lunes, 8 de junio de 2015

La importancia de “los importantes”





¿Que es importante en la vida?
¿Quiénes son los importantes?
¿Nos dan algo los importantes?

Tres preguntas que me han sido contestadas en los últimos tiempos, las respuestas no eran las que yo supuse cuando me interrogaba a mi mismo al respecto; como suelo hacer a menudo, 1º me interrogo y espero un tiempo hasta que la vida me da las respuestas.

No hace mucho “un señor muy importante”, durante nuestra charla,  me tentaba diciéndome que ganaría mucho dinero publicando, intentaba que iniciara la publicación de algunos de mis libros por Armazón, ante mi desidia en publicarlos, pues yo sostenía que a casi nadie le interesaría y es muy difícil tener alcance mediático como ahora se dice.
Me decía para apoyar sus tesis, que era cuestión de que alguien con muchos seguidores diera publicidad a alguno de mis escritos, y para probar esto mismo que decía, me instó a que le mandara la notificación cuando publicara en alguna red social un artículo, que si era bueno (él juzgaría si lo era o no), que él haría RT y vería el efecto que tendría sobre toda mi obra.
Ahora veo claro el por qué algunos  se pierden por el RT de un “personaje” (a los que incluso les imploran el famoso RT, en un tuit lastimoso).

Efectivamente, ante el RT de un “importante” pueden entrar varios miles de visitas al artículo, cierto, pero sin sustancia.
Quedan claro varias cosas:
Que han curioseado el artículo siguiendo la pauta del “señor importante” varios miles.
 ¿Pero cuántos han entendido el mensaje?
¿A merecido la pena “la pleitesía dada al “señor importante” para conseguir el RT?
¿Es más, los que han seguido la pauta del “señor importante” saben leer?
¿Cuántos de esos miles han dejado algún mensaje o comentario al magnifico artículo que ha merecido el placet del “señor importante” (pues ya dijo que si era bueno haría el RT) o cuantos han vuelto a leer el resto de tu obra?

Cierto también que solo visitaron esa entrada, ni siquiera tuvieron la curiosidad de ver más.

He de dejar claro que no ha sido mi caso, pues no cedí ante la tentación de ser RT por el “señor importante”, ha sido la experiencia en  cabeza ajena (que es más cómodo) de un amigo que se prestó a ser “el negro” de mi experiencia con mi “señor importante”.
Mi “cabeza de turco” es autor muy ingenioso e incisivo al  que admiro bastante, solo que es esclavo del ansia de ser conocido, un ansia que le está pudriendo por dentro, yo le animo a pasar de esas vanidades (inútilmente al parecer), pues sigue quemándole por dentro la pasión de la vanidad.

Ni siquiera las referencias a renombrados genios de las letras que solo triunfaron post mortem le animan a abandonar necedades mundanas.


Las respuestas a las preguntas:

¿Que es importante en la vida?: Irte a dormir a la noche sabiendo que te vas a dormir plácidamente, que incluso tendrás que hacer un esfuerzo para rezar tus oraciones sin caer dormido. Inequívoca señal de que nada te deben ni nada debes, de que nada temes, ni siquiera el no despertar.

¿Quiénes son los importantes?: Los importantes no son los que  creen serlo, ni quienes  visten con ropajes para parecerlo, ni quienes ocupan las tribunas o presiden las mesas, ni quienes  gastan ingentes cantidades en SEO para ganar reputación en los medios.
Importante es el que aporta algo bueno a la comunidad sin esperar contraprestación alguna, el que da, no el que vende o permuta.
El que ama a su prójimo como a él mismo.

¿Nos dan algo los importantes?: Los verdaderos importantes nos dan sus frutos, su sombra nos toca y nos beneficia o nos sana solo con su proximidad, son “buenos árboles” que nos dan sombra, y bajo la sombra de esos auténticos importantes merece la pena estar, el resto es vanidad y necedad.

Y esos no compran miles de seguidores en las redes sociales, y siempre siguen o están cerca de los que le siguen, porque les importa y no le es menoscabo seguir a un “Don nadie”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado / también vale para suscripción por email

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *