sábado, 6 de febrero de 2016

Un minimalista en la red




En un auto análisis que realizo, constato algo muy curioso que no he observado en el “mundillo” minimalista: Soy el minimalista que es maximalista en “sitios” en el entorno WWW.[1]
Reflexiono sobre esto ¿me estaré engañando a mi mismo?
Esta aparente incoherencia debe de tener una explicación, la busco.

1ª constatación: Los minimalistas somos (generalización) unos seres algo o muy individualistas, normalmente solo nos ocupamos de un tema (raramente entramos en otras disquisiciones), en esto me diferencio bastante de la mayoría, pues soy poliédrico.

2ª constatación: Aterrizamos en el minimalismo por motivos diferentes, todos somos “sobrevenidos” al minimalismo por una razón muy poderosa y diferente, estudiando nuestro motivo obtendremos una respuesta.

En mi caso, “sobrevine” desde un “consumista redomado” a un “minimalista sobrevenido por causas económicas”. Que una vez adaptado a la nueva circunstancia, y habiendo llegado a sobrevivir al colapso económico, descubro que es la mejor, mas óptima forma de vivir y la más placentera.

Una vez constatado esto, siento la pulsión de compartir mi experiencia, una cosa que considero tan placentera, útil y beneficiosa que no puedo ni siquiera pensar en atesorarla solo para mi beneficio.
El como lo hago, eso es otra cosa. Comencé de forma sencilla: escribiendo este blog (aunque entreverado con otras caras de mi prisma) todo organizado con etiquetas, me he dado cuenta que por motivos que desconozco nadie hace uso de ellas.
En mi fluir con el mundo, comparto mi filosofía de supervivencia con alegatos a favor de los trabajadores en paro u otras cuestiones que me preocupan.
Obtengo una cuota de lectores estimable, algunas participaciones (menos de las que me gustaría) y en general siento que estoy compartiendo bien, pero aún siento que no es lo suficiente para mis deseos.

Voy de unas cuestiones a otras según me marca el espíritu que me anima, pero no todos los temas interesan a todos de la misma manera e incluso a algunos les repele.
Como mi motivación es el compartir mis inquietudes, como no tengo amo terrenal, y escribo lo que quiero y como  quiero, pues de ese modo sigo escribiendo.
Mi interés en compartir y que cada uno lea lo que es de su interés, es lo que me ha llevado a crear diversas formas, modos y maneras de hacerlas llegar a cada uno de mis muy diferentes lectores. Me estoy refiriendo a las “colecciones o a la comunidad” (y pronto habrá más)  en G+.

Y aquí está la conclusión (hasta ahora) del experimento personal: “He multiplicado mis lectores”. Están dispersos en diferentes sitios, son diferentes en su participación y en general he cumplido con mi propósito: Llegar a más gente real.
La partición en parcelas me permite ofrecer a cada cual en exclusiva solo lo que es de su interés (sin obligarles a navegar entre mis distintos y variadas aportaciones en el blog general).

Mención aparte merece la “Comunidad minimalista” que es privada (solo se entra por solicitud o invitación), donde no todos se declaran minimalistas, aunque demostraron interés en conocerla; esta comunidad “deficientemente” publicitada, tiene un incremento de miembros asombrosamente alto con relación a otras de la misma temática y circunstancias.

Las colecciones funcionan razonablemente bien, cada cual libremente sigue la que es de su gusto y se libra de temas que no son de su interés.
Todo esto está bien, pero mi ego no se ve reforzado por las estadísticas, de las cuales no están disponibles (salvo el análisis que pueda hacer de las entradas generales en el blog central). El resultado es que he incrementado un 100% las entradas desde que he implementado estos nuevos sistemas, que ante su éxito estoy estudiando el ampliarlo.



Algo que no tengo resuelto es el por qué las personas son tan remisas a comentar, puede que alguna vez lo conozca, pues hasta ahora todo son teorías e hipótesis sin demostrar, claro que también tiene su aspecto positivo: sigo sin amo terrenal que me marque camino, pues el que comenta influye.

Os animo a daros una vuelta en mi perfil de G+[2] para ver mis colecciones y nuevas comunidades que pienso abrir.
________________________________________________________________
 
[1] @nuevogladiador en Twitter, Colecciones en G+ paginas en facebook, La tribuna de Ávalon, El foro de la tribuna de Ávalon
[2] https://plus.google.com/u/0/101790655014637323476/posts

2 comentarios:

  1. Hola,

    Acabo de descubrir tu blog, y esta es la primera entrada que leo. Me parece interesante el tema de las comunidades de G+, porque en general pensaba que era una red social deshabitada, aunque por lo que he visto en los últimos tiempo, sí que parece que hay gente que le está dando un uso inteligente, y que podría encontrar su sitio si no pretende parecerse a Facebook.

    Te seguiré leyendo.

    Un saludo,
    Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Gracias por comentar amigo Pablo, me acabo de suscribir a tu blog que me ha parecido bastante interesante, y si tienes twitter te integraré en mi lista de gentes minimalistas y/o productivas.

      Efectivamente las comunidades en G+ y las colecciones son muy interesantes y como soy algo alérgico al facebook trato de hacerlo diferente, en la comunidad minimalista que tengo en privado (se entra por aceptación de solicitud sin más problemas) está el ejemplo de ello, estoy estudiando crear otra en abierto, pero no tengo claro la temática aún.

      Eliminar

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *