jueves, 5 de abril de 2018

El ser aparecido en Atacama






El ser aparecido en Atacama me ha fascinado.
En 2003, durante unas excavaciones realizadas en el desierto de Atacama, aparecieron estos extrañísimos restos. Se trataba de un rarísimo esqueleto con el cráneo totalmente alargado, al igual que su mandíbula. Además, solo tenía diez pares de costillas, cuando los humanos tenemos doce. Pero lo más llamativo de todo era su minúsculo tamaño, ya que cabía en la palma de una mano. http://www.quo.es/ser-humano/esqueleto-alien 
 En esta otra entrada, cuento otras apariciones arqueológicas no menos sorprendentes:
https://tribunaavalon.blogspot.com.es/2015/09/los-gigantes-nefilim.html
Donde cuentan cómo los indios norteamericanos acabaron con éstos últimos quemándolos en sus cuevas hartos de servirles de comida (aconsejo ver las fotos de la entrada en cuestión y comparar el esqueleto de Atacam y la cabeza del gigante Nefilin que transportan en una carretilla por su enorme tamaño).

Aparte de la información que da el enlace que pongo, escucho a un eminente catedrático que las últimas pruebas que se le ha hecho, demuestra que tenía síntomas de vejez prematura (huesos endurecidos) y sobre todo algo que me ha llamado mucho la atención: ¡Callos en los miembros! Y se deduce que había andado durante un tiempo indeterminado...
También podéis ver mas información en http://www.misteryinternet.com/2014/10/el-humanoide-de-atacama.html de donde he sacado las capturas fotográficas.

Comparemos estos descubrimientos con otros de proporciones distintas y una historia fantástica detrás:
Todas estas cosas me abren una reflexión sobre los encuentros arqueológicos y sus materiales, la fama y la transcendencia en el tiempo.
Me une en esta reflexión los túmulos funerarios que al parecer fueron las Pirámides de Egipto, la obsolescencia forzosa de la tecnología, con la cual podemos "atesorar" trillones de datos, pero sin la certeza que vayan a durar tanto como la piedra Roseta.
El papel parece ser que enrollado se perpetúa mejor, y si está en una urna de barro sellado mejor, claro que con el tiempo se precisaran lingüistas que los traduzcan.
De cualquier manera es un forma de tratar que nuestros pensamientos y saberes sobrevivan a nuestras vidas.

Respecto a la fama, deberíamos recordar que en la antigua Grecia a los campeones les daban una corona de laurel, que era una vara con hojas del árbol del laurel (toxico en cantidades y muy oloroso) en forma de corona que al tiempo se secaba y sus hojas se hacían polvo al secarse, toda  una metáfora a mi parecer.

La fama, la gloria y todo lo concerniente al ser humano es finita en el tiempo, y todo se resolverá en polvo, los trillones de datos que atesoramos solo dependerán de los soportes físicos que contenga esos bit de uno y ceros ópticos o magnéticos, si otros sufren el deterioro de la corrupción o la desecación, los soportes de datos que son metálicos, de cristal o plásticos, también son susceptibles  al paso de los años y la luz del sol. ¿Los bit dónde van, desaparecen o se integran al universo?
Ahora hay una moda de "trascendencia humana" al paso del tiempo, que es hacerse un diamante con las cenizas del finado.
Ejemplo de los productos ofrecidos

Si es posible, nuestros asesores le visitarán en persona o, si lo prefiere, tiene la opción de hacer una consulta cara a cara a través de Skype o Facetime.

Somos muy creativos y el negocio es nuestro, deberían decir los que se mueven en el "mundo" muy lejos de un sepelio humilde de un franciscano que ni ataúd tiene y más acorde con los fastos egipcios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *