miércoles, 18 de marzo de 2015

PUNTO DE EQUILIBRIO o el apoyo de la palanca








 

Como se ve en las imágenes de las balanzas, se comportarían de modo diferente una de otra debido al punto de apoyo; en una el apoyo es sobre una base amplia, y en la otra el punto de apoyo es más estrecho, el resultado es que esa balanza se inclinará hacia el lado desequilibrado por la mayor o menor carga, dependiendo del punto de apoyo: + amplio= + margen de desequilibrio de carga.

Todos aceptamos como acertada la expresión: “la vida tiene que ser o estar equilibrada”.
Cuando tienes amplios apoyos, tendrás permitido un mayor margen de desequilibrio, estos márgenes te pueden venir de la edad y su salud asociada, o del poder adquisitivo que tengas, sabiendo que esto último no te ayudará con todo, solo podrá ser un paliativo en tal caso.
Si la carga es excesiva en algún lado, o crece muy rápidamente, se corre el riesgo de colapsar toda la balanza, y no dar tiempo a “equilibrar”.

¿Cómo puedo incrementar el punto de apoyo?
Adquiriendo más tiempo y salud. ¿Es esto posible? ¿Dónde se expenden kilos de salud? ¿Y dónde puedo comprar más tiempo?
El reloj vital no lo podemos detener, él sigue su marcha hacia el fin implacablemente, y con él la salud asociada, uno de nuestros principales puntos de apoyo.
El buscar más dinero no nos va a valer de mucho, puesto que no existen comercios de venta de salud y juventud, cierto que hay anuncios donde nos muestran que podemos consumir tal o cual cosa o actividad que es igual a consumir salud; pero es un artificio de marketing, son placebos o retardantes solamente, -cuando no un timo directamente- pues no olvidemos que la vida no es un juego de rol de ordenador donde puedes  “ganar vida”. 

Una vida llena de hábitos “saludables” está bien; pero son solo un retardante; recordemos que el tiempo es finito e implacable, y que el punto de apoyo se irá estrechando cada vez más, con lo que tendremos menos margen de maniobra en cuanto a permitir cargas desequilibrantes en cualquier sentido, (me estoy refiriendo a pasar noches de “farra”, jornadas de trabajo exhaustivas y entornos nocivos, tanto morales como ambientales) y eso mismo es lo que hacen esos hábitos saludables, al mantener equilibradas las cargas, tardará más tiempo en inclinarse peligrosamente en cualquier sentido de la balanza, pero nunca te creas que te están vendiendo salud, ni elixires de juventud, que no hay.
Mejor deberían publicitarlos como: Tome un XXXX al día y retarde su deterioro un poco… pero claro es poco agradable que nos recuerden lo inevitable, preferimos mejor un “buen cuento chino”, y es que al fin y al cabo añoramos nuestra infancia, donde todo era posible.




Bien, esto en cuanto al periodo temporal de nuestro ciclo vital, donde una vez acabado, nuestros componentes minerales acabarán reciclándose con la naturaleza, ya hemos gastado nuestras posibilidades vitales logrando con nuestro equilibrio balanceado aguantar y prolongar la máxima expectativa.

Hay que reconocer que logramos “importantes” hitos humanos, algunos llegaron a acumular mucho, otros también pudieron ganar honores…

¿Pero de verdad se fue productivo?
Todo lo perteneciente al mundo pasa, nada queda, ningún afán permanece, nunca es bastante, al final de la vida solo queda un nombre misterioso como en Ciudadano Kane  Rosebud”.

Mi frase favorita: “Es una persona muy pobre, solo tiene dinero”.


En nuestro balancear de vida, dejamos aparte lo más importante, lo único importante de verdad: los buenos hábitos espirituales, éstos nos preparan el equipaje para el gran salto hacia la eternidad, ese viaje que los que creemos esperamos poder hacer y lo deseamos fervientemente, hasta el punto de denostar de nuestro cuerpo que se comporta como un ancla  que nos impide  partir, hoy en  mi madurez entiendo el verso de santa Teresa:


Vivo sin vivir en mí
y tan alta vida espero          
que muero porque no muero.
 

Para leer el poema completo: http://www.ciudadseva.com/textos/poesia/esp/avila/vivo_sin_vivir_en_mi.htm

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *