martes, 31 de diciembre de 2019

Año 2020

Iba a desearos buen año 2020, pero este año ya no voy a desear una falacia apoyada en una superstición que es comer doce uvas, con un gorrito de feria en la cabeza y ropa interior de color rojo como apoyo.

Vaya por delante que apoyo las reuniones de familiares y amigos, que da igual la fecha que sea, pues cualquier excusa es magnífica para socializar con los que amamos, y si en la reunión hay alguien que nos caiga mal, aprovechemos para ponernos en paz con esos.

Tened en cuenta, aunque nadie lo desconoce, que el próximo año cosecharemos lo que hemos sembrado en el que termina, que no siempre seremos nosotros los únicos responsables, pero sí habremos sido como poco algo responsables.

¿Cuántos de nuestros buenos propósitos que hicimos el último 31 han sido sólo unos propósitos fallidos desde el principio, porque entre otros factores ya no los creímos entonces y solo lo confiábamos a "la superstición"?

¿Vamos ha aprender en este, y haremos unos propósitos que nos creamos?

Solo voy a desear que nuestros propósitos (los buenos) seamos capaces de llevarlos a término, al menos en parte.
Hasta la socorrida salud, depende así mismo de nuestra voluntad de ser comedidos y prudentes, pues los excesos que nos gobiernan la existencia influyen mucho en ella; hasta aquí nada que ya no sepáis, pero por favor no engañemos a nuestros niños enseñándoles mentirosas "tradiciones de uvas" y demás parafernalia, explicarles lo que tiene de bueno el estrenar la nueva fecha con una reunión familiar, con comida y golosinas y hasta está bien "el teatrillo" de las uvas, si se les explica antes, que lo entenderán, que el año venidero será bueno si lo enfrentamos con buenas herramientas, que la supuesta magia no existe y es una superstición estúpida que a nada conduce, nada más que al engaño y a la frustración.

Deseo de corazón que seáis capaces de hacerlo y os traslado mis mejores deseos para vosotros y vuestras familias en el difícil año 2020.

Los que tenéis casa y familia, acordaros de quien no la tiene, y ese puede ser un buen propósito  para el que entra, seamos más solidarios y más misericordiosos durante el próximo año con la "otra familia" que aunque no sea biológica, es también familia nuestra .

FELIZ AÑO 2020

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto en privado invisible al público.

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *