domingo, 13 de enero de 2013

Usos y abusos.




El uso es legítimo, el abuso siempre tiene consecuencias…

El que busca el punto de desinhibición que da un ligero toque de alcohol en la bebida, lo logra al principio con una sola copa de licor…

Las sucesivas veces en que recurre a esa argucia química ya precisa de más cantidad, pasa de una sola copa a tres, y de ese modo directo al alcoholismo y la cirrosis hepática…

El cuerpo se habitúa siempre a casi todo y el abuso de un uso tiene efectos de costumbre que cambian las dosis para conseguir el mismo resultado hasta que lo vuelve inaceptable.

Comer es un placer además de una necesidad…
Ese uso también tiene los efectos del abuso: obesidad, enfermedades asociadas a ese estado mórbido…
Con sus distintos finales catastróficos, un abuso de uso en alimentación también nos “premia” con un “regalo de bienvenida”.

La huelga política, laboral o la que fuere, así mismo como uso legítimo que es, tiene sus consecuencias en su abuso
Un abuso en su legítimo derecho, conlleva unos efectos muy claros y perniciosos para el que abusa de ese derecho: El cuerpo “social” afectado se acostumbra a ella y se adapta (esa es la peor consecuencia).

Toda huelga, manifestación o cualquier otra expresión de movilización, tiene que ser medida en su intensidad y en el  tiempo exacto en que se realice (duración-intensidad), lo contrario genera más daño al que la promueve que a quien quiere dañar…

El caso del transporte público en Madrid, el 90% de los ciudadanos anticipan el pago con el abono transportes en un mes, con lo que una huelga en el transporte municipal al único que daña es al ciudadano, y de rebote al promotor  de la huelga…
Un uso medido en el transporte hará visible el descontento y las reivindicaciones sin daños propios…
Un abuso constante e indefinido en el tiempo tiene varios efectos indeseados:
1.     Ahorra dinero a la empresa en salarios…
2.     Demuestra que el transporte se puede realizar con menos medios (aunque sea más incómodo)
3.     El cuerpo social de la ciudadanía visualiza como culpable a los trabajadores de sus incomodidades…
4.     La ciudadanía adapta sus horarios y compromisos al calendario de huelga…

De lo que se deduce que el uso es legítimo y el abuso es contraproducente.

En el primer año de gobierno del señor Rajoy, le han realizado 35000 manifestaciones en la vía pública…
Legítimas todas ellas, pero el abuso de ese derecho ya está revirtiéndose en contra de los promotores, que por legítimas que sean sus reivindicaciones, su abuso en forma, número y constancia tienen más efectos perversos que positivos…

¿Cómo se justifica la demora en intervenciones quirúrgicas por huelga de los ejecutores?
¿Serán responsables de las muertes o deterioro en sus pacientes por no haberlos atendido?
¿No hay otra manera de reivindicar en ese colectivo cuya actividad incide tanto en la salud y vida de sus pacientes?

Los profesores, custodios de lo políticamente correcto que diariamente imparten doctrina oficial, ¿No han valorado bien su autentico valor añadido?

Creo que si la hay, y es la determinación de dar doctrina e influir por otros medios que no sea a costa de la vida de sus pacientes, y dado su nivel de preponderancia social en promocionar cambios políticos claros.

Madrid como capital del estado español, soporta su capitalidad con el efecto no deseado de ser el centro de toda manifestación general…

Es por obra de los que tienen algo que reivindicar, y por obra también de la autoridad municipal… un lugar de múltiples eventos (todos ellos perturbadores de la fluidez de tráfico en la ciudad)…

Cuando no hay 17 manifestaciones simultáneas… hay un gran evento de celebración municipal como distintos “orgullos”  “ciclismo crítico o solo festivo”, carreras pedestres solidarias…

Todos juntos crean una parálisis comercial en el centro urbano, con los continuos cortes y desviaciones del tráfico a la que nos someten los munícipes vestidos de pistacho…
Eso si, el municipio sigue presentando puntualmente sus injustificados impuestos municipales por circular por una ciudad en la que no se puede ni circular (menos apacar)…

Los gobiernos disponen del derecho al uso del indulto…
Pero están abusando con nepotismo de él…
Solo se indultan a ellos mismos (a los políticos y banqueros)
La corrupción no se castiga con penas de prisión, no solo no devuelven el dinero, sino que son indultados por su delito (da igual que sea este gobierno o el anterior que en su estertor final hizo uso y abuso de su derecho).

El uso legítimo a la diferencia, sea regional, de género, o de orientación sexual…
Está degenerando en un abuso, con los efectos perniciosos para el “diferenciado”…
Ya nos están resultando “cansinos” con sus  injustificadas demandas, que incluso nos parecen meros chantajes identitarios…

Tengo cada vez más la sensación de vivir en una sociedad de abuso generalizado…

La crisis de confianza generalizada en que nos desenvolvemos, puede ser la herramienta correctora de estas circunstancias de  abuso generalizado.

 usas o abusas?

Yo me voy a leer a mi mismo, y reflexionaré sobre mis usos y abusos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *