miércoles, 13 de junio de 2018

Mirada retrospectiva

Una mirada a una década antes de mi nacimiento, pero sólo voy a mirar los titulares, a la portada de un libro sin entrar en la intrahistoria que esa la dejo a personas mas eruditas que yo mismo, sólo puedo contar mi visión que era la de un niño de apenas diez años.

En mi caminar por esta intrahistoria en que se desarrolla mi vida que ya llega al ocaso, me tropiezo con un vídeo de un noticiario de la época, que quizás no vi o si lo vi no me acuerdo, lo que si constato es que ese Madrid una década más tarde lo alcancé a vivir, con sus calles y su ambiente de barrio bajo donde fui a parar tras la emigración de mi pueblo andaluz en busca de una señora que llamaban "vida" que creo que estaba en las grandes ciudades (según me dijeron mis padres).

El vídeo no tiene desperdicio para los que vivimos esa época en Madrid, y para los jóvenes que no lo conocieron les sorprenderá muchas cosas, pero puedo asegurar que sus gentes siguen siendo las mismas, con las mismas ansias y las mismas virtudes, sólo que con teléfono móvil.

En el minuto 1:20 vemos las dos realidades de entonces, aún conocí yo la figura del "cosario" un hombre que por medio de un transporte en mi época era un "Buic" de 9 plazas que transportaba de los pueblos personas y paquetería de encargo, en el vídeo (una década antes a la mía) vemos un "cosario" de los de carreta.
A esos mismos "cosarios" les serví de ayuda yo mismo como "chico de tienda" a cargar mercaderías en su vehículo que había comprado en el almacén que fue mi primer trabajo a los catorce años, cosa que chocaría con las actuales leyes vigentes en este país, mis labores eran atender todos los recados que se me mandaran, menos la venta directa que eso era labor de la dependencia que era una escala superior.
Más adelante en el mismo vídeo vemos un artesano que con lo que parece una lima trabaja, pues bien ese artesano era un cerrajero que también alcance a conocer al cual le llevé multitud de encargos de llaves, que la hacía por poco precio y de todo tipo con sólo sus manos las limas y un martillo.

Debajo de esos soportales comerciaban otros muchos pequeños "busca vidas", como el que vivía de cargar mecheros y otras grandezas.
Se ve el Arco de Cuchilleros, donde se decía que tenía refugio en las cuevas existentes (que también conozco) el famoso bandolero de memoria romántica Luis Candelas.

Complemento este vídeo con alguna foto del Madrid de ahora, pero sacadas en sepia, y si no fuera por la vestimenta y los automóviles podrían pasar por fotos de entonces.

Vídeo https://youtu.be/UPxwcjmNHN4


Esquina del Banco de España que parece que el tiempo no pasa por él


Y la entrada del parque del Buen Retiro desde la Puerta de Alcalá siempre eterna.

Y no podía falta "mi" Puerta de Alcalá.

Toda esta mirada atrás coincide y no al parecer por una casualidad con mi onomástica y nacimiento ya hace 67 años.
Que lo disfrutéis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *