domingo, 11 de septiembre de 2016

Actualizando mi minimalismo





He observado que muchas entradas enlazadas en mi Tribuna de compañeros minimalistas de reconocido prestigio en su tiempo, no han resistido el paso del tiempo, -ni siquiera 5 años- han desaparecido o simplemente han puesto el dominio en venta, otras entradas han sido borradas por el autor, he tenido que editar mi post para no confundir a mis lectores. Ello me ha llevado a una reflexión: Tengo que iniciar una “actualización de mis entradas” ¿Cómo lo haré? Unas veces será entrando en mi post y editando el fallido enlace, otras con un nuevo post actualizado en información y criterio (si lo hubiera).

Uno es minimalista en el momento que se decide a practicarlo, pero la condición humana lleva muchas veces a cambiar,  matizar criterios, o incluso a rechazar abiertamente lo creído hasta entonces.

Todo esto es lícito, aunque es conveniente una reflexión y explicación del cambio, primero hacia uno mismo, y posteriormente compartirlo con los que en su momento lo leyeron.

Los seres humanos somos muy complejos, están los crédulos, los incrédulos, los creyentes críticos y los incrédulos críticos, eso muy básicamente. Respecto a los minimalistas, las mismas variedades o más, y todo determinado por las propias vivencias de cada uno.

Al mismo tiempo que repaso mis entradas viejas, repasaré la vigencia de los conceptos que vierto, en mí mismo y en mi propia vida –tal como ha evolucionado-  veremos si soy capaz de hacerlo, pero voy a intentarlo.

Comienzo y veo que sigue vigente en mí cuando dije:
[(…) por las razones económicas ya apuntadas soy un minimalista pobre, con muebles precisos, útiles para mis necesidades y reciclados de lo que tiran a la calle… El poco dinero de que dispongo lo invierto en cosas de calidad (zapatos y ropa, alimentos etcétera) dentro de mis posibilidades, pues minimalismo no es tacañería y avaricia… Si se dispone de dinero también se puede ser minimalista]

 Al día de hoy,  -y por efecto de   la enérgica política económica implementada- he conseguido el déficit cero, ahora mi objetivo es mantenerlo e incluso conseguir superávit.

[El vivir una vida sencilla nos hará más felices y menos dependientes y prisioneros de otros…
La felicidad es compartirla con los demás, cosa fácil teniendo en cuenta que la felicidad es contagiosa…]

Llegué a otras conclusiones:
[Innovación es el secreto, el nuevo “mantra” que nosotros los parados debemos asumir  –en aquella época yo era un parado-.
Digámoslo claro, el sistema ha fallado, nosotros con él también hemos fallado…
Si el sistema ha fallado y nosotros con él, pues innovemos, el sistema y nuestra vida.]

“Si la vida te da la espalda, tócale el culo”. Esto es INNOVACIÓN de vida y criterios…

En el post de un amigo, se pregunta: [“tienes miedo a arriesgarte. ¿De verdad que es tan bueno lo que tienes que te aterroriza perderlo? ¿Sigues siendo tan comodón como para esperar que las cosas cambien por sí solas?”]

A nosotros como parados, nos han dado ya resuelto esta pregunta, YA no tenemos NADA, nada perdemos por lo tanto, innovemos entonces…
Somos unos privilegiados, la vida nos ha evitado este miedo.

No sé si mi ejemplo os puede servir, ya lo estoy contando a través de mis intervenciones, yo he innovado mi vida, nada me dejó las crisis soportadas, me he rehecho, he innovado mis pensamientos, he puesto en duda muchas cosas, he “redecorado” mis pensamientos, sin miedo a lo desconocido…
Soy feliz y quiero que vosotros también lo seáis.

Los parados, estamos empezando de cero y tenemos que empezar por nuestra vida primero, después el que pueda con el resto.
No tengas miedo a ser diferente, porque ya lo eres. Eres único, así que puedes hacer cosas únicas. Diviértete viviendo. No lo hagas todo como lo hacen los demás sin haberte planteado como mínimo una vez si podría haber otra manera de hacerlo. Descubrirás que hay infinitas, que tu creatividad es ilimitada.
Invéntate tu vida :-D

Hablo siempre desde la experiencia de vida, nada que no haya comprobado en carne propia digo, por eso mismo hablo desde la unidad del hombre solo, sin pareja, sin hijos, solo afrontando el infortunio.
No puedo hablar del minimalismo en pareja, en familia. Todo lo enfoco desde la unidad de una persona sola frente a la adversidad de la vida, generalmente también sin ayuda humana.

Estas reflexiones y vivencias me han dado el motivo para crear una comunidad en Google, enfocada en la ayuda a una persona en presunta situación de próxima emergencia de supervivencia en nuestra sociedad, donde entro en el pequeño detalle del día a día como si de un manual de auto ayuda fuese.
Esta comunidad la creé como un experimento por ver su desarrollo y eficacia, es privada y para entrar se pide permiso de entrada (siempre lo doy) pero el sistema de google así lo determina, no puedes curiosear sin ser miembro, seas activo o no.
Si entráis en mi perfil de G+  la veréis allí, se llama  “Minimalismo para sobrevivir en la sociedad”.


2 comentarios:

  1. Excelente actualización, una pena que desaparezcan algunos blogs y gran alegría ver gente nueva, y siempre aprendemos un poquito, cada cual con su caso y su situación, pero siempre es bueno nutrirse de experiencias ajenas y renovarse.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario amiga mía, efectivamente es una pena que algunos aportes desaparezcan, pero queda compensada por el germinar de muchos por cada uno que se va.
      Es bueno el compartir gratis, puesto que gratis nos lo dan, y no debemos eliminar lo aportado, si no queremos seguir escribiendo, no lo hagamos en nuestra libertad, pero dejemos lo aportado para provecho de los que vienen detrás.
      Un abrazo!

      Eliminar

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *