Ir al contenido principal

TRADUCTOR

¿Qué me está pasando?



Convivo con al menos seis arañas cazadoras, limpio y friego y posteriormente cojo las arañas desplazadas por la escoba y la fregona con un plumero para no dañar su frágil cuerpo y las repongo en su sitio...esto parecería una excentricidad si no fuese en una persona que sufrió en el pasado un grave problema de aracnofobia, cosa que superé con un estudio sobre ellas. Al principio no podía ni ver las imágenes ilustradas en los libros que estudiaba sobre ellas, pero lo he ido superando, no es que ahora me agraden, pero las observo sin repugnancia y hasta soy capaz de tomarlas con la mano, solo que no lo hago porque conozco lo peligrosas que algunas especies pueden llegar a ser.

Cierto día entró del jardín cercano una de temible aspecto, simplemente la tomé con el plumero y la devolví a su entorno natural.

¿Porqué convivo con las demás que comparten mi vivienda? Simplemente por interés, son muy útiles como depredadoras de los variados insectos voladores o andarines que trataban de vivir conmigo, ahora la población de estos está totalmente controlada y no necesito ni uso ya desde hace varios años insecticidas.

Entro en mi aseo para orinar y cuando termino tiro de la cadena, observo que un pequeño insecto es víctima del ciclón de agua de la descarga de la cisterna, me digo para mi "coleto" una víctima a la que le ha llegado su hora, salgo del aseo y horas después vuelvo a orinar y vuelvo a ver al pequeño insecto como se debate entre mis orines, vuelvo a tirar de la cadena y me lavo las manos  al observar que la cisterna ya se ha cargado,  miro distraído, y vuelvo a ver al insecto que ha vuelto a sobrevivir a la descarga de agua...esto ya es demasiado, las ganas de vivir de esa pequeña vida (por tamaño) me conmueve y pienso que merece un acto de misericordia, con un dedo lo saco del agua y lo deposito fuera, al momento se sacude las alas, da pequeños brincos y le dejo que se reponga y siga su destino sea cual sea, aunque parece que algo he podido influir en ello, pero no lo sabré.

¿Qué me ha pasado para que yo que era un depredador tenga ahora estos comportamientos?
¿Tendría que consultar a un médico? 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Papá, te compro una hora de tu tiempo.

Me contaron una historia el otro día, me gustó el mensaje pedagógico que contenía, os lo cuento ahora: Es protagonista de esta historia, un padre y marido, pero podría ser una madre y esposa que también está muy ocupada, e incluso una familia monoparental (de la que ya van existiendo demasiadas). Un hijo (igualmente podía ser una chiquilla, que para el caso es igual) iba ha realizar su primera comunión, el padre no pudo asistir, lo mismo que veces anteriores tampoco pudo asistir a eventos importantes para su hijo, siempre se excusaba porque tenía que trabajar ese día o momento. Realmente era una persona muy ocupada, no era otro el motivo en este caso. Un día, nuestro chiquillo se interesó por la cantidad que ganaba su padre en una hora, se lo preguntó a la hora de acostarse, el padre creyó que era un trabajo del colegio y le contestó que ganaba 40 € a la hora. En sucesivos días, nuestro protagonista infantil, logró ahorrar de sus “pagas” y de algo de dinero que pid

Nuevos comentarios comentados V

La crítica es el recurso del impotente. Alphose de Lamartine Una crítica de un "impotente" que critica a los que le critican, es como el alguacil "alguacilado" vieja figura de nuestra comedia. La debilidad de carácter es el único defecto que no se puede enmendar.   François de la Rochefoucauld Como dice el proverbio chino: Es más fácil variar el curso de un río que el carácter de un hombre.  Aunque ahora con los avances en la genética logren hacerlo... La disciplina es la parte más importante del éxito. Thruman Capote Nada sin disciplina resulta un éxito, hasta la anarquía o el caos necesitan de la disciplina para vencer. La economía consiste en saber gastar y el ahorro en saber guardar. Orison Sweet Marden Me resulta muy primario y obvio, mejor según mi opinión: la buena economía es no gastar más de lo que ingresas, teniendo que guardar algo para reinvertir en futuros. La esperanza es el peor de los males, pues prolonga el tormento del hombre.   Fr

Nuevos comentarios comentados III

El optimista cree en los demás y el pesimista sólo cree en sí mismo. Gilbert Keiht Chesterton También podemos definir: un pesimista es un optimista bien informado. Se puede ser optimista o pesimista dependiendo del conocimiento que se tenga del asunto en cuestión, de ahí que esté más de acuerdo con la segunda definición. Creer en la gente pienso que es de una candidez inaudita insostenible, sólo observando un poco, vemos que no tenemos ningún fundamento salvo que seas un poeta. El optimista tiene siempre un proyecto; el pesimista, una excusa. (Anónimo) Bueno es tener siempre un proyecto, y si falla, estudiar el porqué del fallo, aprender de él y volver a empezar. No sirve de excusa el fallo, sí de explicación, y como digo: presto a aprender del mismo. No dependemos del optimismo, sino del sentido común positivo hacia el futuro. El pobre carece de muchas cosas, pero el avaro carece de todo. Lucio Anneo Séneca "Es un hombre pobre, solo tiene dinero". Todas las en

Nuevos comentarios comentados IV

Es duro caer, pero es peor no haber intentado nunca subir. Theodore Roosevelt También: Dura fue la subida, pero peor la caída. Subir, mejorar es más fácil habituarse; nos rápido al nivel más alto, pero ¡Ay la bajada! Esa es muy dolorosa. Pasar de comer en un restaurante a tener que calentar unas judías entre dos ladrillos al pié de un vertedero de basura, eso si es duro, y aun puede ser peor... Y lo fue. Es fácil hablar claro cuando no va a decirse toda la verdad. Rabindranath Tagore Porque la verdad es la luz que asusta a las tinieblas, y nosotros vivimos en tinieblas la mayor parte de nuestra vida. Saco de Twitter esta frase que debe ser de aplicación universal para los seres humanos comunes que somos los que no podemos gobernar los acontecimientos que nos afectan como solución ante la imponente autoridad que alguna vez nos aplasta. Es locura manifiesta vivir precariamente para poder morir rico. Juvenal Afortunadamente desnudos nacimos y desnudos moriremos, dejemos b

Nuevos comentarios comentados II

El castigo del embustero es no ser creído, aun cuando diga la verdad. Aristóteles Resulta que todos somos castigados a no creernos, aunque muchos no mintamos; como paradoja hoy en día, los más creídos son los mayores mentirosos y ya no hay verdad pues se ha instalado una cosa que se llama "posverdad" y no encuentra otra cosa que no sea esa en "los medios oficiales", hoy decir la verdad, como dijo alguien, es lo más revolucionario. El destino del genio es ser un incomprendido, pero no todo incomprendido es un genio. Ralph Waldo Emerson Lo mismo que el dicho  Ningún melón  tiene pelo, pero no todos los calvos son melones. Cuando alguien dice una memez se dice que ha dicho una tontería, pero si lo dice una persona afamada es una genialidad. El deseo nos fuerza a amar lo que nos hará sufrir. Marcel Proust Por su esclavitud, el amor te hará sufrir, si la situación se vuelve adversa, piensa que te da la oportunidad de la libertad; en una cita de Galdós en los E

Nuevos comentarios comentados VII

Lo que en la juventud se aprende, toda la vida dura. Francisco de Quevedo de joven se aprende, de maduro se practica y en la vejez se reflexiona. Lo que es digno de hacerse es digno de que se haga bien. Conde de Cherterfiel Mejor no hagas nada que no sea bien hecho. Lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad. Lucio Anneo Séneca Las leyes son el corsé que embrida nuestro comportamiento social, son las reglas del juego a las que nos atamos entre todos, pero en el ámbito privado es la honestidad la que domina y siempre llevamos esas reglas al exterior, pero no las puedes imponer a los demás, pues son tus reglas, no las comunes que son las leyes. Lo que no es útil para la colmena, no  es útil para la abeja. Marco Aurelio Eso lo pensaba un individuo que se creía "abeja reina"; Las abejas están organizadas como un solo individuo de múltiples ejemplares, como un cuerpo pluricelular... No me extraña nada que el tal Marco Aurelio pensara de ese modo.

Nuevos comentarios comentados VI

La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo. Platon Ya hay más comentarios en este sentido, vale también lo dicho a ellos, pero al meter al alma ya es diferente, pues al alma no la considero un músculo que deba ser ejercitado, ni un sistema neuronal que precise crear conexiones para hacerse grande. Para mí el alma es el soplo divino que tenemos todos los humanos y que actúa de guía a nuestra persona biológica, y que abandonará ésta el día que muera y la corrupción sea en ella visible. La música creo que le será agradable al alma si suscita en el biológico cuerpo buenas y sanas sensaciones. La música es un eco del mundo invisible. Giusseppe Mazzini Muy poético...Yo creo acertado o más de mi agrado:  La música es el color y el sonido de los sentimientos. La paciencia es amarga, pero sus frutos son dulces. Jean Jacques Rousseau La paciencia es el "crispánte" de algunos caracteres, pero si alcanzas los frutos de la paciencia es cierto que te resultan d

Nuevos comentarios comentados VIII

Por grande que sea el puesto, ha de mostrar que es mayor la persona. Baltasar Gracián El cargo no hace mayor a quien lo tiene, el que da valor es quien lo tiene al cargo. Esto es así en todos los ordenes de la vida. Por muy larga que sea la tormenta, el Sol siempre vuelve a brillar entre las nubes. Khail Gibran Esa fue la promesa de Dios a Noé y como señal puso el arco Iris. Se puede creer o no, pero en el acervo popular quedó un dicho sarcástico: No hay mal que cien años dure ni cuerpo que lo aguante. Procurando lo mejor estropeamos a menudo lo que está bien. William Sakespeare Aun cuando la intención sea buena, nuestras acciones pueden estropear el orden natural establecido que siempre es el mejor posible. ¡Cuantas buenas acciones en nuestra opinión han causado más males que si no hubiéramos intervenido en el orden natural! Todo esto se debe, no a nuestra malicia, sino a nuestra ignorancia soberbia. Procuremos más ser padres de nuestro porvenir que hijos de nuestro pas

Sociedad acomodaticia y nicolaíta

Sociedad acomodaticia y nicolaíta. 1  Estudiando el comportamiento humano, estoy comprobando que  desde hace milenios se está comportando de la misma manera que hoy mismo, que adolecieron de los mismos vicios y comportamientos que hoy día. La sociedad de entonces, cuando el imperio de la  Roma de los césares, -que era una sociedad muy avanzada en ciencias y política- ya se daban los comportamientos que hoy, como digo, se manifiestan, después de 2000 años y la sociedad romana sigue seduciendo, y ahora llaman a esa sociedad: “una sociedad avanzada”. El imperio romano fue destruido por la invasión bárbara -o eso me contaron en el colegio- pero creo que fue una conjunción de factores. Tras muchos años de dominio del mundo de entonces, lograron dejar “su herencia” envenenada, cierto que de ellos tenemos el llamado “derecho romano” por el que muchos nos regimos, pero también nos legaron la corrupción, la esclavitud, el ser ricos a costa de otros y lo que ahora llaman “nuestro modo de vida”

Nuevos comentarios comentados I

A nadie le faltan fuerzas; lo que a muchísimos les falta es voluntad.  Víctor Hugo Lo mismo que no hay más ciego que el que no quiere ver, la voluntad es tan escasa como sobrada es la holgazanería. A nadie le va mal durante mucho tiempo sin que él mismo tenga la culpa. Michel Eyquem de Mountaigne Te puede ir mal por diversas razones, que puede que no sea culpa tuya, pero aprendes de ellas, aprender la lección que gratuita nos dona la vida es cosa tuya, pero perseverar en el error es cosa necia. A veces tenemos que perder las cosas para entender la importancia que tienen. Susanna Tamaro Sin saber quien lo dice, sabemos que es alguien que ha perdido mucho. Cierta vez, en mi desahogo, hice que se me echara de menos ausentandome ex-profeso con ese objetivo, cierto que se me echó muy de menos, pero no premiaron mi vuelta, sólo estaban muy resentidos por haberlos privado, por último desaparecí definitivamente y no lo soportaron ya, de lo que deduje que la pérdida ha de ser siempre