martes, 16 de junio de 2020

¿Qué me está pasando?



Convivo con al menos seis arañas cazadoras, limpio y friego y posteriormente cojo las arañas desplazadas por la escoba y la fregona con un plumero para no dañar su frágil cuerpo y las repongo en su sitio...esto parecería una excentricidad si no fuese en una persona que sufrió en el pasado un grave problema de aracnofobia, cosa que superé con un estudio sobre ellas. Al principio no podía ni ver las imágenes ilustradas en los libros que estudiaba sobre ellas, pero lo he ido superando, no es que ahora me agraden, pero las observo sin repugnancia y hasta soy capaz de tomarlas con la mano, solo que no lo hago porque conozco lo peligrosas que algunas especies pueden llegar a ser.

Cierto día entró del jardín cercano una de temible aspecto, simplemente la tomé con el plumero y la devolví a su entorno natural.

¿Porqué convivo con las demás que comparten mi vivienda? Simplemente por interés, son muy útiles como depredadoras de los variados insectos voladores o andarines que trataban de vivir conmigo, ahora la población de estos está totalmente controlada y no necesito ni uso ya desde hace varios años insecticidas.

Entro en mi aseo para orinar y cuando termino tiro de la cadena, observo que un pequeño insecto es víctima del ciclón de agua de la descarga de la cisterna, me digo para mi "coleto" una víctima a la que le ha llegado su hora, salgo del aseo y horas después vuelvo a orinar y vuelvo a ver al pequeño insecto como se debate entre mis orines, vuelvo a tirar de la cadena y me lavo las manos  al observar que la cisterna ya se ha cargado,  miro distraído, y vuelvo a ver al insecto que ha vuelto a sobrevivir a la descarga de agua...esto ya es demasiado, las ganas de vivir de esa pequeña vida (por tamaño) me conmueve y pienso que merece un acto de misericordia, con un dedo lo saco del agua y lo deposito fuera, al momento se sacude las alas, da pequeños brincos y le dejo que se reponga y siga su destino sea cual sea, aunque parece que algo he podido influir en ello, pero no lo sabré.

¿Qué me ha pasado para que yo que era un depredador tenga ahora estos comportamientos?
¿Tendría que consultar a un médico? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado invisible al público.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *