta ahora: Privilegios, victimismo (con el que han realizado suculentos negocios)… pero como digo ya es imposible después del órdago del 25 de noviembre.
La “marca Catalunya” ha quedado actualmente en bono basura a todos los niveles…y amenaza con arrastrar al resto de la nación.
Los socialistas catalanes, a pesar de no haber salido demasiado mal parados, van a tener imposible el encaje de bolillos de su propuesta de una federación “asimétrica”, cosa que ya no va a colar en el resto de la nación.
El resultado no puede ser más endiablado como digo…
Vamos a vivir como dice la maldición: “Que vivas momentos muy interesantes” que es lo peor que nos pueden desear en estos tiempos.

Mientras, en la nación española no se cuidan los detalles, nuestra más alta institución ha permitido la fotografía de un encausado en una inadmisible corrupción, acompañando a su Alteza doña Sofía a ver al doliente rey Juan Carlos, comprensible visita que debería haber sido en la más estricta intimidad si no clandestinidad.

Mientras siguen los recortes sobre la ciudadanía, ésta misma ciudadanía no observa ningún movimiento en corregir excesos de los mandatarios…
Terminaremos exigiéndolo por las bravas en vez de pedirlo como hasta ahora.

Lo que digo al principio: “Una situación endiablada”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *