domingo, 16 de julio de 2017

Acumulación y felicidad

Coincidencia en el diagnóstico
Veo que coincido con otros minimalistas en el diagnóstico:”La pulsión de acumular no tiene sentido, tener un techo bajo el que cobijarse, comida para alimentarte y vestido para taparte, ya es riqueza, la demasía ya no tiene sentido”.

Algo tan simple de entender y sin embargo no todos lo entienden.

Propiedad

La propiedad de algo es un sentimiento que no es real.
Creemos que somos propietarios de algo, pero para hacerlo efectivo tenemos que defenderlo de quién nos los dispute, para ello (si no recurrimos a la tribu, donde todo es de todos, y todos los defendemos) recurrimos a los sicarios para que lo hagan por un salario (seguridad privada) y eso convierte la propiedad en un alquiler.

Libertad en el vivir.

Un pueblo sin puertas, salvo las necesarias para salvaguardar la intimidad y el pudor, sin rejas en las ventanas, es libre.
“El nada tengo, nada temo” es una filosofía de vida.

El objetivo de muchos seres vivos es el de sobrevivir las próximas horas, unos lo saben y otros no, pero todos son objeto de lo mismo.

El vivir (en todas las formas y maneras), los hábitos en definitiva, pueden ser extremos por ambos lados, del modo como los afrontes dependerá los índices de riesgo en la misma supervivencia: “sed sagaces como la serpiente y sencillos como la paloma” les dijo Jesucristo a sus apóstoles.

Hoy vuelvo a dar una vuelta por mi entorno, veo magníficas casas de dos alturas, con una tapia de separación de la calzada de 4 ó 5 metros de la propia casa, todas con verjas en las ventanas y alarmas electrónicas de una empresa privada de seguridad que avisa su conexión con la policía.
Ventanas enrejadas, tapia con pinchos anti intrusión, indican una preparación de guerra ante un asalto, las ventanas no indican que alguien las habiten, no se vé ni un solo signo de vida.

La sensación que saco es que vivo en una sociedad temerosa de sus vecinos, de los que no espera nada solidario, sólo confía en la defensa sicariada privada mientras la pague…

¿Son personas libres, se sienten libres?

El hombre está auto esclavizado por sí mismo y sus “pertenencias” esas pertenencias que le iban  a proporcionar felicidad y libertad, se la quitan.

El poseer es una sensación, no es real como ya he dicho.

No sientas que posees nada, ni la propia vida, y de ese modo disfrutarás mientras la tengas.

No ambiciones ni ansíes ni sufras por lo que no puedes tener.

No necesites lo que puedan quitar.

Como dijo el santo: “Necesito poco y lo poco que necesito lo necesito poco” de ese modo serás más feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *