sábado, 19 de enero de 2019

Cartas a mi madre y II



Sábado 11 de mayo de 2002

Querida madre: Te acuerdas de cuando tenía 17 años y estuve cobrando morosos, ya sé lo que sufriste entonces con los peligros que arrostraba, pues he ido a una entrevista de lo mismo, tranquila, solo ha sido con intención de curiosear.
Tras unos breves momentos esperando que me reciban, lo hace un tipo de unos treinta y tantos años excesivo de gordo y con cara de tipo de cuidado.
El ambiente no refleja mucho nivel, el tipo gordo me da la mano (una mano gruesa, blanda y suave, seca y cálida), me espeta sin preámbulo: - Aquí hay que tenerlos muy bien puestos.
Después pasa a explicarme, que hay que cobrar a unos morosos, que hay que hacer de detective, que hay que hacer muchas horas, que tendremos que ser desagradables.
Que tendremos que perseguirles.
En el aspecto económico, ni te cuento, 100.000 pesetas más comisión del 10% de todo lo que pase de un millón cobrado.
Como veras, la cosa no es merecedora de más comentarios, me despido cortésmente y hasta otra cosa mariposa.


Peste de vida...

Hasta la próxima, te quiere Antoñito.
......................................................................................

Querida madre: He cometido una injusticia histórica para con mis compañeros casados, ¿te acuerdas lo que les criticaba respecto de su egoísmo al tener dos varas de medir, o dos cajas, una para sus gastos y otra para la familia?, pues estaba en un error, eran de lo mas justo y lógicos.
Por lo que constato en mi experiencia personal, es necesario por un equilibrio de justicia elemental, el disponer de dos cajas.
También te comento que he aprendido que las mujeres calculan constantemente todo en todas las vertientes que puedan ser mas beneficiosas para sus intereses, a fin de poder escoger la mas conveniente para ellas... si son madres, hay que contar que su instinto maternal lo tendrán muy presente (aquí podemos añadir, y tu como madre te estarás enterando) aún en contra de su interés personal al que relegarán a favor de sus criaturas (son su talón de Aquiles).
El varón es objeto exclusivo de uso y disfrute por ella y sus criaturas, es decir: es ó ha sido creado para el desarrollo del núcleo procreado, de este modo se explica la selección que en cada momento realiza la hembra de la especie humana.
Aunque la hembra se equivoca (muy a menudo) posiblemente por fallar el sistema de roles imperante en la sociedad actual.
Tomamos como dato significativo, la enorme cantidad de parejas deshechas con hijos que hay, y van en progresivo aumento.
No imagino que clase de medidas estarán estudiando para reponer los valores necesarios que aseguren el mantenimiento de la familia.
Me he cansado de filosofar, hasta otra se despide tu hijo que te quiere  Antoñito.

.......................................................................................

Querida madre: como ya te comenté en otra ocasión los ingratos están recibiendo ya su premio. La vida es mucho mas cruel en sus dádivas que cualquiera vengándose, nadie por retorcida que sea la persona, puede elaborar un plan mas agresivo, por eso he llegado a la conclusión que para defenderme de mis agresores lo mejor es dejárselo a la propia vida... que les dará lo ajustado y en donde más les duele (¿Quiere decir esto mismo la Biblia cuando dice? "Mía es la venganza dice el Señor")
Hoy tengo poco tiempo, ya proseguiremos con este tema, que no ha hecho nada más que empezar.

Hasta otra se despide tu hijo Antoñito que te quiere.
...................................................................

Querida madre: Como tu decías, a cada cerdo le llega su San Martín, ¡Que verdad esconde esta frase!
La Providencia, castiga casi en el acto las malas acciones (de esta creencia viene mi zozobra por las vicisitudes que estoy pasando), Alguien próximo a mi entorno que no quiero mencionar creo que sufre un herpes genital que le impide realizar actividades sexuales, eso a alguien que es una persona muy promiscua, es el mayor castigo e inmediato que puede recibir.
Hay otro cerdo que se está ganando día a día y a pulso una respuesta de la Providencia, estaré atento al resultado de la misma (cada vez me resulta más interesante vivir, solo por comprobar la veracidad de esta creencia).
Estoy tan presionado que me gustaría que me echases una mano si ello fuera posible.

Sin otra cosa por el momento se despide tu hijo que te quiere infinitamente Antoñito.

............................................................................

Querida madre: El empleo de camarero ha sido todo un reto para mí, y una experiencia provechosa...
He demostrado y me he demostrado de lo que soy capaz.
He llegado a la conclusión de que la hostelería es la antesala del infierno... donde se desatan todos los malos instintos del ser humano.
Te someten a las humillaciones y a los extremos más desagradables de la sociedad, no te exagero nada, no se puede hablar bien de este gremio, califica a quién hable bien de él.
En la hostelería sólo está quién no tiene mas remedio que estar por no tener otro medio de ganarse la vida, (yo lo he comparado con la prostitución forzada)aunque el ganarse la vida de manera honrada se dice que dignifica a la persona, en ningún momento me he sentido digno, al revés, he sentido como perdía mi dignidad de persona a cada momento solo la recuperaba cuando robaba al amo en la recaudación o al cliente le estafaba en su dinero o en el producto que le daba.
Un trabajo muy cansado, que solo te hace sentir digno cuando realizas acciones malas... no puede ser bueno. 
Por supuesto no es la misma valoración la que merece un cliente que quiere saciar su necesidad de alimento, que el que quiere saciar su necesidad de alcohol, o la de sentirse alguien con el halago falso o la humillación del camarero. Se considera un camarero excelente si da el tratamiento de señor al que no tiene tales merecimientos, si recuerda los hábitos de consumo de un ser insignificante.
Se tiene por blasfemia grave el no observar este último extremo, también se exige el manifestar públicamente estar totalmente de acuerdo con estos sujetos hasta en los extremos mas inmorales que manifiesten, por mas asco que nos den sus manifestaciones.
En la hostelería todo el mundo roba, de distintas maneras, pero todo el mundo lo hace.
El amo a sus clientes con sus productos adulterados e inflados en sus plusvalías, a los empleados con sus contratos leoninos (te pagan un 50% en dinero no declarado) unas jornadas fuera de convenios laborales, sin descansos ni derechos, con un trato degradante, aprovechándose de la falta de empleo, a la hacienda pública con sus plusvalías no declaradas, a la seguridad social con salarios no declarados etc.
Los clientes exigiendo un producto que va dado por personas maltratadas en su dignidad y persona, sin consideración a las jornadas extremas (solo se van del bar cuando les da la gana, aunque sepan que el camarero ha terminado su jornada y que no se les va a pagar el exceso de horas), y algunas veces el actuar de forma dolosa para tratar de dañar al camarero solo por simple placer de dañar a alguien.
También gastándose el patrimonio de su familia, que lo dedican a consumir alcohol o en jugar a la tragaperras en detrimento de las necesidades de su familia.
Y el empleado atracando la recaudación... las dosis de alcohol, reciclando el aperitivo aunque se haya caído al suelo o lo pisen las cucarachas.
Como veras un paraíso.
He terminado en este sitio y ahora estoy buscando dónde emplearme.
Necesito que me ayudes.

Sin nada mas para no cansarte, tu hijo que te quiere Antoñito.

..................................................................

Querida madre: No sé si me ayudaste o no, pero no ha sido mala la experiencia aunque pueda parecer lo contrario.
La pasada por los vertederos la considero benéfica en extremo para mí personalmente. 
Vuelvo a necesitar ayuda.
Pero más permanente, creo que los que me rodean han aprendido la amarga lección, con algún matiz.
Yo mismo (en otra ocasión te lo explico) he aprendido algo.
Hasta otra ocasión se despide de ti tu hijo que te quiere Antoñito.

.........................................................

Querida madre: Como tú ya sabes, Dios escribe derecho por caminos torcidos, La hija mayor es muy calculadora  y su esposo también, todo lo calculan e intentan manipular a todo el mundo.
Programaron tener otro hijo, en fecha y circunstancias,  a saber: eligen fecha para tener un embarazo cómodo, el momento laboral para que la despidan y cobrar el subsidio de paro, y simultanear el cómodo trabajo del marido y la atención a la niña pequeña, los últimos meses del embarazo lo solucionan yéndose la madre a su casa a cuidarla, sin importar si se quedan solos esposo e hijo o en el peor de los casos se vendría a casa de mamá.
Pero el destino es cruel con ellos.
Mi ruina sobrevenida, viene a alterar todos los planes.
La mamá se tiene que poner a trabajar, la falta de dinero lleva a recortar de manera drástica gastos...
Sin calefacción no se está cómodo, por lo que el venir sobra, nos estamos calentando con palés que recojo como un trapero de la calle, llevo gastados mas de cuarenta, además de tres árboles que he cortado en el jardín y de toda la madera para barbacoas que había en existencias, incluidos los muebles de desecho.
Mamá no puede dejar de trabajar, por lo que el irse con ella está de más.
Han dejado de venir a pegarse las mangas y se les está viendo el plumero.
En cuanto a mis trabajos basura, hay que hacer una reflexión.
Cuando he ganado mucho, se tiende a gastar mucho, no agradecer nada y dejar de trabajar para atender los numerosos  parásitos.
¿Es mejor un trabajo peor pagado, aunque descansado, que obligue a trabajar a todo el mundo y no permita excesos de nadie?
Ya se ha constatado que cuando se ha ganado mucho, la atención a mi persona era proporcionalmente peor, a más calidad para ellos, peor trato para mí.
Te dejo querida madre, me voy a mis quehaceres domésticos, y a tocármela un poco, en espera de esta tarde que iremos a Madrid para llevar a la niña al médico y yo asistir a una entrevista de trabajo.

Se despide tu hijo que te quiere, Antoñito.
....................................................................................



15 de febrero 2004

Querida madre: muchas cosas han pasado por encima de nosotros, como sé que ya sabes, me guardo de repetirlas.
Los malos reciben puntualmente las bofetadas sin retraso ninguno.
Por lo demás seguiremos adelante hacia nuestro destino kármico.
Creo esta vez no haberme desviado mucho, (o eso espero).

Hasta otra querida madre, te besa tu hijo Antoñito.


01/01/2009


Querida madre: Han pasado cuatro años desde la última carta, muchos sucesos han ocurrido, importantes y de mucho calado.
He comenzado una nueva vida, he partido de cero, con más años, menos salud y ningún dinero.
El no tener dinero ha sido positivo, pues me ha permitido saber quienes estaban dispuestos a ayudarme y de que manera. También me ha servido para tomarme la medida como persona. Creo que a día de hoy mi persona se ha revalorizado de manera importante (y eso se nota en todo lo que me rodea y sucede).
Dispongo a día de hoy del capital con el que empecé, exactamente el mismo, pero no lo he usado, me estoy manteniendo con mis propios recursos y creciendo, adaptándome a lo que dispongo, no por avaricia, solo como disciplina prudente.
La experiencia pasada, de suplicio y tormento, me ha valido para hacerme más fuerte en mis convicciones morales, ahora valoro de manera mas clara lo importante de la vida, disfruto de ella en sus mas triviales matices y gozo con ser generoso con las personas en general, saco bastante satisfacción en realizar buenas acciones, y me solazo al observar como el mal no compensa.
La salud de este envoltorio temporal, que es mi cuerpo, a veces me juega malas pasadas, pero trato de superarlas en la medida de lo posible,
Ahora estoy ante otro reto que la vida me ofrece, lo voy a intentar, pero con la nueva visión de la vida creo que lo voy a superar.
No obstante me seguirá viniendo de perlas tu protección que hasta ahora ha sido muy efectiva,

Hasta la siguiente carta se despide tu hijo que te quiere  Antoñito.





2 comentarios:

  1. Gracias por compartir unas palabras tan íntimas con nosotros. Yo también a veces escribo para mi yo futuro. TAl véz algún día me anime a exponerlo como lo has hecho tu.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Gracias amigo Mínimo por tus palabras que aprecio mucho, pues como dijo Ortega: soy yo y mis circunstancias; que muchas veces si no las conoces no comprendes lo que viene después.

    ResponderEliminar

Formulario de contacto en privado invisible al público.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *