viernes, 12 de julio de 2013

Cuestión de perspectiva nada más.





Observo en la tina del baño  a un insecto de no más de 4mm que intenta trepar por la parte norte de la tina, que al llegar a la cuarta parte del recorrido, se resbala y cae…
Una vez tras otra, el insecto repite la maniobra, tenaz y constante hasta al menos diez veces….
En una de las caídas se le despliegan unas pequeñas alas  -lo que me indica que puede volar, ¿Por qué no levanta el vuelo?-
Vuelve a guardar bajo el pequeño caparazón las alas y prosigue con tozudez la escalada…con los mismos resultados  anteriores.

En la parte media de la tina, cuelga y reposa sobre el suelo el difusor de la ducha  -que en mi opinión es más “escalable” que la escurridiza y pulida pared de la tina- pero no la usa y prosigue con sus fallidas escaladas…

En la parte sur de la tina, hay una alfombra de goma antideslizante que casi llega a la distancia de que es capaz de escalar…
Pero en ningún momento hace intención de girar en otra dirección, sigue empecinado con la pared norte…

Termino lo que estaba haciendo y dejo la observación insectil, al que dejo con su trabajoso intento de escalada.

Al día siguiente ya por la mañana entro al aseo para mis abluciones matinales, miro curioso a la tina  -ya no está el escalador- ignoro si consiguió su intento o resolvió usar su don de volar…

Suelo empatizar con todo ser vivo, en este caso con el “escalador”… miro en mi interior y me veo como el insecto tratando de escalar el resbaladizo muro que se levanta ante mí, impidiéndome alcanzar la cotas de libertad económica que preciso; y me pregunto si estoy en su mismo caso, ¿tengo algún don que no esté aprovechando por mi obstinación en hacerlo con escalada pudiendo volar?

¿Quizás la falta de perspectiva  -altura de miras o simplemente altura de nivel- me impiden ver todas las alternativas que tengo?
Lo que si tengo claro es que si el insecto y yo mismo miramos desde una perspectiva diferente a la del ras del suelo, veremos las diferentes alternativas.
Quizás lo que distingue a unos seres humanos de éxito de otros menos exitosos, sea que los primeros que cito han mirado con otra perspectiva…
En el caso del insecto lo adecuado hubiera sido un vuelo de exploración…
Yo no vuelo, pero tengo que encontrar la forma fácil de realizar exploraciones con poco costo para poder decidir sin obstinarme en nada…
Quizás los medios modernos de navegación por la red de redes me sean de utilidad para adquirir conocimiento y perspectiva…será como mi vuelo de exploración con una alas virtuales.

Es posible que no encuentre un camino practicable por mí, o no sea procedente, pero tendré más elementos de juicio para tomar  alguna decisión.
Pues desde luego todo es una cuestión de perspectiva.

4 comentarios:

  1. Muy interesante reflexión Alberto. Yo creo que es una cuestión de eficacia contra eficiencia. El bicho podría hacer perfectamente la escalada. Sería muy eficiente en escalar la parte difícil de escalar, pero no sería nada eficaz, porque al escoger un camino inadecuado, es indiferente que lo camines de manera eficiente o no.
    Yo lo comparo con ir de viaje. Si quieres ir a Sevilla, lo primero es elegir bien la carretera. Si eliges la N-I aunque vayas a toda velocidad no harás sino alejarte de tu destino.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu punto de vista; eficacia versus eficiencia, tengo que reflexionar sobre ello.
    Un saludo amigo Ivan

    ResponderEliminar
  3. En mi época adolescente (y post-adolescente) no me comía una rosca y un amigo solía decir "si siempre aplicas los mismos métodos siempre obtendrás los mismos resultados". Eso se puede aplicar a todo en esta vida.
    Sobre la cuestión económica, es como todo, la habilidad para ganar dinero no se diferencia mucho de cualquier otra habilidad como tocar un instrumento, fabricar muebles o volar cometas. Si quieres aprender a tocar la guitarra ¿qué haces? pues lees libros del estilo "Aprende a tocar la guitarra", ves tutoriales por internet, pides consejo a los que ya saben tocar la guitarra y lo más importante, PRACTICAS con una guitarra todo eso que te dicen los libros, los vídeos, los que ya saben tocar...
    De entrada te recomiendo un par de libros que son clásicos: "Padre rico, padre pobre" de Kiyosaki y "Los secretos de una mente millonaria" de Harv. En Youtube puedes mirar vídeos de Brian Tracy, es muy bueno. Y después, lo más importante: practicar.
    Suerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Amigo mío, muchas gracias por tus aportes que son en extremo valiosos…
      Ya algunos hemos reflexionado sobre lo que se considera un éxito o un fracaso, todo es cuestión de comparación o valoración propia; por ejemplo si empiezas tu partida de la “vida” con una pareja de doses al poker, y logras terminarla con unos beneficios, aunque no sean extremos, puedes suponer que ha sido un éxito y no un fracaso…
      Pero un factor a tener en cuenta es la perspectiva, en este mi caso la edad y la sociedad en que me muevo…
      Decía Baltasar Gracián en “El arte de la prudencia” : Reparte tu vida en tres: libros, gente y pensamiento.
      Dedícala a aprender la belleza de la vida, conversando con los grandes muertos que viven en los libros, y enriquecerás tu persona.
      La segunda edad debes dedicarla a los vivos: ver y aprender todo lo bueno del mundo.
      Y recuerda que no todo está en un solo país o en una misma persona, pues Dios a veces hizo ricas a las feas y pobres a las bellas.
      La tercera etapa has de aprovecharla plenamente.
      Tu última felicidad es el filosofar: el gozo de buscar y conocer la razón de cada cosa.

      Y yo amigo mío creo que he llegado a la tercera parte de mi vida.

      Suerte para ti también y un fuerte abrazo.

      Eliminar

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *