lunes, 17 de abril de 2017

Nota del lunes 17 de abril de 2017



Decía Lawrence Durrell: "Una ciudad es un mundo si amamos a uno de sus habitantes".
¿Ese “uno” nos incluye a nosotros mismos?
“Amaos los unos a los otros como yo os he amado”, “Amad al prójimo como a vosotros mismos” son conocidas frases de Jesús el Nazareno, “ El que no se ama así mismo  ¿cómo va a saber amar a otro?

Los demás son el reflejo tuyo, de la imagen que proyectas en el otro, “El que siembra vientos, cosecha tempestades”, dice el refrán popular.

No me quiero dejar arrastrar (y no es que no haya motivo) por el odio y la violencia que hay en los medios y en las redes sociales (en especial Twitter).
La sin razón campa por todos lados. Una lesbiana mata a su pareja, como no es “violencia machista” no habrá escándalo y minutos de silencio en los Ayuntamientos, pero no deja de ser motivo para ello.

Hay un grupo que ya está pidiendo una ley especial como la LVG, pero que se llame LVG trans. Como si con el código civil no hubiera bastante para entender sobre la violencia entre personas.
Quieren una ley específica de violencia transgénero, o se pone “pié en pared” o acabaremos mal.
Les han dejado una “navaja de afeitar a un mono” y pretenden que la use bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *