viernes, 20 de febrero de 2015

Abstención mundana



Es lo que hay, el mundo es así.
Es lo que toca, siempre habrá ricos y pobres.
El que a buen árbol se arrima, buena sombra le protege.

Es una muestra de lo que es el mundo, y de eso me abstengo cuando digo que me descarto del mundo.
“Es lo que hay, el mundo es así.” Pues no  me resigno, soy parte del mundo y voy a barrer mi casa y la puerta de mi casa, si todos hacemos lo mismo, conseguiremos un mundo más limpio.

“Es lo que toca, siempre habrá ricos y pobres.” Solo si trabajamos en ello, manteniendo las desigualdades, pues con ellas, sin esas “diferencias” se notaría mucho que somos incluso menos que con los que nos comparamos, muchos necesitan “esas diferencias” para creerse (erróneamente) que son mejores o superiores.
Además, ¿Qué se entiende por rico? ¿Qué tiene mucho dinero?
No tiene nada, me gusta la frase: “Es un hombre muy pobre, no tiene nada más que dinero”.
Por eso mismo me encanta el que seamos mortales, esa “gran igualadora”, somos corruptibles y nuestros bienes, también lo son, adoramos ídolos corruptibles que se lo comerá el tiempo, y lo dejan aquí, todo lo acumulado y que no han sabido gastar, sufrirán por ello, por dejarlo aquí, y sufrirán mucho.

“El que a buen árbol se arrima, buena sombra le protege.” Una frase que define lo interiorizado que tiene “el mundo” la corrupción del ser y del aparentar.
Parece cierta esta frase, pero no siempre. Recordemos cuando al cobijarse bajo un gran árbol durante una tormenta, cae un rayo y lo fulmina, o cuando bajo su sombra, se produce un viento fuerte, o simplemente ese “coloso” tiene las raíces “podridas”, se rasga una gran rama y aplasta al cobijado.

2 comentarios:

  1. Muy tú, conciso y muy directo. eres un antisistema. Si mi mujer te conociera diría que eres uno más de esos que le gusta hacer las cosas distintas solamente por ir en contra del sistema.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Gracias por aportar tu opinión amigo Minimo Da Vinci, no soy un antisistema, estoy contra “el mundanismo” del mundo, al que le considero responsable de todos los males que nos acosan, no solo de un sistema, es de todo el mundanismo.
      No voy a contra corriente para ir contra el sistema, voy a contracorriente por haberme abstenido del mundanismo imperante en el mundo.
      Quiero cambiar el mundo y trabajo para ello, (he empezado por mi propio mundo) que me es más fácil, pues si cambio yo mi parte, puesto que soy parte del mundo, habré cambiado algo el mundo.
      Un antisistema, va contra el sistema para poner otro sistema, yo he dado un órdago a la Grande: voy contra el mundo para implantar otro mundo, el reino de Dios en la Tierra, y para ello rezo todo el tiempo y trato de que venga a mí como primer paso.
      Amigo mío, sí soy uno más, de los muchos que trabajan en el mismo proyecto, unos lo hacen de manera “colegiada” y otros como “lobos solitarios”.
      Somos lo “anormal” del mundo, lo que llaman “normal” es ser del mundo, y lo contrario es ir contracorriente.
      Un gran abrazo amigo Minimo Da Vinci

      Eliminar

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *